X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

una junta de accionistas tranquila

Así es la nueva etapa de crecimiento en la que se ha embarcado Bankia

11/04/2018 - 

VALÈNCIA. A las doce del mediodía en punto comenzó la octava junta que celebró Bankia desde su constitución en València donde tomaron la palabra una quincena de personas, mayoritariamente accionistas y sindicalistas descontentos. Por lo demás fue una junta tranquila con poca presencia policial, tal y como viene siendo la nota habitual en los últimos tiempos, donde como era de prever -por aquello de que el Estado controla más del 60% del capital y le conviene ir recuperando las ayudas- se aprobó el aumento del 7% del dividendo.

"Comienza una nueva etapa de crecimiento" señaló el presidente nada más iniciar su intervención, que se extendió durante 50 minutos, cuya hoja de ruta para por el modelo de 'Gestión Responsable'. Tener un excelente gobierno corporativo, equipos comprometidos, clientes satisfechos y aportación y compromiso de la entidad con la sociedad española son los cuatro pilares de dicho nuevo modelo.

En primer lugar 'Goiri' reconoció que contar con un gobierno corporativo excelente que “mantenga los más altos estándares” es clave porque “no es posible construir un proyecto empresarial que sea sostenible en el tiempo si no se basa en un excelente gobierno corporativo”. Para ello recordó que Bankia cuenta con la más alta calificación dada por la agencia de proxy más importante del mundo como es ISS, “y nuestro objetivo es mantenerla en el horizonte del Plan Estratégico”.

El segundo pilar del modelo es “mantener nuestro foco en la satisfacción de nuestros clientes porque están en el centro del plan estratégico y son la base de nuestro negocio y la justificación del proyecto”. Sin la confianza de los clientes, “la sostenibilidad de nuestro proyecto sería un concepto hueco”


Todo ello mientras se mostró muy satisfecho de los resultados conseguidos desde la puesta en marcha del posicionamiento de la entidad -ser cercanos, sencillos y transparentes-, en enero de 2016, con la eliminación de las principales comisiones a los clientes con ingresos domiciliados. "El índice de satisfacción de la clientela ha pasado del 80% al 90%”, añadiendo que “conseguimos incrementar de manera muy significativa la tendencia de captación de nuevos clientes”.

La tercera pata del modelo de ‘Gestión Responsable’ es su aportación y compromiso con la sociedad española, con el objetivo de dar respuesta a los principales retos a los que ésta se enfrenta, que son, principalmente, el desempleo y el medioambiente. 'Goiri' destacó el esfuerzo realizado por el empleo y la educación desde la Fundación por la Formación Dual, creada en 2016 y que tiene en la formación profesional su principal foco de atención.

Asimismo se comprometió “a seguir trabajando por la sostenibilidad de nuestro entorno, tanto a través de la optimización de nuestros consumos, como desde el desarrollo de productos bancarios y financiación de proyectos que contribuyan a la consecución de objetivos medioambientales”. En este sentido, mencionó que Bankia (BKIA) “es uno de los dos bancos españoles que forman parte del Índice CDP (Carbon Disclosure Project) con ‘Categoría A’ y queremos mantener esta posición de liderazgo”.


El cuarto pilar del nuevo modelo en la hoja de ruta de la cotizada valenciana se basa en tener equipos comprometidos con un proyecto profesional meritocrático y con los valores del banco. Goirigolzarri manifestó que la entidad cuenta actualmente con “unos equipos de alta profesionalidad, con gran orgullo de pertenencia y un fuerte compromiso con el proyecto”. Además, animó a estos equipos “a seguir trabajando en un ambiente con un alto nivel de exigencia, porque queremos ser una organización de alto rendimiento que entrega resultados consistentes al mercado”. 

A la vez alentó a hacerlo dando ejemplo, ya que solo así “encuentra legitimidad” este alto nivel de exigencia. Y es que ser el mejor banco de España pasa por declinar todos y cada uno de estos pilares en los que se basa el modelo de ‘Gestión Responsable’ de Bankia, ya que “es la mejor manera de alcanzar el reconocimiento social, que es la base para crear valor y, por tanto, para poder contribuir a la devolución de ayudas”.

A continuación tomó la palabra durante un cuarto de hora su segundo, José Sevilla, que informó a la junta que el pasado ejercicio “se caracterizó por un fuerte dinamismo comercial”, fruto del posicionamiento lanzado por el banco en el que “el cliente es el centro de nuestra actuación y su atención personalizada nuestra prioridad”. De esta forma, explicó que a lo largo de 2017 la entidad “aumentó su base de clientes en 158.000 personas, captamos 107.000 nuevas nóminas y crecimos de forma muy significativa en tarjetas de crédito y terminales punto de venta”.


