X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

CaixaBank prevé que España incumpla el objetivo de déficit este año y que continúe en el 2% en 2020

24/11/2019 - 

VALÈNCIA (EP). CaixaBank Research constata que la economía española mantiene su ritmo de crecimiento en un entorno externo "adverso" y que la expansión continuará a un ritmo "moderado", si bien advierte del incumplimiento del objetivo de déficit del 2% de este año y de que permanecerá en torno al 2% el próximo año.

Así lo señala el servicio de estudios de la entidad en su último informe mensual, correspondiente al mes de noviembre, en el que augura una "ligera mejora" en la ejecución presupuestaria en el final de año, pero cree que esa reducción no será suficiente para conseguir compensar el desfase de la Seguridad Social y las comunidades autónomas para el objetivo de déficit público del Gobierno para este año (2% del PIB).

Este objetivo está incluido en el Plan Presupuestario remitido por el Gobierno a Bruselas en octubre, que incluye un escenario inercial para 2020, sin medidas de ingresos adicionales previstas y con solo el aumento de las pensiones (+0,9%) y el salario de los funcionarios (+2%), como medidas de gasto adicionales en 2020. Para ese año, CaixaBank Research estima que el déficit continuará en torno al 2% del PIB, tres décimas más que lo previsto por el Ejecutivo.

Precisamente esta semana la Comisión Europea ha publicado su opinión sobre el plan presupuestario del Gobierno de Pedro Sánchez, en la que advierte de que el borrador "puede resultar en un desvío significativo" con respecto a la senda de consolidación fiscal pactada con la UE. El Ejecutivo comunitario apercibe a España al calcular que registrará un déficit del 2,3% este año y del 2,2% el próximo ejercicio.

El servicio de estudios indica que la economía española se encuentra en "fase de desaceleración", con crecimientos menores a los percibidos en los últimos años, una demanda interna más moderada y un entorno externo "más exigente".

Asimismo, señala que, tras crecer el PIB un 0,4% intertrimestral (2% interanual), los indicadores apuntan a que la expansión continuará a ritmo moderado, en un contexto en el que el sector industrial atraviesa un "mal período", penalizado por el deterioro del entorno exterior, al caer un 0,3% en agosto, mientras que el sector servicios mantiene un "buen desempeño", con "cierta erosión" por la debilidad del sector industrial.

En su conjunto, afirma que los indicadores apuntan a una "moderación paulatina" del ritmo de actividad". El Gobierno prevé que la economía española crezca este año un 2,1% y un 1,8% en 2020, tras haber rebajado su pronóstico para 2019, al igual que han hecho en las últimas semanas distintos organismos nacionales e internacionales.

La desaceleración es "más perceptible" en el empleo

De igual forma, constata que la desaceleración económica se hace más perceptible en el mercado laboral en el tercer trimestre, ante la ralentización de la reducción del desempleo, con 111.600 parados menos en los últimos cuatro trimestres, una cifra "muy inferior" a la registrada en el promedio de los terceros trimestres de los últimos cinco años (294.000 personas).

Esto se debe, en su opinión, a la menor creación de ocupación y al mayor aumento de la población activa. Sobre la inflación señala que continúa la tónica de moderación de los últimos meses y augura que en los próximos meses seguirá "sesgada a la baja" por los componentes energéticos y por el efecto de base del precio del petróleo.

Noticias relacionadas

next
x