X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

para un futuro hotel

Un informe autoriza el derribo de cuatro edificios en el corazón histórico de Benidorm

Las estructuras en pie están situadas en la calle Mayor, a escasos metros de la Iglesia de San Jaime y Santa Ana. La empresaria que está detrás tendría la intención de construir un hotel

2/12/2016 - 

BENIDORM. El Ayuntamiento de Benidorm se enfrenta a una decisión importante para el resto de los días. Los técnicos han redactado un informe favorable al proyecto de derribo de cuatro edificios situados en el corazón histórico de la ciudad presentado por una empresaria, actual propietaria de las parcelas. La mercantil Benitelmo SL, de la familia Moll, es la que está detrás de este nuevo proyecto, que según pudo saber este diario, tendría como fin la construcción de un hotel.

En concreto, irán abajo los edificios de cuatro parcelas situadas en el Carrer Major (números 6, 8 y 10) así como el que da a la parte de la Costera del Barco, número 3, es decir, donde estaba el bar de copas La Sal, cerrado este verano. Justo en el epicentro del casco antiguo de la ciudad, lugar por el que pasa toda procesión y acto religioso de la iglesia de San Jaime y Santa Ana, así como los pasos de las Fiestas Mayores Patronales.

El proyecto de derribo pasará este viernes por comisión de Urbanismo, con el informe jurídico en mano, que también recoge los documentos técnicos pertinentes: de dos ingenieros y un arquitecto municipales. Todos ellos, emitidos entre septiembre y noviembre de este año, resuelven de forma favorable a esta obra. Por lo que se ajusta a la viabilidad del proyecto con el planeamiento y el resto de normativas urbanísticas, así como a la legalidad y regularidad del procedimiento. Motivo por el cual parece que irá adelante.

Asimismo, la empresa ha entregado la fianza exigible, en este caso, 4.860 euros en concepto de "posible afección de las obras tanto a los servicios públicos existentes en la vía pública, como a sus infraestructuras", tal y como recoge el escrito.

De esta manera, dan un plazo de dos meses para el derribo desde que se le comunique a la empresa la resolución del expediente. La licencia caducará en caso de que no se comiencen las obras en el plazo de seis meses desde la notificación; si una vez iniciadas, quedasen suspendidas por un periodo superior a medio año; si no cumple con el plazo de terminación de las obras o cuando se incumplan las condiciones materiales de la licencia.

Según pudo saber este diario, los empresarios ya eran propietarios del solar vacío que hay entre el carrer Major y la Alameda. Y en los últimos meses se han hecho con las otras cuatro parcelas en cuestión. Al parecer, estarían interesados en la construcción de un hotel. Y tal y como explicaron diversas fuentes municipales a este diario, los solares reúnen las condiciones necesarias para albergar un establecimiento hotelero, "o residencial".

Noticias relacionadas

next