X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 25 de marzo y se habla de cohousing PIMESA benidorm PP ALICANTE elisa díaz altea

ENTREVISTA - PRESIDENTA DEL PARTIDO POPULAR

Bonig: "El PPCV tiene que combinar su experiencia con talento que venga de fuera" 

17/12/2018 - 

VALÈNCIA. Al margen de la actualidad política, la estrategia de cara a las elecciones y la confección de listas también ocupa un espacio importante en cualquier partido. El PPCV no es una excepción y, de hecho, tiene que despejar todavía una gran incógnita sobre la candidatura a la Alcaldía de València.

De estos y otros asuntos habla la presidenta popular, Isabel Bonig (Castellón, 1970), en el encuentro con Valencia Plaza.

-Llega el momento de confeccionar las listas y todavía quedan pendientes cuestiones judiciales para el PP. ¿Temen que el Botànic tenga arsenal de cara a la campaña?
 -Bueno, creo que llevan sacando arsenal desde que llegaron. De hecho, deben de estar más pendientes de eso que de gestionar y por eso hay casi 3.000 millones de inversiones que no han ejecutado, tienen presupuestados en 2018 110 millones para Edificant y han transferido y pagado solo 167.000 euros; por eso se han disparado las listas de espera, por eso hay más barracones que antes, por eso han fallecido 9.000 personas en la lista de espera de dependencia… Hay que recordarles que ellos son los que están gobernando.

-¿Quiere decir que ustedes también tienen casos que denunciar?
 -Yo le voy a recordar una cosa: con las cajas fijas le montaron un buen lío con las ñoras a Alberto Fabra. ¿Se acuerdan? Nosotros tenemos también las facturas de lo que se gasta el señor Puig en agasajar a sus invitados al Palau donde hay un servicio de cocina. ¿Hacemos demagogia? No. Tiene que haber una representación que tiene que estar a la altura y me parece bien. Y yo no digo que en su día no se produjera algún abuso aunque es cierto que también era otro contexto. Ahora bien, curiosamente, nosotros pedimos las facturas de las universidades públicas y desde entonces, cesaron de salir en los periódicos facturas de caja fija de la anterior legislatura. Como digo, ahora están ellos gobernando y les toca probar su propia medicina: hoy en día, su alcalde y candidato a la Alcaldía de Ontinyent, Jorge Rodríguez, está imputado y pasó una noche en el calabozo. ¿Esto es ético o es estético? ¿Nos dejarían al PP presentarlo? ¿No nos pedían  a nosotros que los cesáramos? Y más casos; el propio alcalde de Paterna, Juan Antonio Sagredo; el alcalde de la Font de la Figuera, que es de Compromís...

-¿Entonces augura una campaña dura o al menos judicializada?
 -Desgraciadamente la política se ha convertido en esto. Una cosa es los casos flagrantes de corrupción y otra es la gestión administrativa. Me encantó una entrevista que le hizo Valencia Plaza al socialista Toni Gaspar, en la que venía a reconocer que ellos se habían cargado la presunción de inocencia judicializando la vida política. También ha habido excesos y hay que tomar medidas contra eso, pero estamos ahora en el caso contrario. Ojalá todo esto sirva para volver al cauce de que pudiésemos pactar cuando un político debe dejar el cargo, a no hacer juicios paralelos…

-Bueno, en el Ayuntamiento de València tienen a un asesor que ha inundado los juzgados de denuncias… ¿qué le parece la estrategia entonces?
 -¿Qué hicieron ellos? Quien inventó todo este proceso fue el PSPV y, especialmente, Bloc-Compromís con Mónica Oltra y sus camisetas al frente. ¿Y se acuerdan de las plataformas? ¿Dónde están ahora? Yo se lo diré, todos colocados en la Generalitat. No me gusta utilizar las mismas armas y no estamos siendo iguales: nosotros llevamos cosas a la justicia que tienen sentido, lo que no vemos claro no lo utilizamos. Ha habido investigados de los que nosotros no hemos dicho ni una palabra como del director del IVF, Manuel Illueca, porque entendíamos que no había materia para ello y porque me merece todo el respeto y consideración personal y profesionalmente. Pero nosotros hemos tenido casos similares, como por ejemplo el de Eusebio Monzó, quien dejó su cargo en la Generalitat por una cuestión administrativa que a los cinco meses se archivó. Por lo tanto, creo que deberíamos centrarnos todos un poco en esto y evitar destrozar a la gente de cualquier manera.

