X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

alcalde de Elche / OPINIÓN

Suelo, infraestructuras y formación para impulsar el sector del calzado

19/03/2017 - 

Con el objetivo de alcanzar en los próximos años un peso de la actividad industrial superior al 20% del Producto Interior Bruto (PIB), el Gobierno Valenciano está elaborando un Plan Estratégico de la Industria en colaboración con la Universidad Politécnica de Valencia, que quiere contar con las ideas y sugerencias que puedan aportar las personas implicadas en los procesos productivos.

Por este motivo, el pasado miércoles la Dirección General de Industria y Energía de la Generalitat Valenciana, organizó en el Centro de Congresos de Elche una jornada técnica del sector del calzado que contó con la participación de su director general  Diego Maciá, del profesor de la citada universidad, José Luis Hervás-Oliver, y de un centenar de empresarios y agentes sociales relacionados con el sector. Esta reunión ha servido para explicar los resultados preliminares del estudio sobre un sector que ha sido fundamental para el desarrollo de nuestra ciudad y que debe seguir siéndolo en el futuro.

La industria local del calzado ha afrontado situaciones de extraordinaria complejidad como la crisis del petróleo de 1973, el proceso de globalización con la consiguiente deslocalización de la producción, la integración en la Comunidad Económica Europea o la gran crisis de la economía mundial que se inició en 2008.

De todos estos embates los empresarios del sector y la ciudad hemos salido airosos, si bien es cierto que han afectado a la estructura económica, social y urbana del municipio. No obstante, hoy podemos afirmar que Elche es el primer centro productor, comercializador y exportador de zapatos de España y un referente internacional por diseño, moda y servicio.

Pero en un mundo en permanente transformación hay que estar reinventándose permanentemente, lo cual supone que tanto empresarios como Administraciones públicas y agentes sociales deben imponerse deberes que pasan por apostar por factores como la internacionalización, la innovación, el aumento de las dimensiones de las empresas, la transformación digital, el comercio electrónico, la industria 4.0 y la mejora de la formación y de las infraestructuras tecnológicas.

Junto a estos aspectos, hay tres factores que considero esenciales para el liderazgo de Elche en el sector del calzado. En primer lugar, la administración local tiene que ser capaz de seguir generando suelo industrial de calidad y de titularidad pública para favorecer inversiones locales y seguir atrayendo inversión foránea. Por este motivo, estamos llevando a cabo una ampliación de Elche Parque Empresarial de 600.000 metros cuadrados, que estará disponible en un breve plazo, e impulsando la revisión del Plan General de Ordenación Urbana que espero sea producto de un gran acuerdo.

El segundo factor tiene que ver con la necesidad de inversión púbica en infraestructuras. Necesitamos que el Gobierno de España incremente el esfuerzo inversor para avanzar hacia un transporte más sostenible, menos contaminante y más eficiente desde el punto de vista económico. La mejora de la competitividad de nuestras empresas depende de la inversión en infraestructuras como el tercer carril de la autovía A-31 hasta Villena, el tercer carril entre Murcia y Elche, la autovía de acceso al aeropuerto, la liberación del peaje de la llamada “segunda circunvalación” de Alicante, el Corredor Mediterráneo, la puesta en marcha del AVE Madrid-Elche, la mejora de la línea de Cercanías Alicante-Elche-Murcia y su conexión con la estación de Alta Velocidad y el enlace del aeropuerto con la red ferroviaria, por  nombrar las más importantes.

El tercer elemento pasa por adecuar la Formación Profesional a las necesidades del sector y mejorar las condiciones socialaborales, como medio de atraer talento, de forma que la industria del calzado sea una actividad atractiva para los trabajadores y en particular para los y las jóvenes.

El calzado todavía se presenta como paradigma de la economía sumergida, estigma del que tiene que desvincularse definitivamente y convertirse en un sector caracterizado por la responsabilidad social empresarial. Una industria moderna, dinámica y líder mundial tiene que preocuparse por la calidad del empleo que genera y considerarlo como un factor importante en la cadena de valor empresarial. Dicho sin ambages, la mejora de la productividad es incompatible con la precariedad.

Sin duda, la jornada técnica en la que hemos participado ya ha supuesto un paso adelante en la elaboración de referido Plan Estratégico. El estudio preliminar, en el que se puede participar a través de la página www.peiv.upv.es, identifica cuatro pilares básicos sobre los que es necesario trabajar, tanto en la fabricación como en la industria auxiliar. Y son la Innovación, en la que es preciso impulsar la gestión del conocimiento (CRMs, CAD, CAM…); la Formación, adecuándola a las necesidades reales; la Internacionalización, con acciones de marketing y posicionamiento en redes sociales; y las Acciones conjuntas, mejorando el sistema de transferencia de tecnología desde los centros de investigación a la industria o creando grupos para defender intereses comunes.

En suma, vivimos inmersos en plena revolución tecnológica y considero fundamental que trabajemos juntos para consolidar una industria del calzado socialmente responsable, moderna, rentable y competitiva para que Elche siga siendo un referente mundial del calzado de calidad.

next