Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Calviño defiende ante el Eurogrupo medidas inmediatas contra la crisis del coronavirus

24/03/2020 - 

VALÈNCIA. La vicepresidenta y ministra de economía del gobierno español, Nadia Calviño defiende  esta tarde ante el Eurogrupo que “el momento adecuado para tomar las medias económicas para hacer frente al coronavirus es ya”. 

En videoconferencia desde Bruselas previa a la reunión del Eurogrupo, Calviño ha evitado dar cifras concretas y ha explicado que pedirá que se adopten todas las medidas “necesarias” para que la cláusula de escape aprobada ayer por el Consejo de ministros dela Union Europea (UE) sea efectiva, es decir todos los instrumentos que permitan dar liquidez a los Estados y que les permita activar la economía con inversión y gasto público. Nadia Calviño espera que una respuesta europea a la crisis de forma solidaria, que se presentará al Consejo Europeo que se celebra a finales de semana.

La ministra enumeró todos los instrumentos financieros que la Unión está activando para paliar los efectos económicos de la pandemia “apoyando a las empresas y a las personas vulnerables”, como son el Banco Europeo de Inversiones (BEI), el Fondo europeo de Inversiones (FEI), el Banco Central Europeo (BCE) y las ayudas estatales. Respecto a los llamados “coronavirus”, expresó que “el nombre no importa”, siempre que se trate de un “instrumento de ayuda coordinada” entre los Estados para no estigmatizar a los que lo pidan. Es por ello que tampoco quiso entrar en la posibilidad de que España se acogiera al fondo del MEDE o incluso aceptara un MoU (siglas en inglés del memorandum de entendimiento), cuya ayuda estaría avalada por el Estado, como ya ocurrió durante la última crisis financiera con las ayudas a la Banca.

En este sentido, Calviño insistió en que “España quiere activar cuanto antes todos los instrumentos para tener una liquidez efectiva para las empresas y un reaseguro de desempleo para los ciudadanos”. La ministra señaló que ésta será una crisis económica y social “y no se puede dejar desamparados a los más vulnerables”, como ocurrió con la crisis financiera. Por ello, apeló también a los créditos del BEI, como garantía para activar el tejido empresarial europeo. 

No obstante, su premisa principal es que es precisa una “respuesta fiscal coordinada”y un ‘Plan Marshall’ europeo, una vez superada la crisis sanitaria, para que haya un crecimiento  económico dinámico  que evite daños estructurales en la economía”. Ante la posibilidad de que se solicitaran fondos del MEDE para activar la liquidez del Estado, Calviño insistió en que “no es suficiente con proporcionar liquidez a quien lo solicite, sería una solución transitoria y lo que hace falta es una respuesta fiscal”. sobre todo, explicó “hay que evitar una estigmatización de quien pide acceder al MEDE, ya que sería sólo un instrumento transitorio, una primera respuesta positiva de cara a los mercados”. 

Al respecto, el MEDE, añadió, es una linea de financiación especial, condicionada al uso de los fondos, como una red de seguridad frente a los efectos del coronavirus”. No obstante, lo que se planteó es que  fuera “una linea conjunta para varios países”. Y aclaró que “España no tiene pensado activar un mecanismo extraordinario, porque estamos acudiendo al mercado de deuda con resultados de precio muy favorables”. Sólo lo contempló, en última instancia como “un instrumento transitorio para dar una respuesta europa de forma solidaria a la crisis sanitaria”.

Para la ministra de Economía, “estamos en una primera fase en la que el foco está en la crisis sanitaria, pero que ya se ha convertido en una crisis económica y social”, por lo que hay que evitar que se convierta en una crisis financiera”. Ante el Eurogrupo, defenderá que se haga “todo lo necesario para garantizar la estabilidad de los mercaos de deuda y de la moneda euro”. Calviño recordó que , en el momento en que estalló la pandemia, la UE estaba discutiendo el Marco Financiero Plurianual, importante también para “recuperar una senda de crecimiento, así como “cualquier otro instrumento específico que permita a la zona euro tener fuentes propias de financiación”. 

En cuanto al momento en que comenzarán a verse resultados, manifestó que “es pronto, llevamos dos semanas en un régimen de contención reforzada y en un Estado de alarma que se está respetando por la población española”. Calviño reconoció en este punto que el “impacto económico es muy significativo, como lo demuestra la evolución del uso de la energía, el mercado de trabajo…”. Por ello, manifestó que, junto a la respuesta sanitaria, “se exige una base económica para relanzar la economía y evitar el impacto estructural, para que tampoco lo sea social y lleve a las personas a una vulnerabilidad extrema”.

La crisis social es una de las consecuencias que más ha repetido la ministra como efecto del coronavirus a evitar. Pero también se ha detenido en los posibles efectos perversos sobre el euro. “La falta de resuelta pondría en riesgo la moneda única”, ha vaticinado, haciendo recordar cuando en la crisis financiera de 2008 se tambaleó la zona euro. Calviño explicó que se trata de “una crisis de shock simétrico, porque afecta a todos los países por igual” , lo que obligará a Bruselas a tomar medidas drásticas para todos.

Noticias relacionadas

next
x