X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

incumpliría la normativa estatal, autonómica y local

Un informe rechaza el parking del mercado central de Elche por su contaminación acústica

27/05/2017 - 

ELCHE. Semana de emociones fuertes la que ha vivido Elche con respecto al mercado central. A principios de la misma el colectivo Àgora señalaba que existía un quinto informe de tráfico en el que el ingeniero superior de tráfico de la ciudad volvía a incidir en la peligrosidad del aumento de tráfico que podría suponer el parking del futurible nuevo mercado central. Después, el propio edil de Urbanismo José Manuel Sánchez aseguraba que no se trataba de un informe, sino que era la respuesta del técnico a las alegaciones hechas por APARCISA para solucionar el problema. Pero no sólo eso, el propio concejal apuntaba ese mismo día que la Conselleria, quien tiene que dilucidar el valor que tienen los restos arqueológicos, podía plantear una hipótesis no tanteada hasta ahora, que podría suponer la modificación del proyecto del parking. Pero eso no es todo, tras el revuelo, recientemente se daba a conocer el informe hecho por Alebus tras sus excavaciones arqueológicas, en las que se da cuenta de que los restos son parte de los últimos diez siglos de la ciudad. Y en efecto, la cosa no acaba aquí, ahora el Institut d’Estudis Comarcals del Baix Vinalopó ha hecho su informe sobre el impacto acústico que tendría dicho parking.

Este estudio se encargó a un técnico especializado en la materia y su objetivo era evaluar el sonido por el tráfico en las calles en estado preoperacional (antes de la actividad del nuevo mercado) y operacional para ver si cumplía con las normas sobre contaminación acústica según leyes europeas, nacionales, autonómicas y locales; un estudio que se entregó en la OMAC el 15 de marzo con dirección al alcalde y que tras no recibir respuesta, ahora hacen público. Este relata, textualmente, lo siguiente:

“la solicitud de licencia de actividad de aparcamiento debe denegarse por incumplimiento de los valores límite de nivel de ruido producidos de forma indirecta por la actividad en forma de ruido por tráfico rodado asociados a la actividad de aparcamiento”.

Según el mismo, incumpliría un Real Decreto sobre la Ley del Ruido así como varias leyes y decretos de la Generalitat Valenciana, además de una ordenanza municipal contra la contaminación acústica aprobada en 2012 y que se puede consultar en el BOP número 132. De ejecutarse el proyecto, indican desde el IECBV, los vecinos y la ciudad se verían gravemente perjudicados por la contaminación acústica y justifican este informe apuntando que precisamente la concejalía de Aperturas ha iniciado el trámite de la nueva ordenanza sobre ruido y que pide “colaboración ciudadana para concienciar sobre la contaminación acústica”.

También apunta el informe que “el ruido total en estado preoperacional no cumple para ninguno de los viales propuestos con los objetivos de calidad acústica del RD 1367/2007 por la que se desarrolla la Ley del Ruido de 2003 y además la solicitud de licencia de actividad de aparcamiento es totalmente opuesta al plan estratégico contra la contaminación acústica definido en el PAM (Plan Acústico Municipal) de Elche”. Se pasaría de un nivel de ruido preoperacional de 65 decibelios en hora punta a un nivel de ruido en estado operacional de 69,77 db.

Piden más excavaciones alrededor de los restos

Sobre el informe que ha hecho Alebus en el que se especifica la importancia que tienen los restos por la historia ilicitana de los últimos diez siglos, los colectivos en contra del mercado piden que se siga excavando fuera. Como relata Javier Pascual, miembro de un colectivo ciudadano en defensa del patrimonio (integrado a su vez en Salvem el Mercat), “el proyecto no se limita solamente a lo que es el solar del edifico, sino a un parking que afecta a las calles de los lados, la plaza de las flores —donde no hay nada— y en la calle Ànimes”. Sobre esta última apunta que no ha habido construcción previa, por lo que “los restos estarán más en la superficie”, y además incide en que el edificio de los baños árabes —de los que apunta no se conoce la extensión— no está excavado en su totalidad y parece que se dirige hacia la Carrer Major de la Vila, según Conselleria.

En este sentido, asevera que las administraciones deben ser las primeras que velen por el patrimonio arqueológico: “la administración debe dar ejemplo y cumplir en este caso con la Ley de Patrimonio Valenciano. No se puede exigir al ciudadano que la cumpla y que comunique a la administración cuando hace una obra y sale un resto, y que cuando se encuentren unos restos como estos las administraciones no cumplan con la ley”. A este respecto apunta que si Conselleria dice que los restos encontrados no son de valor, APARCISA tendrá que seguir excavando por lo que se pueden encontrar más restos en esas calles laterales mencionadas.

Para finalizar, y en referencia a las declaraciones del concejal de Urbanismo en las que decía que a lo mejor la empresa no tenía potestad para solucionar los problemas de tráfico que generara el aparcamiento, Pascual apunta que “es la empresa la que genera el problema y la que debe de solucionarlo, tanto técnica como económicamente”, y estima que “el Ayuntamiento tiene que velar para que se dé la opción correcta”, prosigue. Y se apoya en que ya son cuatro informes y una respuesta a las alegaciones de la mercantil los que señalan que no se ha puesto solución todavía a los problemas que puede traer este parking, que se calcula que aumentaría el tráfico de la zona en un 300%. A esto, ahora, habría que sumar el nivel de contaminación acústica del que alerta el estudio presentado por el IECVB.

Noticias relacionadas

next