X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

NUEVA RADIOGRAFÍA DEL EMPRENDIMIENTO

'Reviscolar' la industria cultural alicantina desde la precariedad y la infrafinanciación

Con un 0,34% del presupuesto municipal destinado, la industria cultural alicantina vivió este viernes un episodio de autorreafirmación en la Agencia de Desarrollo Local. El Ayuntamiento de Alicante publicó un diagnóstico del sector y diferentes acciones para potenciar un área que, pese a su potencial, vive en precario a la luz de los datos expuestos

10/06/2017 - 

ALICANTE. Empleo y Cultura quieren que todos los “nodos” y “agentes” cuenten con una estructura en la ciudad de Alicante para que el sector no sólo tenga alma de industria, sino también cuerpo. “Impulsa Cultura” es la radiografía que Verónica Cerdán y Mentxu Segura MakinAcción- han desarrollado para el Ayuntamiento de Alicante y donde expusieron con crudeza las fortalezas y debilidades culturales alicantinas.

El ejercicio de transparencia que se vivió en la sede de Porta Ferrisa fue todo un canto de autocrítica que, además, vino cargado de un mensaje de optimismo y apoyo por parte de los dos concejales de Cultura Daniel Simón y Empleo Sonia Tirado hacia el más de centenar de personas que asistieron a la presentación. La edil aseguró que, con este paso, “lo que estamos creando es una estructura que no puede quitar nadie”.

“La Cultura en cifras” deja muy a las claras radiografiado un sector pujante, pero sistemáticamente infrafinanciado por las instituciones públicas e invisible para los privados. Según el estudio, el perfil de agente cultural es hombre de entre 35 a 44 años, estudios superiores, autónomo y unos ingresos anuales inferiores a 15.000 euros y donde parte de su facturación no es oficial.

Frente al hartazgo de un sector que, ayer al menos, pareció sentirse escuchado, las cineastas y emprendedoras como autoras del estudio apuntaron como conclusión que la ciudad cuenta con “un escenario lleno de propuestas, con personas motivadas que creen en sus profesiones y saben del valor de sus resultados; que día a día, deben reivindicar que sus profesiones no son un hobby, que desarrollan un trabajo que debe ser remunerado justamente”.

Este detalle es un resumen simbólico de las muchas cifras que se dieron y, en este sentido, el edil de Cultura relató con detalle la penuria presupuestaria: “Hemos pasado de tener el 2% del presupuesto municipal al 0,34%” para una red de centros”. Como detalle, Simón salió al paso de las críticas porque sólo se paga 650 euros por las actuaciones de los barrios.

“Claves del estudio de los agentes y nodos de emprendimiento cultural y creativo de la ciudad de Alicante” es una encuesta a 101 personas, entre agentes culturales y responsables de espacios que podíamos denominar semiculturales. Este estudio DAFO – fortalezas y debilidades- del sector que deja en muy mal lugar a la administración local, pues entre los innumerables problemas a los que se enfrentan los profesionales está el hándicap de la burocracia, según se recoge en las conclusiones.

Las cifras hablan de un sector con una “manifiesta vulnerabilidad económica”. Los 11 nodos o espacios de titularidad privada estudiados sobreviven a duras penas. Un 63,6% de los espacios no cuenta con ingresos periódicos, tienen menos de 5 años de vida, un 54% de ellos no tienen como actividad principal la cultura y creatividad y paga a los agentes culturales a través de un porcentaje sobre la actividad.

Creerse una industria

Ante el espejo no sólo estaban los concejales del ramo, sino también el director de EOI Mediterráneo Fernando Garrido, el concejal de Presidencia Natxo Bellido, el no adscrito Fernando Sepulcre, el gerente de la Fundación CAM Javier Sogorb, el gerente de Fundeun Rafael Lafont, entre otros muchos. A pesar de las numerosas debilidades diagnosticadas, el consistorio apuesta por dinamizar y potenciar el sector que ya es reconocido como “industrias culturales y creativas (ICC)”. “No estamos escondiendo nada”, dijo Tirado, “no estamos llegando a cubrir todo, pero la importancia y la prioridad que tiene este sector para el equipo de Gobierno es evidente. Nos planteamos ‘reviscolar’ el sector”.

Daniel Simón reconoció estar ante la “fotografía de un sector precario, pero con el estudio hemos logrado tejer una red de cañerías por la que pueda fluir el presupuesto cuando llegue” en referencia a las administraciones supramunicipales. El concejal de Cultura recordó proyectos de corte emprendedor como el programa Camaleón y anunció nueva convocatorias de concurso de ideas para ‘mapear’ la ciudad, la contratación de un técnico especializado para la creación de empresas innovadoras en Cigarreras y la puesta en marcha de una nueva agenda cultural abierta.

El diagnóstico revela que es un sector muy potente, muy numeroso, con un perfil masculino –más de un 70 por ciento son hombres– y con un potencial cultural y creativo impresionante, si bien, presenta unas carencias importantes en aspectos que tienen que ver con su desarrollo empresarial, formación, en cuanto a cómo tener una empresa, cómo declarar, todo el tema de fiscalidad, cómo conseguir financiación, y “en definitiva, cómo llevar adelante un proyecto que además de ser cultural sea económico que le dé bienestar a la ciudad de Alicante y que genere empleo, que es uno de nuestros objetivos”, según ha explicado Sonia Tirado.

Entre las barreras que recoge el estudio, se cita también la falta de estímulos a la creación artística, la planificación de medidas específicas de apoyo al emprendimiento en cultura y las dificultades que presenta la realización de trámites con la administración, tanto a la hora de presentar propuestas, como en la solicitud y gestión de espacios públicos. Según el concejal de Cultura, a pesar del bajo presupuesto se han sacado este año 16 convocatorias.

Los agentes marcaron con punto negro la “desacreditación de la cultura como resultado del intrusismo profesional y la competencia desleal en el sector, que además abarata el mercado, así como la falta de visibilidad y comunicación de las actividades culturales y el solapamiento de agendas que, a veces, se produce”.

La cara

Entre las fortalezas y oportunidades, la radiografía realizadas por las cineastas alicantinas destaca “los aspectos motivacionales de las personas que se dedican a la cultura, así como su grado de compromiso y el nivel de creatividad que implican estas actividades. Tanto los agentes culturales como los responsables de nodos hacen hincapié en las posibilidades que ofrece la aplicación de las nuevas tecnologías y la puesta en marcha de herramientas y estrategias de innovación en el sector cultural”

 En el estudio, se han propuesto ideas como el fomento de estrategias y planes de I+D+i dentro en el sector cultural y la necesidad de incentivar las nuevas startups que trabajen sobre estrategias de gestión cultural vinculadas a las nuevas tecnologías y aplicaciones móviles. Por parte del Ayuntamiento, los ediles apostaron parte de esa financiación que ha de venir en 2018 al programa europeo EDUSI y que permitirá la creación de una incubadora de empresas que se ha denominado “Hervidero”, al estilo de la Fábrica de las Ideas del Matadero de Madrid.

Noticias relacionadas

next