Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

consecuencias de la pandemia

Alicante ya pierde 3.891 millones de euros por el desplome del turismo internacional en 2020

8/11/2020 - 

VALÈNCIA. Los meses de ‘nueva normalidad’ y la temporada estival no han producido el efecto esperado en la reactivación del turismo de la Comunitat Valenciana, que padeció también en el tercer trimestre de 2020 el desplome del turismo internacional. Una caída que, tal y como explica la Agència Valenciana del Turisme, se debe principalmente a la extensión de las restricciones a la movilidad que pesan sobre la demanda exterior, y que en los nueve primeros meses del año han producido una merma en el gasto de los viajeros extranjeros de 5.538 millones respecto a 2019. Un 70 % de esas pérdidas, unos 3.891 millones de euros, corresponden a la provincia de Alicante.

Así se desprende de los informes elaborados por Turisme tras la última encuesta de gasto turístico del Instituto Nacional de Estadística (INE), donde se observa que los visitantes internacionales han dejado hasta septiembre 1.425 millones de euros en la provincia, un 73% menos que en el mismo periodo de 2019. Es un porcentaje que incluso podría verse agravado en los últimos tres meses del año, ya que como confirma el presidente de la Confederación de Empresarios Turísticos de la Comunidad Valenciana (CET-CV), Luis Martí, el sector da el cuarto trimestre “por perdido” tras el endurecimiento de las medidas contra la covid-19.


“Vivimos en una situación de cierre perimetral y nadie puede entrar en la Comunitat Valenciana. Las pérdidas van a ser monumentales”, asegura Martí, quien además incide en que el periodo navideño en territorio valenciano suele ser, de forma habitual, “el peor del año” en términos turísticos. De momento, Alicante ha perdido al 72,6 % sus turistas internacionales en los nueve primeros meses del año, muchos de ellos procedentes de países como Italia, Francia y Reino Unido. Así, tanto en términos de gasto como de llegadas exteriores, la previsión es que el mejor trimestre de este 2020 sea el primero, que con un gasto de 792 millones de euros y 760.300 visitantes extranjeros hasta el inicio del primer estado de alarma, ya se cerró con pérdidas del 23,9 %.

Las estadísticas muestran además que estas reducciones se han notado sobre todo en los establecimientos hoteleros, puesto que la caída de los turistas internacionales alojados en segundas residencias ha sido algo menor, del 60,4 %. 

El retroceso se intensifica en Benidorm

En este sentido, la provincia de Alicante es la que registra el mayor retroceso del gasto, un dato que se intensifica en uno de sus principales polos turísticos, como es la ciudad de Benidorm. Allí, y tras perder a ocho de cada diez viajeros internacionales en los meses de verano, el desembolso de los visitantes extranjeros hasta septiembre se contrae un 77,3 % respecto a 2019, con pérdidas de 283 millones de euros.


Por su parte, la provincia de Castellón es la que padece los descensos menos acusados de la Comunitat Valenciana, aunque aún así suponen pérdidas de casi el 65 % del gasto internacional, unos 239 millones de euros menos que en el mismo periodo de 2019. En este sentido, y según las previsiones de Exceltur, que apunta a pérdidas para el sector de 106.000 millones de euros en 2020, el retroceso total augurado para el territorio valenciano será “de entre 11.500 y 12.000 euros” en 2020, según Martí. “Habrá que esperar a que concluya el año, pero es lo más aproximado. Con las nuevas restricciones, hay cada vez más palos en las ruedas”, confirma.

También el gasto medio por persona se ha visto perjudicado por el coronavirus en toda la autonomía valenciana, con una reducción de entre un 9,5 % y un 15 % en los meses de verano. “Esta situación de pandemia lo que genera es miedo. Nunca ha dejado de haber restricciones, y todo ello provoca que el gasto asociado a cada pernoctación sea inferior”, corrobora el presidente de la Confederación de Empresarios Turísticos de la Comunitat. Igualmente a causa de la covid-19, en cambio, la duración media de los viajeros que se decidieron a visitar territorio valenciano creció ligeramente respecto a 2019, hasta rozar incluso los doce días en el mes de agosto.

Cataluña y Baleares lideran las pérdidas en España 

Pese a las graves caídas que padece la Comunitat Valenciana, las regiones que acusan los peores registros hasta el mes de septiembre son Cataluña y Baleares, donde el gasto de los turistas internacionales se ha reducido más de un 80 %. En la comunidad balear, de hecho, el descenso supera incluso el 87 % y revela unas pérdidas de 11.508 millones de euros, a la vez que en Cataluña la reducción del desembolso de los viajeros exteriores ya supera los 14.000 millones de euros. Tras ambas regiones, los datos de Andalucía y Madrid, que pierden más del 72 % del gasto, son los más acusados.  

 

En el lado opuesto, en cambio, se sitúa Canarias, que con todo experimenta un retroceso del gasto del 66,3 % en los tres primeros trimestres de 2020. La Comunitat, por su parte, se encuentra por encima de ese registro, pero rebaja las pérdidas del resto de principales destinos, una realidad que, no obstante, no conforta ni mucho menos al sector. “Son cifras muy malas. Se podría sacar la conclusión de que somos un destino más fuerte, pero no es así”, reconoce Martí, quien afirma además que cuando se reactive el turismo comunidades como Cataluña o Madrid demostrarán “que su locomotora está más consolidada”. “No es nada estructural, es algo coyuntural”, sentencia.

Casi 50 millones de pernoctaciones menos 

De igual manera, y como ocurre con el gasto y las llegadas de los turistas internacionales, el número de pernoctaciones que han realizado hasta el momento los visitantes exteriores ha caído en la Comunitat Valenciana un 68,6 %, lo que evidencia que en los tres primeros trimestres del año se han producido cerca de 50 millones de pernoctaciones menos que en el mismo periodo de 2019. Así, es de nuevo Alicante la provincia que registra el peor descenso tras perder más del 70 % de sus noches, un porcentaje que se eleva incluso hasta el 74,4 % en el caso de las registradas en alojamientos hoteleros. En Benidorm, con 4,5 millones de pernoctaciones por el momento, se han perdido el 69 % de las noches.


Por su parte, la provincia de Valencia acusa un retroceso de las pernoctaciones del 65,5 % respecto al año anterior, mientras que en la ciudad de València ese porcentaje aumenta hasta el -68,9 % y en la provincia de Castellón la variación es del 62 %. En términos nacionales, son de nuevo Baleares y Cataluña las comunidades que padecen los mayores descensos, con 68,8 y 69,2 millones de noches menos respectivamente, a la vez que Canarias, con un 67 % menos de pernoctaciones sobre 2019, es la autonomía que mejor resiste. En total, en España se han registrado 348 millones de noches menos en relación a los primeros nueve meses del año pasado.

Noticias relacionadas

next
x