Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 10 de agosto y se habla de RFEF hércules cf gtt aligrupo COMERCIO aperturas corredora

establece un servicio de traslados por carretera

Adif enlaza la variante de Vandellós que reduce en media hora el trayecto Alicante-Barcelona

8/01/2020 - 

CASTELLÓ. Adif ejecutará, entre las 19.00 horas del próximo viernes, 10 de enero, y las 6.00 horas del lunes día 13, las últimas actuaciones en la infraestructura para la puesta en servicio de la nueva variante Vandellós-Tarragona del Corredor Mediterráneo. Estas operaciones consistirán en el enlace de la nueva variante con las vías generales existentes en una longitud aproximada de tres kilómetros, entre los puntos kilométricos 218,8 y 221,7, duplicando la vía en este tramo hasta enlazar con las dos vías generales del trayecto ya finalizadas, para su entrada en funcionamiento el lunes día 13.

De este modo, quedará fuera de servicio el actual trazado de vía única en unos pocos kilómetros, en el entorno de l'Ametlla de Mar, Vandellós, l'Hospitalet de l'Infant y la actual estación de Port Aventura. Desde Adif destacan que , dada la complejidad de los trabajos a desarrollar y la necesidad de operar sobre instalaciones en servicio, se ha programado una interrupción especial del tráfico y se establecerá un plan alternativo de transportes para garantizar la movilidad de los viajeros. Previamente, y sin interferir sobre la línea en servicio, ya se han llevado a cabo en dicha zona todos los trabajos técnicos de infraestructura, montaje de vía, catenaria, subestaciones de energía, telecomunicaciones e instalaciones de seguridad y control del tráfico.

La entrada en servicio de la nueva variante ferroviaria Vandellós-Tarragona permitirá la conexión del Corredor Mediterráneo con la Línea de Alta Velocidad Madrid–Barcelona–Francia por la estación de Camp de Tarragona, y con la de ancho convencional Reus-Tarragona a través del Nudo de Vilaseca, lo que conllevará un ahorro de hasta 45 minutos en el trayecto del Euromed entre Castelló y Barcelona, un ahorro de tiempo que también se traslada al recorrido a València y Alicante. 

Descripción técnica de las operaciones

La actual vía única en servicio cruza las dos nuevas vías generales que quedan situadas a ambos lados ya preparadas para el enlace. Durante la operación del próximo fin de semana se desmontará dicha vía única desplazándola parcialmente en sus extremos, hasta completar la conexión de las dos nuevas vías. También será necesario el desmontaje de un aparato de vía existente a la altura de Calafat y su sustitución por tramos de vía general, por lo que, durante la programación especial de operaciones, se trabajará en el montaje de vía y catenaria en cuatro zonas de enlace en un tramo de aproximadamente 3 kilómetros.

De este modo, se montará la superestructura de vía en los cuatro tramos de forma sucesiva con dos equipos y se aportará la capa de balasto para, posteriormente, actuar la maquinaria necesaria para las operaciones técnicas de geometría de la vía. Una vez finalizadas estas labores, se prevé el paso de un tren auscultador de Adif para la comprobación dinámica del estado de la vía y la catenaria.

Respecto al sistema de energía eléctrica, de forma previa se han ejecutado diferentes trabajos, como la colocación de la catenaria, que durante el fin de semana se verán complementados con el desmontaje de la línea existente, que se trasladará y ajustará para el uso futuro. Las operaciones en la catenaria se completarán posteriormente a la puesta en servicio de la nueva variante, ya sin afectación al tráfico. Por otro lado, se han realizado las adaptaciones necesarias en la subestación eléctrica de Vandellós para dar alimentación al nuevo tramo en 3.000 voltios.

En lo que respecta a los sistemas de control de tráfico (control, mando y señalización), una vez iniciada la interrupción del tráfico se dará de baja el actual enclavamiento de Vandellós y se dará de alta el nuevo esquema. El sistema de protección del tren será del tipo ASFA (Anuncio de Señales y Frenado Automático) hasta el ámbito de l'Hospitalet de l'Infant, donde se pasará de ASFA al equipamiento ERTMS en su nivel 1. Una vez finalizada la operación de enlace de la nueva variante, se iniciarán los trabajos de instalación del nivel 1 de ERTMS entre l'Ametlla de Mar y l'Hospitalet de l’Infant.

Limitación a 80 kilómetros por hora la primera semana

Durante la semana posterior a la puesta en servicio, y dado que inicialmente se implantará una Limitación Temporal de Velocidad a 80 km/h, como es preceptivo para las puestas en servicio de nuevas infraestructuras, se realizarán en periodo nocturno nuevas operaciones técnicas. Por ello, durante el fin de semana del 17 al 19 de enero se auscultará la vía con trenes laboratorio de Adif para garantizar el paso de los trenes a la velocidad máxima de 200 km/h a partir del lunes 20 de enero.

Transporte alternativo por carretera

Para garantizar la movilidad de los clientes, Renfe ha programado un servicio alternativo para los trenes de la línea R16 de Rodalies y los servicios de Larga Distancia del Corredor Mediterráneo, que incluye el traslado por carretera entre l'Aldea y Barcelona para determinados trenes de Larga Distancia. 

La nueva variante ha contado con una inversión cercana a los 700 millones de euros (IVA incluido) y representa uno de los mayores hitos y una pieza clave en el desarrollo del Corredor Mediterráneo, destacan desde Adif. Inicialmente dispondrá de doble vía en ancho ibérico hasta los cambiadores de ancho de La Boella y, desde allí, en ancho estándar hasta Camp de Tarragona, para posteriormente iniciarse su adaptación al ancho estándar coordinadamente con el resto de tramos.

Una vez puesta en servicio, se incrementará la capacidad, fiabilidad y operatividad para todo tipo de tráficos en este tramo equipado, lo que supondrá, entre otras ventajas, una reducción de los tiempos de viaje entre Barcelona y València y otras ciudades del arco mediterráneo. Además, su entrada en funcionamiento permitirá eliminar el actual trazado en vía única por la zona costera del sur de Tarragona con los consiguientes beneficios de seguridad y permeabilidad del ferrocarril para los municipios y sus ciudadanos, ya que, entre otras ventajas, se suprimirán 11 pasos a nivel.

El nuevo trazado, apto para alta velocidad y tráfico mixto, conectará el Corredor Mediterráneo desde Vandellós con la Línea de Alta Velocidad Madrid-Barcelona-Francia y con la línea de ancho convencional Tarragona-Reus. Tiene una longitud de 64,1 km (incluyendo los ramales de conexión).

Noticias relacionadas

next
x