X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

EXPOSICIÓN SOBRE LA VIOLENCIA DE GÉNERO

Arte y reflexión: 48 puertas pintadas para 48 mujeres asesinadas

15/11/2019 - 

ALICANTE. En 2018, 50 mujeres fueron víctimas mortales de la violencia de género. Este título despersonalizado se traduce en que 50 individuos -parejas o exparejas de las víctimas- asesinaron a 50 mujeres que dejaron inacabada una vida cuya fecha de caducidad todavía no había llegado. 50 personas a las que nadie volverá a ver. Con la última actualización el 4 de noviembre de 2019, el Gobierno anunció que la cifra en estos diez meses (hasta el asesinato del caso ocurrido el 31 de octubre de 2019) ha superado la del total de 2018, situándose en 51 mujeres asesinadas a falta de mes y medio para que acabe el año. Con motivo de visibilizar esta inadjetivable realidad y de sensibilizar a la sociedad, la agencia de publicidad Dimensión -a través de su "pequeña estructura de responsabilidad social llamada Rezink"- ha impulsado una exposición itinerante bajo el título de Puertas, la cual se inauguró en el Palacio El Portalet de Alicante el jueves 14 de noviembre. "Con este trabajo no pretendemos dar ninguna solución mágica a un problema gordo, pero sí generar un poco más de ruido o una conversación. A partir de algo amable como es la pintura, la ilustración o la gráfica queremos provocar ciertas conversaciones, porque parece que nos cuesta hablar", acusa Natxo Escobar, miembro de innovación en Dimensión.

La muestra consiste en 48 puertas, una por cada mujer asesinada en 2018 (antes de que dos casos más pasaran a considerarse como violencia de género y el número se elevara a 50), pintadas por 48 artistas diferentes que se han colocado las gafas moradas para plasmar su reflexión sobre este particular lienzo: "Cuando contactábamos con cada artista le dábamos la información básica sobre el asesinato -sacada de los medios de comunicación- y le facilitábamos una puerta. Después de dejarle alrededor de una semana para reflexionar sobre el tema, nos juntábamos para que él o ella la pintara y nos diera una entrevista para montar un pequeño vídeo sobre su propia reflexión", explica el procedimiento que han seguido para confeccionar la exposición.

Las puertas intervenidas por cada artista provienen de edificios derribados o de empresas de reforma y de carpintería, por lo que no reclutaron únicamente esa parte del mobiliario que necesitaban, sino también a personas: "Le contamos a la gente lo que queríamos hacer porque, de alguna forma, conseguíamos lanzar el mensaje al mundo e implicar al mayor número de personas para que pensaran sobre el problema", menciona Escobar. Las puertas no solo funcionan como un lienzo original y de gran formato, sino que guardan un significado metafórico de aquello que "ocurre fuera de nuestros ojos, cosas que se encierran para tapar historias y que deberíamos abrir, poner encima de la mesa y hablar de ellas. Nuestro interés es el de generar conversaciones sobre la violencia machista y, para ello, utilizamos la punta del iceberg del problema, que es el número de mujeres asesinadas cada año en España", aclara las intenciones del proyecto.

Aunque todas las puertas incluyen una reflexión, un homenaje implícito y un mensaje de rechazo hacia la violencia de género, el miembro de la agencia destaca una un tanto singular: "Tenemos una puerta dedicada a un hombre, como ejemplo de todas esas víctimas que no son contabilizadas oficialmente, ya que se trata de un tema estrictamente jurídico, donde un juez o jueza decide que una mujer en concreto ha sido o no víctima de violencia machista. Este caso es el de un chico que fue asesinado por la expareja de su pareja, en venganza a una mujer. Nos parecía aportar un grano a esa discusión que creo que tenemos que tener, porque las leyes están para cumplirlas pero también para cuestionarlas y reflexionar", opina.

La muestra está pensada para que el público asistente se analice y cuestione cuál es el origen de una conducta así o cómo frenar estos casos, unos interrogantes a los que Escobar trata de dar respuesta con su propio juicio: "Yo creo que es una combinación de muchísimos factores, empezando por el educativo y por la concienciación de algo que va más allá de no ser capaces todavía de entender la igualdad en muchos sectores. Esto no es un problema menor, sino una situación muy muy grave y que implica no solo medidas legales o políticas, sino una reflexión de cada uno/a de nosotros/as para preguntarnos por qué está pasando y qué puedo hacer yo para que empiece a dejar de pasar. Sin grandes recetas, pero que lo tengamos presente de una forma más evidente", desea.

La exposición estará disponible en la ciudad alicantina hasta el 25 de noviembre, Día Internacional Contra la Violencia de Género, por petición del Ayuntamiento de Alicante, quien contactó con los organizadores de la iniciativa a través de la Concejalía de Igualdad. La muestra tiene carácter itinerante y ya ha pasado por otras localizaciones del país como Gijón, A Coruña, Bilbao o Pamplona. "Nuestra intención es que vaya al mayor número posible de lugares de España", informa Escobar.

Noticias relacionadas

next
x