Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

debate en la diputación de alicante

Así es el disputado apoyo a los autónomos: PP y Cs quieren que Puig pague las cuotas; el PSOE, que Mazón no olvide a las pymes 

3/04/2020 - 

ALICANTE. La unanimidad ha durado poco en la Diputación de Alicante, sobre todo, a la hora de cuáles deben ser las medidas para respaldar al tejido económico productivo para hacer frente al impacto de la crisis del coronavirus. La medida anunciada el pasado miércoles por el presidente de la institución provincial, Carlos Mazón, de renunciar al recargo que se cobra a las empresas por el IAE, y que asciende a 4,5 millones de euros, ha puesto sobre la mesa las diferentes visiones para la salida de la crisis. El PSOE ha rechazado la medida porque, dice, sólo beneficia a las empresas que facturan más de un millón de euros; es decir, a muy pocas, y varios alcaldes del PP, entre ellos Luis Barcala y Toni Pérez, han salido en defensa de Mazón, lo cual también tiene un mensaje interno. Los dirigentes populares quieren que las medidas de Mazón tengan protagonismo, eco y respaldo, además de eficacia. Y de paso darle un tirón de orejas a los socialistas. Ahí está una de las claves del debate, además del respaldo a los autónomos: el PP quiere que el Consell de Ximo Puig asuma el pago de las cuotas y a ésta iniciativa se ha sumado Ciudadanos, que comparte gobierno con los populares tanto en el ayuntamiento como en la Diputación.

La unanimidad ha durado hasta que este jueves todos los partidos han aprobado ampliar la línea de créditos al 0% para todos los ayuntamientos por si tienen que hacer frente a gastos extraordinarios derivados de la crisis del coronavirus. A continuación ha venido el debate.

En primer lugar, el PP insiste en la rebaja de impuestos como medida de apoyo al tejido económico empresarial. El PSOE, en un programa de estímulos para pymes y autónomos. Así, de esta manera, el grupo socialista en la Diputación de Alicante, ha anunciado que presentará en las próximas horas una propuesta al conjunto de la corporación provincial con el fin de que se inicien los trabajos para que se “reconfigure” el actual presupuesto de la institución y dar cabida a la puesta en marcha de un Plan de Impulso para pymes y autónomos en la provincia de Alicante para municipios de menos de 50.000 habitantes, y que se realizaría a través de los ayuntamientos.

“Tenemos que empezar a trabajar en el día después para, lo antes posible, reactivar nuestro tejido socioeconómico. Evidentemente, nuestras prioridades no son las mismas que teníamos en diciembre cuando se aprobó el presupuesto”, ha dicho el portavoz Toni Francés.

Y una de las propuestas que para ese fin se va a registrar desde el equipo socialista en la Diputación en las próximas horas, es la de disponer de fondos para que, desde la institución provincial, y con la cooperación de los ayuntamientos, se ayude al tejido económico de la provincia.  “Pero, a todo, incluido a los autónomos, no sólo a las empresas que facturan más de un millón de euros como es la propuesta de reducción del Impuesto de Actividades Económicas”, señala Francés.

Así, desde el grupo socialista se es consciente que, con las medidas decretadas como consecuencia de la pandemia, muchas de las acciones, actividades e iniciativas que se detallan en el actual presupuesto de la Diputación no se van a poder realizar por una cuestión de “tiempo y oportunidad”, señalan. Y eso, apuntan desde el grupo socialista “puede permitir liberar una ingente cantidad de dinero que, entre cosas, se puede dedicar, mediante una modificación del presupuesto, a necesidades sociales, y también a inyectar fondos a los ayuntamientos para reimpulsar al tejido socioeconómico local”, apunta Francés.

Por ello, el portavoz socialista considera que “eliminar un 20% de un impuesto a las empresas que ganan más de un millón de euros como propone el equipo de gobierno suma, pero es una medida que ayuda de manera muy limitada a una parte muy concreta. Pero la propuesta que nosotros realizamos multiplica, ya que pretende llegar a todos, especialmente a la pequeña empresa, al autónomo, al comerciante. No queremos que se quede nadie fuera”, insiste el portavoz socialista.

Además, detalla Francés, “los ayuntamientos tendrían un papel fundamental en este Plan de Impulso para Pymes y Autónomos de la provincia que, a través de las agencias de desarrollo, conocedores junto con las asociaciones empresariales y sindicatos de las necesidades y realidad en cada uno de los pueblos y comarcas”, remarcando que “junto con las medidas ya anunciadas por la Generalitat Valenciana, el Gobierno de España y la propia Unión Europea, estaríamos ante un paquete de iniciativas muy potente”.

PP y Cs, con los autónomos

Además del debate entre PP y PSOE sobre cómo deben ser las ayudas a las empresas, en segundo lugar, está el debate sobre el apoyo a los autónomos. Y en este campo,  PP y Cs han aprovechado las sinergias de la política en la Comunidad de Madrid para reclamar por carta al presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, que asuma el pago de las cuotas de los trabajadores autónomos de la Comunitat Valenciana con el fin de ayudar al colectivo a hacer frente a la crisis laboral que ha generado la pandemia del coronavirus.

El presidente de la Diputación, Carlos Mazón, y el alcalde de la ciudad, Luis Barcala, han puesto como ejemplo a la Comunidad de Madrid, cuyo vicepresidente anunció ayer esta medida, que englobará las retribuciones de los meses de marzo y abril. “Es el momento de estar al lado de nuestros trabajadores autónomos, de echarles una mano cuando más están sufriendo el impacto económico de esta crisis sanitaria que afecta de lleno a su presente, pero también a su futuro laboral”, han concretado ambos.

Por su parte, la vicealcaldesa de Alicante, Mª Carmen Sánchez, ha indicado que “los autónomos son los grandes desprotegidos de esta crisis del Covid-19. Es por ello que le remitimos al Consell esta importante propuesta para tratar de solucionar la difícil situación por la que atraviesan los autónomos alicantinos. En un momento tan complicado, el Ayuntamiento de Alicante dará cuantos pasos sean necesarios para garantizar un respaldo a uno de los principales motores económicos del país: los autónomos”.

Reclaman, por tanto una suspensión de estos pagos, y que sea la Generalitat Valenciana quien se haga cargo de las cuotas, “frente a la propuesta del Gobierno central de una moratoria, que implica simplemente alargar esos pagos en el tiempo, en vez de eliminarlos, por lo que la situación sigue siendo igual de gravosa para ellos”, han considerado. Barcala y Mazón han recordado que “Alicante es la provincia de la Comunitat Valenciana donde más crece el número de autónomos cada año, por delante de Valencia y Castellón y tenemos que ayudarles a mantener un espacio de seguridad financiera para que en un futuro próximo sigan aportando crecimiento económico a nuestro territorio y al conjunto de la Comunitat”.

Noticias relacionadas

XEITO I ESPENTA

El millón

Da coraje. Nos hemos acostumbrado a las cifras frías. Es descorazonador. La pandemia ya contabiliza más de un millón de españoles contagiados y la cifra de muertos supera los 50.000. Esta insensibilidad por lo cotidiano debería hacernos pensar. Especialmente a nuestros gestores que continúan perdiendo el tiempo. Ahora no saben ya ni cómo llamar a las cosa, mientras en el Congreso estaba en una moción de censura inútil

next
x