X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Ramírez suplica públicamente una reunión con Hacienda

Foto: Rafa Molina
15/06/2017 - 

ALICANTE. El presidente del Hércules, Juan Carlos Ramírez, hacía un "llamamiento público, toda una súplica en voz alta a la directora general de Recaudación, Soledad García, para que acceda a reunirse con él "y poder tener claro qué hacer".

El empresario vasco quiere tener la seguridad de que dimite ("ha llegado a hablar de la semana que viene") sabiendo que existía "una posibilidad mínima de llegar a un acuerdo" y, si bien demostraba ser consciente de que el fisco, legalmente, no tienen obligación ni siquiera de contestarle, apuntaba que "moralmente la ciudad de Alicante y el Hércules lo merecen".

En una numerosa comparecencia de prensa, a la que han asistido incluso aficionados blanquiazules, Ramírez decía haber solicitado ya sin suerte dos reuniones a la directora general de Recaudación, la última hace una semana, e insistía en que necesita saber qué hacer respecto a su continuidad o no en el cargo, pero especialmente porque "el club está atado de pies y manos (...), el tiempo se nos echa encima".

"Desde que estamos en Segunda B hemos pagado 4,9 millones a Hacienda"

El máximo mandatario del Hércules ha vuelto a hacer un repaso a las sumas que ha venido abonando el club a la Agencia Tributaria desde 2013, que ha cifrado "en unos 10 millones de euros", y en particular desde 2014, cuando cayera al pozo de la Segunda División B  y que ascenderían a la cantidad de "4,9 millones por diferentes conceptos tributarios", al tiempo que hacía un repaso de la propuesta que formuló el pasado 25 de mayo, en la que se ofrecía al pago de dos millones de euros a tocateja y del resto de manera fraccionada, respaldando el aplazamiento con garantías reales ("bienes inmuebles de naturaleza urbana" que no le han sido identificados al fisco, pero que el empresario hoy aseguraba que cuentan "con una tasación ajustada de peritos avalados por el Banco de España"). A lo anterior, esta vez añadía incluso su "garantía personal (...), su patrimonio", aunque esto último sabe que en este caso concreto no se va a aceptar jamás por el fisco en su caso, independientemente de que habría que ver qué bienes tiene a su nombre.

Contacto telefónico el pasado martes

La realidad es que, como el propio empresario reconocía, ante el silencio de la Agencia Tributaria y a iniciativa del club, hubo "un contacto telefónico el pasado martes" con la Delegación Especial de València en la que, como ha contado ya Alicante Plaza, le volvieron a remitir al club al cumplimiento de un convenio con cuyo borrador cuenta desde febrero y en el que se exige un aval bancario a primer requerimiento como garantía para un pago aplazado de la deuda o de manera alternativa al pago inmediato de 4,3 millones que tiene reconocidos como crédito privilegiado el fisco en el concurso de acreedores. 

Asegura que no acudirá a la subasta "si no tiene asegurado lo de Hacienda"

Aunque Ramírez aseguraba que dicha propuesta de convenio "no la puede cumplir", sorprendía a propios y extraños al apuntar que si fuera titular de las acciones del Hércules "pagaría los 4,3 millones de euros". Pero es que lo anterior quedaba en nada al apuntar, a continuación, que no va a acudir "a la subasta de las acciones" si no tiene un acuerdo con Hacienda, cuando lo que se barruntaba como razón real para no acceder a las exigencias de la Agencia Tributaria era lo primero: que mientras no sabe que tiene el control del club, no cumpliría con el fisco.

En línea con lo anterior, el empresario que en su anterior comparecencia aseguraba que el Instituto Valenciano de Finanza convocará la subasta entre el 20 y el 25 de junio, es decir, la próxima semana, algo que el banco del Consell ni confirma ni desmiente, se mostraba aún más tranquilo respecto al citado proceso en el que estará en juego el control del club.

"Hay mucha gente callada en esta ciudad"

Una de las críticas que viene deslizando el presidente del Hércules desde el pasado 25 de mayo, pero en especial desde que se reuniera con representantes de la afición, es que echa en falta "una respuesta política y de la ciudadanía". 

"Sé los que están (...) Hay mucha gente callada en esta ciudad", sentenciaba.

Foto: Rafa Molina

Noticias relacionadas

next