X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 23 de noviembre y se habla de benidorm isla de benidorm ELCHE ARENALES DEL SOL CONSUM

callosa de segura, rafal y guardamar

Solo tres municipios de la Vega Baja piden las ayudas del Consell para el valenciano

11/12/2016 - 

ALICANTE. La convocatoria de la Dirección General de Política Lingüística del Consell para subvencionar acciones municipales dirigidas a promocionar el uso del valenciano apenas ha tenido eco en la comarca alicantina de la Vega Baja, cuya población es mayoritariamente castellanoparlante. Según la resolución publicada este lunes en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV), solo tres ayuntamientos de la comarca han solicitado las subvenciones.

Se trata de Callosa de Segura, que recibirá 949 euros; Rafal, al que se le han concedido 1.709 euros; y Guardamar, que percibirá 11.138 euros. De estas tres, la única localidad en la que hay reconocida población valencianoparlante es la de Guardamar (precisamente la que mayor subvención recibirá). La convocatoria ha pasado sin pena ni gloria por el resto de los 27 municipios de la comarca, incluidas las dos ciudades más populosas: Orihuela y Torrevieja.

Los tres ayuntamientos que han pedido subvenciones para promocionar el uso del valenciano en sus términos están gobernados por el PSOE, en solitario o con pactos de izquierdas. Así, en Callosa de Segura gobierna el socialista Francisco José Maciá Serna con el apoyo de EUPV y Somos Callosa; en Rafal el socialista Manuel Pineda (secretario comarcal del PSPV); y en Guardamar el también socialista José Luis Sáez con el apoyo externo de EUPV y Queremos Guardamar. No obstante, otros municipios gobernados por la izquierda, entre los que destaca Torrevieja, han declinado concurrir a la convocatoria.

Como ha publicado Alicante Plaza, esta convocatoria de ayudas ha generado cierta polémica al abrir la concurrencia a los municipios de la sierra de El Carche, en Murcia, dado que en esta zona hay censadas unas 200 personas que hablan valenciano desde que a principios del siglo XX varias familias de agricultores de El Pinós, en el Alto Vinalopó, emigraron a Yecla, Jumilla y Abanilla. Sin embargo, y a pesar de que en Yecla se imparten clases de valenciano desde hace una década con el apoyo de la AVL, ninguno de estos ayuntamientos ha solicitado las subvenciones, como esperaba la Conselleria de Educación.

El director general de Política Lingüística, Rubén Trenzano, justificó el abrir la convocatoria a los ayuntamientos de El Carche para "aplicar las recomendaciones del informe de enero de 2016 del Consejo de Europa sobre la Carta Europea de las Lenguas Regionales y Minoritarias", en el que se indicaba la necesidad de "potenciar el valenciano en zonas como El Carche". 

En cambio, el PP ha puesto en marcha una campaña de movilización contra la "imposición" del valenciano en las zonas castellanoparlantes de la Comunitat, como es el caso de la Vega Baja o algunos municipios del Vinalopó, donde los populares organizaron recientemente una jornada informativa contra el Decreto de Plurilingüismo de la Conselleria de Vicent Marzà. De esta forma, los consistorios gobernados por el PP, como el de Orihuela, han presentado alegaciones al texto de Educación para que los colegios tengan en cuenta la opinión de las familias antes de optar por un modelo u otro.

Noticias relacionadas

next