X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la venta de viviendas se retrae pero sigue en cifras récord

Un Brexit 'atenuado' en Alicante: se venden menos viviendas, pero más paquetes turísticos

18/05/2017 - 

ALICANTE. La provincia de Alicante será una de las que más noten el impacto del Brexit, dada la fuerte interrelación que existe con el Reino Unido. El 4,7% de la población residente en la provincia es de origen británico, las actividades económicas de este país en la provincia suponen el 7% del PIB, unos 2.300 millones de euros al año; entre el 6 y el 9% de las exportaciones alicantinas parten rumbo a las Islas Británicas (480 millones de euros al año, fundamentalmente en calzado y productos agrícolas); el turismo de nacionales británicos, sobre todo residencial, deja otros 1.200 millones anuales...

No obstante, ese impacto, sea del cariz que sea, todavía no se ha dejado sentir en Alicante, a juicio del director de Proyectos del Instituto de Estudios Económicos de Alicante (Ineca) y catedrático de Historia, Joaquín Melgarejo, que lanzó este miércoles un mensaje de "esperanza desde la preocupación" sobre las consecuencias para la provincia de la desconexión entre el Reino Unido y la Unión Europea. Melgarejo abordó las repercusiones socioeconómicas del Brexit en Alicante en el marco de las jornadas Impacto del Brexit en la provincia de Alicante, organizadas por la Diputación para responder a la incertidumbre suscitada en el sector económico, jurídico, político y social de la provincia ante la desconexión.

A juicio de Melgarejo, los efectos del Brexit pueden considerarse, hasta la fecha, "atenuados" pese a la incertidumbre que ha generado el proceso: la venta de viviendas a británicos apenas se resintió en 2016, y este año están llegando más turistas del Reino Unido por el aeropuerto de El Altet. Eso sí, todo dependerá de cómo se cierre la negociación entre el Gobierno de Theresa May y Bruselas, "si se cierra" (en alusión a una posible falta de acuerdo que conduzca a un 'Brexit duro'), por lo que finalmente "puede afectar y mucho". No obstante, el experto se muestra optimista porque "los británicos tampoco tienen muchas alternativas para viajar que ofrezcan la competitividad de España en cuanto a hostelería, servicios, clima y seguridad".

En cuanto a los datos en los que Melgarejo basa su análisis, el experto considera que "hay dudas de que exista un patrón masivo de regreso a Reino Unido: las viviendas se venden casi como antes del Brexit y todo apunta a un cambio en el padrón". En este sentido, recuerda que "el 1 de enero de 2014 fue el día marcado por el INE para depurar el censo de residentes extranjeros, después de unos años de prórroga; lo que parece explicar la caída demográfica. Muchos no se registran por motivos fiscales o por comodidad". 

Vivienda: caída tras el récord

La venta de viviendas a británicos, eso sí, cayó un 5,5% respecto al año anterior, pero también hay que tener en cuenta que 2015 fue el año en el que se alcanzó el récord de compraventa de viviendas a británicos, con 4.833 transacciones. En 2016, la cifra global se quedó en 4.586 viviendas. Más del doble de las que se vendieron en 2012 o 2013, por ejemplo. "El retroceso en la venta podría ser coyuntural", señala Melgarejo.

Al mismo tiempo, la llegada de turistas ha seguido en aumento, y las previsiones apuntan a que la tendencia se mantendrá en 2017 y 2018, según los datos analizados. Así, en 2016 y el primer trimestre de 2017 han pasado por el aeropuerto de El Altet 5.374.050 pasajeros británicos, mientras que en 2015 esta cifra fue de 4,5 millones. Asimismo, hasta marzo se habían vendido un 38% más de paquetes turísticos a británicos para la temporada de invierno de este año (177.300 frente a 128.600), y un 13% más para la inminente temporada de verano (213.000 frente a 188.000), según los datos de Hosbec. Pero aún hay más: las cifras de venta de paquetes turísticos para el invierno de 2018 ya mejora a estas alturas del año la que había el año pasado para este: van 15.575, un 8% más.

El auténtico impacto, eso sí, podría llegar de la mano de la depreciación de la libra y la pérdida de poder adquisitivo de los británicos, al margen de las complicaciones legales que pudieran encontrarse para seguir en España si finalmente se produce un 'Hard Brexit'. "La sanidad y asistencia social constituyen el principal motivo de inquietud entre los británicos que viven en la provincia, muchos de ellos de avanzada edad y que no se plantean cambiar la nacionalidad porque no cumplen los requisitos, como conocer la lengua española", señala Melgarejo. "Esta es una cuestión clave en las negociaciones".

Precisamente, el presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, señaló en la inauguración de la jornada que "queremos ofrecer un marco seguro y de calma a nuestra sociedad, porque desde la Diputación de Alicante velaremos por sus intereses, especialmente a las pequeñas y mediana empresas". La jornada, celebrada en el Instituto de la Familia Pedro Herrero, reunió a un centenar de empresarios, políticos y residentes británicos en la provincia, a quienes el presidente de la institución provincial ha lanzado un mensaje de tranquilidad ante las repercusiones financieras, sociales y jurídicas que esta decisión supondrá para el tejido productivo de la provincia. Tras la intervención del presidente de la Sección de Derecho Internacional del Colegio de Abogados de Alicante, Pedro Heredia, la diputada de Familia y Ciudadanía, Mercedes Alonso,  fue la encargada de clausurar el encuentro.

Seguridad y reclamaciones falsas

Por otro lado, la patronal hotelera Hosbec se reunió este miércoles en las instalaciones del Invat·tur con los diferentes Cuerpos de Seguridad del Estado. Un encuentro periódico ineludible antes de la temporada alta. La jornada además fue la primera a la que acudía el nuevo subdelegado del gobierno, José Miguel Saval. Entre los diferentes asuntos que trataron, los hoteleros pusieron el foco en los apartamentos "alegales", de los que recordaron que no están ofreciendo ningún tipo de colaboración con el registro de turistas, que facilitan tanto el encontrar a personas desaparecidas como dar caza a fugitivos investigados por la Interpol, por ejemplo. 

Además, también acordaron mayor colaboración entre las dos partes en los casos de reclamaciones falsas de los británicos a los hoteles. Ante cualquier atisbo de inducción a estafa en las calles o captación de clientes en la vía pública. No obstante, según los datos que se ofrecieron en la reunión, concluyeron que la delincuencia es "baja" en la ciudad, y más teniendo en cuenta el número de turistas que recalan cada año en el municipio de Benidorm, según explicaron fuentes de la patronal a Alicante Plaza. Por último, la Policía se comprometió a dar solución a los bares que esconderían detrás servicios de prostitución y que en los últimos dos años han proliferado en la localidad, así como la apertura del nuevo edificio del SATE en el Rincón de Loix para julio, aproximadamente.

Noticias relacionadas

EL MURO

Morir de éxito

Si todo esto del turismo, los festivales y las fallas continúan a ese ritmo podemos terminar abocados al caos. Hay que poner normas, repartirnos culpas y responsabilidades pero, sobre todo, aprender todos a ser un poco más respetuosos y cívicos. No sólo valen las cifras

next