-Por los resultados de 2015 y las encuestas, parece más fácil para el PP alcanzar el Ayuntamiento de València que la Generalitat. ¿No se está tardando mucho en nombrar candidato a la Alcaldía?
 -Ya queda poco. Pablo Casado aseguró que antes del 20 de enero habrá candidato. Tampoco sabes muchas veces si es mejor nombrar pronto o más tarde, porque se corre el peligro a veces de quemar a los aspirantes.

-Bueno, depende de si la persona no es conocida y necesita más tiempo para llegar a la ciudadanía o si ya tiene ese trabajo hecho…
 -Mire a Vox, tampoco parece que le haya hecho falta. Quiero decir, esto ha cambiado mucho. Es verdad que suele requerir un proceso, pero el PP tiene una estructura en la ciudad que está trabajando, gente en los distritos a pie de calle, una gestora que conoce los problemas, un grupo municipal que a pesar de las circunstancias también trabaja… bueno, es un bagaje que otros partidos no tienen. Tienes cuadros, experiencia y formación, y eso cuenta a la hora de gobernar. En cuanto a si es más fácil una cosa que la otra, bueno, nunca se sabe.

-Aparte de los posibles candidatos a la Alcaldía de València que se han venido comentando como Esteban González Pons, María José Catalá… uno de los últimos que ha llamado la atención a la militancia es el de el exconseller y presidente de la Audiencia de Valencia, Fernando de Rosa, ¿qué le parece ese perfil?
 -Como perfil está muy bien, aunque no me lo han comentado en concreto ni me lo han propuesto. En cualquier caso, al final han salido muchos nombres y con la dirección nacional hemos hablado de candidatos lógicamente. De hecho se han comentado perfiles muy buenos.

-Alguna pista más podrá dar… 
-Yo tenía una obsesión y aún la tengo, dado que hemos llevado un proceso de regeneración en la Comunitat: es cuestión de coger la foto en las tres provincias de hace ocho años y compararla con la de ahora. Se ha hecho una renovación importante. Creo que es el momento de abrir el partido: el PP ha sido grande cuando ha sido capaz de aunar su experiencia con además atraer el talento de fuera. No digo una lista entera de gente de fuera, pero sí incorporar perfiles interesantes externos porque se lanza un mensaje: la política está denostada y el PP tiene mochila, pero si encuentras personas valiosas que dan un paso adelante, entra aire fresco y oxígeno. Eso es muy positivo.

-Ya bueno, pero ¿no cree que es muy difícil convencer a esa gente con éxito profesional a que se anime a entrar en política tal y como están las cosas?
 -Si dijese que no, mentiría. Entre todos nos hemos cargado un poco las ganas de la gente, pero mira, siempre encuentras a personas interesantes y valiosas que se animan a dar el paso. Es un mensaje muy importante ese. Tenemos que atraer talento porque sino al final es un círculo vicioso en el que siempre te quedas con los mismos.


-A Manuel Broseta le dieron un susto al meterlo en la encuesta nacional como posible candidato y tuvo que autodescartarse...
-Bueno, bueno... yo no fui.

-¿Al PPCV cómo le vendría un 'superdomingo'?
-Lo veo agotador, eso seguro. Lo que sí que creo es que Pedro Sánchez debería convocar cuanto antes las elecciones porque el país no puede continuar así. La economía está parada y tenemos una situación política de mucha inestabilidad.


Noticias relacionadas

next