Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

el fuerte aumento de presupuesto de la generalitat 'obliga' a dar a la cmvc 11 millones más

Compromís enmendará el Presupuesto para que À Punt tenga 66 millones en 2019

6/11/2018 - 

VALÈNCIA. El pulso por el incremento del presupuesto de À Punt en el próximo ejercicio se decantó este miércoles a favor del Consell, pero el resultado no es definitivo. El conseller de Hacienda, Vicent Soler, presentó el proyecto de ley de las cuentas de 2019 en el que figuraba que la nueva radiotelevisión valenciana mantendría los 55 millones de euros que tuvo este año. La problemática con el capítulo de personal, aseguró, debería resolverse en el trámite de enmiendas a la Ley de Acompañamiento en Les Corts. Sin embargo, Compromís no está dispuesto a que esta sea la última palabra en este tema.

La coalición valencianista quiere presentar una enmienda a los Presupuestos en las próximas semanas para que los fondos públicos destinados a la Corporació Valenciana de Mitjans de Comunicació (CVMC) lleguen a 66,3 millones de euros. Una cifra que desde el grupo parlamentario justifican en el artículo 38.1 de la ley de creación del ente que establece que las compensaciones para el cumplimiento de las obligaciones de servicio público "se consignan en los presupuestos de la Generalitat, de acuerdo con el contrato programa" y nunca podrán "suponer un importe inferior al 0,3% o superior al 0,6% de estos". 

Esto es, la ley del Servicio Público de Radiodifusión y Televisión de Ámbito Autonómico aprobada en 2016 establece que el presupuesto de la nueva televisión pública debe diseñarse cada año de acuerdo con esa horquilla tomando como referencia la cifra global de las cuentas del Gobierno valenciano. Gracias a la fuerte subida de los ingresos dudosos, el presupuesto total de la Generalitat para 2019 alcanza los 22.096 millones de euros -incluido el servicio de la deuda por 5.783 millones-, de manera que los 55 millones de euros asignados para el próximo ejercicio no alcanzan el mínimo del 0,3%, sino que esta partida tan solo representa el 0,25% del total de las cuentas autonómicas. 

El president de la Generalitat, Ximo Puig, durante una sesión de control en Les Corts. Foto: KIKE TABERNER

Con esto, el grupo parlamentario que lidera Fran Ferri quiere adecuar a través de una enmienda el presupuesto de la Corporació al mínimo establecido en la ley, que actualizado se quedaría en 66,3 millones de euros, once más de lo presupuestado. De lo contrario, aseguran, se estaría incumpliendo la norma que regula la CVMC aprobada casi al inicio de la legislatura porque la ley de Presupuestos de 2019 no ha tenido en cuenta este mecanismo a la hora de validar el diseño de sus fondos. 

De hecho, ha sido el fuerte incremento del 9,9% de las cuentas del Ejecutivo valenciano para el próximo año el que ha terminado provocando este incumplimiento. De haber sido menor el aumento del Presupuesto de la Generalitat respecto al ejercicio anterior, los 55 millones no hubieran quedado tan lejos de la cuantía que debían recibir por ley. O lo que es lo mismo: el porcentaje que representarían esos 55 millones quizá no sería tan bajo respecto al total de las cuentas. 

Dudas sobre qué ley prevalece

Ahora bien, fuentes de Compromís también admiten que aunque ambas leyes -la de la CVMC y la de Presupuestos de la Generalitat- colisionen entre sí, la segunda no se esboza teniendo en cuenta el resto de normativas. Por lo que, aunque con el presupuesto actual se estuviera incumpliendo la ley de del Servicio Público de Radiodifusión, desconocen si se tendría obligatoriamente que adecuarse a ella, dado que la de Presupuestos también tiene rango de ley. 

Estudios de À Punt. Foto: KIKE TABERNER

Límite de personal

A pesar de todo, los 66,3 millones de euros que representarían el 0,3% del presupuesto total de la Generalitat, seguiría siendo insuficientes para salvar el problema legal que tiene actualmente el ente con el límite presupuestario establecido para el capítulo de personal. 

En este sentido, conviene recordar que el pasado mes de mayo Les Corts aprobaron una modificación de la ley que regula la televisión pública -a través de una enmienda de Ciudadanos a la norma del Consell del Audiovisual- en la que se limitaba el gasto de personal de la Corporació a un tercio del presupuesto total. Con la plantilla actual, el capítulo de personal se elevó este año hasta los 23 millones de euros, por lo que el presupuesto de 55 millones de euros resultaba insuficiente para cumplir esa limitación presupuestaria.  

Con este escenario, fue la propia directora general de À Punt, Empar Marco, la primera en advertir en su última comparecencia en el Parlamento valenciano que el presupuesto de la CVMC era "justo" y debía verse incrementado en 2019. Pocos días después el Consejo Rector remitió su propuesta de anteproyecto de ley de presupuestos para el próximo año a la Conselleria de Hacienda que dirige Vicent Soler con un incremento de 14 millones de euros hasta llegar a 69. La cantidad necesaria para no tener que reducir personal. 

Enrique Soriano, Ximo Puig y Empar Marco. Foto: KIKE TABERNER

Sin embargo, el jefe del Ejecutivo valenciano, Ximo Puig, zanjó el debate apenas una semana después: "No habrá aumento presupuestario en la nueva radiotelevisión valenciana. Tendrá que conformarse y ceñirse con los 55 millones de euros este año". Una afirmación que cerró la puerta definitivamente a que el presupuesto se incrementara en un 25% como pedía la CVMC. 

Moratoria legal

Para resolver el conflicto y evitar el despido de parte de la plantilla si el presupuesto de 55 millones se mantenía, PSPV y Compromís se plantearon semanas atrás introducir a través de la Ley de Acompañamiento una moratoria para suprimir ese límite presupuestario o dejarlo en suspensión hasta que los fondos de À Punt pudieran verse incrementados en los años siguientes. 

Una solución que, no obstante, sigue sin agradar a Podemos que todavía no aclara qué votará llegado el momento. Sus votos, cabe apuntar, son necesarios para que salga adelante la moratoria propuesta porque socialistas y valencianistas sólo suman 42 diputados. 

Noticias relacionadas

next
x