El consejero delegado de BKIA destacó también la fortaleza de la entidad en ratios de capital. Así, aun habiéndose llevado a cabo la fusión con BMN, “el ratio de capital total medido en términos fully loaded cerró el año pasado en el 15,44%, 59 puntos básicos superior al del año anterior, lo que nos volvió a situar a la cabeza de la banca española en términos de solvencia”. Además, “dentro del ratio de capital total, el correspondiente al de máxima calidad o CET1 ascendió al 12,66%, por encima del nivel del 12% que nos fijamos como objetivo cuando presentamos la operación de integración de BMN”. 

Sevilla analizó el impacto de la integración de BMN, que ha supuesto un aumento de los activos totales en 34.800 millones de euros, (19%), un crecimiento de la inversión crediticia de 20.400 millones de euros (20%) y un incremento de los depósitos de clientes de 28.600 euros (28%). En términos de cuota de mercado, BMN aporta un 1,8% en créditos y un 2,4% en depósitos, los que sitúa las cuotas de Bankia a finales de 2017 en el 10,6% y el 11,3%, respectivamente, y la afianza como la "cuarta entidad financiera del país por volumen de negocio". Finalmente manifestó a los presentes que “el objetivo a lo largo del presente ejercicio es conseguir una excelente integración del negocio de BMN -que va por muy buen camino- que nos permita capturar las aportaciones adicionales en términos de beneficios”.

Turno de preguntas

A continuación llegó el turno de preguntas y respuestas, que se alargó durante 50 minutos, donde de las 26 personas que habían solicitado el turno de palabra solo la ejercieron 15. Goirigolzarri respondió a los accionistas que le pidieron sobre las medidas a aplicar ante la caída del valor en bolsa en los últimos meses que con una "visión amplia" en el tiempo se demuestra que es una "excelente opción" y que su evolución es "claramente mejor que la media del sector bancario europeo". 

De hecho reconoció, tal y como respondió a este diario el día anterior, tener "una fuerte inversión en Bankia y estoy convencido de que es una excelente inversión". Según explicó el banquero, el bajo valor de la acción estos meses se debe "posiblemente a factores técnicos", ya que el valor en Bankia está "profundamente relacionado con la evolución de tipos de interés" y además la evolución del sector bancario en general tampoco está siendo positiva.


Frente a algunas críticas sobre el espacio del recinto para acoger la junta de accionistas y otras quejas sobre la organización del evento, Goirigolzarri defendió que todas las juntas se celebrarán en València donde Bankia tiene "felizmente" su razón social; y en cuanto a problemas como las cláusulas suelo recordó que el año pasado ya dio un "pormenorizado análisis a lo largo del tiempo" sobre estas cuestiones, por lo que se ha quejado de que se vuelva a poner esta cuestión encima de la mesa a la "búsqueda de notoriedad gratuita" y evitó responder de nuevo.

En la misma línea se pronunció sobre las preferentes después de que algunos accionistas le acusaran de "mirar hacia otro lado". Según Goirigolzarri: "Es un tema agotado". En otro orden de cosas, y respecto a posibles relaciones con la industria armamentística, aseveró que BKIA cumple con todos los requerimiento de la ONU en este sentido. Además instó a poner en su conocimiento personalmente cualquier quebrantamiento de estas normas en relación a los derechos humanos.

Sobre los planes de igualdad señaló su "voluntad clara de mejorar la situación" para que en 2020, al menos, el 30% del Consejo esté formado por mujeres. En la misma línea expresó su voluntad de "seguir trabajando" para mejorar las condiciones laborales de los trabajadores de la entidad en materia de conciliación y otros aspectos, pese a que "las condiciones son más favorables -en Bankia- que las que se recogen en el convenio de sector", garantizó


Por su parte, varios representantes de los trabajadores -de diversos sindicatos- centraron sus críticas en la necesidad de mejorar las condiciones de la plantilla. Lo hicieron instando a la necesidad de desarrollar contratos de relevo, reconocer la experiencia de los veteranos y abordar la sobrecarga de los empleados tanto en formación como en volumen de trabajo. 

"Analice a fondo para finalizar estos problemas. Pedimos que se compense a la plantilla los esfuerzos adicionales porque es de justicia", apuntó al presidente uno de ellos. Su intención ha dicho, es que se dé un "cambio drástico" para que "reine un clima laboral de orgullo de pertenencia verdadero" a la entidad financiera. Según denunció, los trabajadores han sufrido "las prisas del proceso de fusión" con BMN.

Minutos antes de las tres de la tarde concluyó la junta de accionistas, en la que estuvieron presentes o representados 3.432 accionistas -el 78,3% del capital social-, de una Bankia que emprende un nuevo futuro.

Noticias relacionadas

next
x