Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

fit for weddings cuenta su experiencia

Cómo ser wedding planner ahora que no suenan campanas de boda

La empresa de Laura Carda y Andrea Martínez nació en Castelló y lleva más de cinco años triunfando a nivel nacional en el sector eventos 

15/04/2020 - 

CASTELLÓ. La primavera es la estación de las bodas por excelencia, la temporada alta para floristas, fotógrafos y fincas. Y también, para las organizadoras de bodas, un sector que hasta hace unos años parecía como algo reservado para películas de domingo por la tarde. ¡Ay! Aquella escena con Jennifer López y Matthew McConaughey eligiendo las flores en Planes de boda... Pero, volviendo a los días que corren lo cierto es que el Covid-19 ha vuelto del revés al mundo entero y ha golpeado de lleno a los sectores económicos que se generan alrededor de los eventos y las bodas. 

Laura Carda y Andrea Martínez llevan en el mundo de la organización de eventos más de 10 años, pero fue en 2015 cuando decidieron arriesgarse y dar el salto a emprender un negocio propio juntas. Así, desde Castelló nació Fit for Weddings, una empresa de organización de bodas que a día de hoy triunfa a nivel nacional y ha sido elegida entre las 20 mejores de España por revistas especializadas como ¡Hola! o Telva novias.

Ahora han visto como el coronavirus ha obligado a aplazar todas las bodas que tenían previstas para mayo y abril y también han tenido que reprogramar enlaces de junio. "Lo estamos afrontando con tranquilidad, estamos acostumbradas a la estacionalidad, lo planteamos como algo que pasará y volverán otra vez las bodas" cuenta Andrea.

"Estamos acostumbradas a la estacionalidad, lo planteamos como algo que pasará y volverán otra vez las bodas".

"Los proveedores están siendo muy flexibles a la hora de reprogramar, nos están poniendo muchas facilidades", explican desde Fit for Weddings, aunque admiten que están comenzando a plantear bodas en viernes para poder cuadrar las fechas de fotógrafos y fincas. 

Andrea y Laura aseguran que lejos de lamentarse, están "aprovechando esta etapa para trabajar en cosas que antes no teníamos tiempo, estamos haciendo mucho trabajo interno".  "Durante este período de estado de alarma nos estamos centrando también en nuestra tienda online", cuenta Andrea Martínez.

Para las fundadoras de esta empresa, las redes sociales han sido un elemento clave de su éxito. Pese a que están radicadas en Castelló, aseguran que no ha sido un impedimento para tener clientes por toda España. "Desde el principio quisimos enfocar Fit for Weddings a nivel nacional, aunque ahora tenemos un gran porcentaje de clientes de la provincia" cuentan.

Ahora, en pleno confinamiento, las redes sociales siguen siendo sus grandes aliadas. "Intentamos hacer encuestas y cosas divertidas en nuestro perfil de Instagram, también estamos resolviendo las dudas y preguntas que podemos a las novias que se casan este año y están preocupadas", Andrea y Laura saben que mantenerse activas en redes y en contacto con su público es algo esencial.

Ejército de costureras

Además, han decidido aportar su grano de arena y sumarse a las decenas de iniciativas solidarias que han surgido a raíz del confinamiento. "Estamos colaborando con la empresa Bimani13 que nos provee la tela para confeccionar mascarillas", desde Fit for Weddings han creado una red de mujeres de la provincia de Castellón que cosen las mascarillas y ya han conseguido confeccionar 5.000 que se reparten en centros de mayores. 

 

Ante una situación inédita como la pandemia del Covid-19 todos los sectores afrontan con incertidumbre una realidad que sin embargo, ha abierto las puertas a las empresas para repensarse y reinventarse. Las redes sociales y la solidaridad se han erigido como una tabla de salvación ante un contexto incierto. 

Noticias relacionadas

next
x