X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

junta de accionistas

Banco Santander aumenta en más de un millón y medio el número de clientes digitales en el primer trimestre

12/04/2019 - 

SANTANDER (EP). El consejero delegado de Banco Santander, José Antonio Álvarez, ha avanzado que los resultados del primer trimestre de 2019 se han visto afectados por menores ingresos del negocio mayorista en un entorno de mercados "difícil para el sector" y el ajuste por la elevada inflación en Argentina, si bien los clientes, los volúmenes y la calidad de balance "siguen aumentando".

Así lo ha señalado durante su discurso en la junta general de accionistas de la entidad que se celebra este viernes en Santander, en la que ha descrito el entorno de menor crecimiento económico y unos tipos de interés en Europa "más bajos de los previstos". En este contexto, Álvarez ha asegurado que las tendencias con las que la entidad cerró 2018 continúan y que el grupo se encuentra en "un buen grupo de partida" para alcanzar las nuevas metas a medio plazo que anunció el pasado día 3 en Londres.

Sobre los datos provisionales del primer trimestre, el consejero delegado del grupo ha explicado que los clientes siguen aumentando, con un incremento de más de un millón y medio de clientes digitales en el trimestre, lo que se ha reflejado en un crecimiento de los volúmenes de créditos y depósitos, que avanzan "en entornos del 5% interanual", destacando los países latinoamericanos en créditos y la práctica totalidad en depósitos. Además, ha destacado que estos crecimientos se compaginan con "una buena calidad del balance", por lo que la ratio de mora sigue decreciendo ligeramente. Respecto a solvencia, la generación orgánica estimada en el trimestre asciende a 20 puntos básicos, "claramente por encima de la media normal de un trimestre".

Sin embargo, Álvarez ha admitido que los resultados del trimestre se han visto afectados por menores ingresos del negocio mayorista en un entorno de mercados difícil para el sector y el ajuste por elevada inflación en Argentina. Excluyendo estos impactos, el grupo afirma que los ingresos de los clientes crecen en línea con lo esperado, los costes "empiezan a reflejar las sinergias" de las integraciones en Europa y la mejora en el apalancamiento operativo en EE.UU., a la vez que "se mantienen controlados" en las unidades en las que el grupo está invirtiendo en aumentar la capacidad de distribución, como México. Asimismo, el coste del crédito se mantiene por debajo del 1% y se han contabilizado cargos por 100 millones de euros que incluyen los "procesos de optimización" que la entidad está realizando en Reino Unido y Polonia.

Durante su intervención. Álvarez también ha señalado que, aunque a comienzos de 2018 las tendencias "eran positivas e invitaban a ser optimistas", a medida que avanzaba el ejercicio se produjo "un cambio de sentimiento en los mercados" y aparecieron "episodios de cierta inestabilidad", como las tensiones comerciales entre EE.UU. y China, la falta de acuerdo en las negociaciones del Brexit, la orientación de la política fiscal en Italia o la incertidumbre en países emergentes.


En este contexto, ha explicado que el sector financiero se enfrenta a retos como la digitalización, el aumento de la regulación y el mercado bancario único en Europa. Respecto a la tecnología, ha afirmado que, si bien en la actualidad el aumento de las inversiones en transformación digital supone una presión adicional en costes, en el medio plazo "ayudará de forma notable a los índices de eficiencia".

En cuanto a la regulación, aunque ha reconocido que contribuye a que el sector financiero sea más solvente en términos de capital, liquidez y gobernanza, "debe evitar que excesos de burocracia y asimetrías se traduzcan en mayores costes y menor capacidad competitiva de la industria europea en relación a otras geografías.

Consolidación bancaria

Por otro lado, Álvarez prevé que sigan teniendo lugar fusiones y adquisiciones en el ámbito local, pero cree que para la consolidación del sector a nivel paneuropeo es "imprescindible" avanzar en la unión bancaria para la creación de entidades "fuertes, rentables, con estructuras más sencillas y procesos más ágiles".

En este sentido, y en lo que respecta a Santander, el consejero delegado ha reiterado que la integración de Popular avanza "por delante de lo previsto", pues ya ha sido completada la integración jurídica y unificados los equipos de los servicios centrales y las territoriales, contando con una plataforma única. Este fin de semana se acometerá la integración tecnológica de Cataluña y Canarias, con lo que ya se habrán integrado unas 600 oficinas, que representan el 40% de la red de Popular.

Noticias relacionadas

next