X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

decreto municipal por falta de licencia

Urbanismo ordena el cierre de la sala de fiestas Marmarela a un mes de la Volvo 

16/09/2017 - 

ALICANTE. Orden de cierre para Marmarela: la conocida sala de fiestas situada en el dique de Levante del Puerto de Alicante. La Concejalía de Urbanismo que dirige el edil Miguel Ángel Pavón (Guanyar) notificó este viernes el decreto por el que resuelve la clausura del local por la existencia de anomalías en su situación administrativa. En concreto, según las fuentes consultadas, la decisión se habría adoptado -entre otros puntos- después de que los técnicos del departamento constatasen que el local carece de la preceptiva licencia municipal de apertura en vigor. 

Lo cierto es que la actividad de Marmarela generó controversia desde su inauguración, en 2014, hasta el punto de que su permiso de actividad llegó a estar en tela de juicio y de que la propia Concejalía de Urbanismo le abrió varios expedientes de infracción tanto por las características técnicas del recinto, como por exceso de ruido, a raíz de varias denuncias vecinales. Los gestores de la sala de fiestas vienen sostienendo desde entonces que todas esas salvedades se fueron subsanando. O como mínimo que estaban en proceso de subsanación. De hecho, la sala siguió funcionando hasta el pasado mes de abril, cuando caducó la vigencia de la autorización provisional de ocupación de superficie concedida por la Autoridad Portuaria (como todos los permisos de ese tipo, de tres años de duración).

El decreto de clausura se justifica en la falta de licencia municipal de apertura y la sala anuncia acciones legales

Es más, como publicó Alicante Plaza, Marmarela volvió a abrir sus puertas en junio gracias a la firma de un acuerdo de prestación de servicios suscrito con la Sociedad Proyectos Temáticos (SPTCV) con motivo de la celebración de la ya inminente etapa de salida de la Volvo Ocean Race, entre el 11 y el 22 de octubre. En virtud de ese acuerdo, la empresa pública dependiente de la Generalitat, que había concertado un permiso de ocupación temporal con la Autoridad Portuaria, contaba con las instalaciones de Marmarela para ofrecer servicios de restauración, de recepción de invitados y de difusión del evento tanto durante los meses previos como durante la celebración de la regata. Con ese acuerdo, la SPTCV se proveía de instalaciones preexistentes para cubrir necesidades protocolarias asociadas a la actividad de la competición: Marmarela debía funcionar como un emplazamiento estratégico situado junto al Race Village para acoger a patrocinadores o para albergar el desarrollo de presentaciones de productos, entre otros puntos. 

Según pudo saber este diario, el problema radica en que la Concejalía de Urbanismo sostiene que ese permiso de ocupación del suelo que la Autoridad Portuaria habría concedido a la SPTCV hasta el mes de noviembre no implica la concesión automática de licencia municipal de apertura para la sala de fiestas. Y, al parecer, nadie había llegado a solicitar esa autorización. 

Los gestores del establecimiento informaron a última hora de la noche de este viernes de la ejecución de la orden de cierre mediante un comunicado difundido a través de su cuenta en una conocida red social. En esa nota pública, se detalla que a lo largo de todo el viernes se mantuvieron negociaciones con el Ayuntamiento para evitar el cierre a menos de un mes del inicio del evento náutico.

Además, los responsables de Marmarela también anuncian el inicio de "las acciones legales necesarias" en defensa de sus intereses y lamentan las continuas trabas encontradas en la Concejalía de Urbanismo y en la Autoridad Portuaria para poder desarrollar su labor y poder cumplir con el acuerdo suscrito con SPTCV. Un acuerdo, prosigue el comunicado, que habría supuesto un ahorro de 300.000 euros a la empresa pública. Por último, en el comunicado, Marmarela sostiene que este mismo viernes tuvo que comunicar el despido a 90 trabajadores.

La sala se reivindica como club de referencia con "conciertos y actuaciones de dj's en un marco incomparable, así como acciones escenográficas de todo tipo" en su perfil de Facebook. "Marmarela ofrece un contenido diferente para cada día y para todos los gustos, contando siempre con artistas de primer nivel", abunda su apartado de información.

Noticias relacionadas

next