X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la formación naranja logra 6 diputados por valencia

Ciudadanos roza el 'sorpasso' al PP y Rivera competirá con Casado por liderar la oposición

28/04/2019 - 

VALÈNCIA/MADRID (VP/EP). Ciudadanos es uno de los partidos que ha salido triunfante de las elecciones generales al situarse como la tercera fuerza nacional tras cosechar más de 4 millones de votos y obtener 57 escaños, con lo que ya pisa los talones a un PP que, aunque se mantiene como segunda fuerza solo supera a la formación naranja en poco más de 200.000 votos y 9 diputados.

Con el 99,41% escrutado, la formación naranja ha cosechado en estas generales, las terceras a las que se presenta, su mejor registro desde 2014, cuando midió sus fuerzas a nivel nacional con las elecciones europeas de ese año. En concreto, ha sumado un total de 4.110.416 sufragios en la cita de este domingo, lo que supone un 15,85% de apoyo a nivel nacional y 57 asientos en el Palacio de la Carrera de San Jerónimo, 25 más de lo que hasta ahora ocupaba.

Los buenos resultados que se anotan este domingo los de Albert Rivera lesn han permitido supera al PP en cinco comunidades: Andalucía, Aragón, Cataluña, Madrid y Baleares. En la Comunitat Valenciana, Ciudadanos se ha quedado a 16.367 votos del PP y ha logrado seis diputados, uno menos que los populares.

En los últimos días en el cuartel naranja las encuestas que manejaban les situaban en un empate técnico con el PP, sobre todo a raíz del buen papel que consideran que hizo su líder en los dos debates electorales a cuatro, de los que Rivera salió muy satisfecho por el papel protagonista que tuvo.

Según aseguraban en Ciudadanos, ambos duelos televisivos sirvieron al partido para arañar algunos votos a los hasta entonces electores indecisos. Entonces ya hablaban de que lograrían medio centenar de diputados.

Tanto era el optimismo que reinaba entre los naranjas que Rivera y los suyos no hacían más que repetir que este domingo el partido iba a "dar la campanada". De hecho, ya señalaban que una participación superior al 70% –cercana al 76%– beneficiaría tanto al PSOE como a ellos, como así ha sido.

Lo cierto es que la formación 'centrista', que cerró un acuerdo con Unión, Progreso y Democracia que en las elecciones de 2016 sumó 50.247 votos, ha incrementado en casi un millón de votos sus apoyos en relación con las últimas generales, logrando auparse a la tercera plaza y situándose en la antesala para desbancar al PP y convertirse en el futuro líder del centro derecha.

Por tanto, la estrategia de la Ejecutiva de Ciudadanos de vetar al PSOE en los pactos postelectorales, anunciada mucho antes del inicio de la campaña electoral, ha surtido efecto. Está por ver si el partido naranja se mantiene en esa posición en caso de que le tantee Pedro Sánchez, con el que suma mayoría absoluta (180 diputados), ya que con el PP y Vox se quedarían con tan sólo 147 escaños, esto es, a 29 de la mayoría absoluta.

Además de haber dado el sorpasso al PP en Andalucía, Aragón, Cataluña, Madrid y Balares, Ciudadanos ha conseguido que su estrategia de la España rural haya dado sus frutos, pues ha logrado entrar por primera vez en Extremadura y La Rioja, y volver a tener representación en Castilla-La Manch y Galicia y mejorar sus datos de Castilla y León.

Se le resiste el País Vasco

Además, ha aumentado su presencia en Madrid y Andalucía, sobre todo, pero también en la Comunidad Valenciana y Aragón. Por tanto, la única comunidad que se le sigue resistiendo hoy por hoy a los 'naranjas' sigue siendo el País Vasco, donde ha obtenido 39.919 sufragios (un 3,14%).

En concreto, Andalucía, donde actualmente Cs gobierna en coalición con el PP de Juanma Moreno, es la comunidad con mayor número de diputados. De los 7 actuales sube a los 11 (11,70% de los votos) y asegura la presencia en el Congreso del secretario general del partido, José Manuel Villegas, que era cabeza de cartel por Almería.

Pero es Castilla y León donde la formación naranja ha tenido uno de sus mejores resultados pese a la crisis que se abrió en esa comunidad tras la sombra del 'pucherazo', pues ha pasado de tener sólo un diputado por Valladolid a sumar ahora 8, lo que supone un apoyo del 18,80%. De las provincias que la componen, sólo en Soria no han obtenido representación.

Parecido escenario se dibuja en Castilla-La Mancha, donde no consiguió ningún diputado en las generales de 2016 y donde ahora ha cosechado 4 escaños (18,90% papeletas), lo que garantiza que el portavoz parlamentario y ahora cabeza de lista por Toledo, Juan Carlos Girauta, siga en la Cámara Baja.

De 6 a 8 escaños ha subido Cs en Madrid; de 1 a 3 en Aragón; de 5 a 6 en la Comunidad Valenciana; de 0 a 2 en Extremadura y Galicia; y de 0 a 1 en La Rioja. La formación naranja se ha mantenido en Cataluña, donde ha obtenido 5 escaños, y se ha quedado por debajo del PSC y En Comú Podem, con el 11,56% de los votos.

En el Senado, por su parte, los de Albert Rivera también ha conseguido entrar por primera vez con tres senadores electos, que se sumarán a los 6 por designación autonómica que ya tienen su sillón en la Cámara Alta.

María Muñoz cabeza de lista de Ciudadanos al Congreso por Valencia. Foto: KIKE TABERNER

Hace cuatro años, en los comicios de diciembre de 2015, Cs se estrenó en el Congreso con 40 diputados y un apoyo de 3.514.528 electores (13,98%), pero en las elecciones celebradas seis meses después, en junio de 2016, tras el fracaso de las negociaciones para la conformación de gobierno, sus resultados empeoraron.

Durante ese tiempo, Ciudadanos cerró un acuerdo de investidura con el candidato del PSOE, Pedro Sánchez, que no prosperó, y que supuso que en la segunda cita con las urnas lo de Albert Rivera se dejaran por el camino 8 diputado y medio millón de votos que, previsiblemente, regresaron al PP.

En ese nuevo escenario, los 'naranjas' negociaron un acuerdo de investidura, esta vez con el candidato del PP, Mariano Rajoy, que finalmente, y gracias a la abstención del PSOE, permitió que el líder 'popular' se mantuviera casi tres años más en el Gobierno y que no tuvieran que tripitirse las elecciones.

Ese acuerdo con el PP aumentó el protagonismo de Cs en esta última legislatura, puesto que sus 32 diputados eran clave para Mariano Rajoy consiguiera sacar adelante sus cuentas y diversas iniciativas parlamentarias.

Sin embargo, la moción de censura protagonizada por Pedro Sánchez, que Cs rechazó, provocó que su papel menguara y que se lanzara al ataque contra el líder socialista, una estrategia que ha mantenido en el tiempo y que, tras conocerse los resultados del domingo, ha resultado ser exitosa.

Noticias relacionadas

next