X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Ramírez se marca como nuevo reto el alcanzar un acuerdo con Hacienda

Foto: AP
21/12/2017 - 

ALICANTE (EFE). Juan Carlos Ramírez, presidente del Hércules, marcó como nuevo reto para el consejo de administración del club alcanzar un acuerdo singular con Hacienda para el pago de la deuda, tras lograr la adhesión del 75% de los acreedores al nuevo convenio.

El presidente, cuyo nombramiento ha sido ratificado este jueves en la junta de accionistas, celebró el respaldo de los acreedores al reconvenio, pendiente aún de la aprobación del juez, que tendrá una carencia de tres años con unas cantidades a pagar que irán en aumento en cada una de las temporadas.

"Seguimos con los mismos problemas, pero ya hemos solucionado la titularidad de la sociedad (propiedad de Zass, empresa de la que participa el presidente) y el reconvenio. Nos queda el acuerdo con Hacienda, que será muy complicado", explicó Ramírez.

El dirigente recordó que el club lleva seis meses embargado y que ha cumplido con todos sus pagos en el último año. "Hay que hablar con ellos a ver cómo podemos pagar", dijo Ramírez, quien descartó que la solución sea el pago inmediato de la deuda de cuatro millones "porque es inviable".

Ramírez anunció que una vez adquirida por parte de Zass el 15% de las acciones y el derecho del crédito contra la Fundación del Hércules que ostentaba el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), la empresa se planteará ampliaciones de capital como fórmula para saldar la deuda.

Tampoco descartó la posibilidad de llevar a cabo una operación de reducción y ampliación del capital social que diluiría el poder accionarial de la Fundación del Hércules, si bien dijo que es algo que deben decidir los asesores de la entidad.

"Haremos lo mejor para el Hércules, pero está claro que al Hércules no le interesa su Fundación y que debe haber una desvinculación", aseguró el mandatario, quien volvió a realizar un llamamiento a la sociedad alicantina para "salvar a la institución".

"Esta entidad es de la ciudad, no de dos propietarios. Es cosa de todos", dijo Ramírez, quien no quiso especular con lo que puede suceder en la entidad cuando la Comisión Europea exija el pago inmediato de la multa.

"Cuando llegue, llegará. No podemos pensar en eso porque si fuera así, no dormiríamos", explicó Ramírez, quien también pidió diálogo con el Ayuntamiento y la Generalitat Valenciana para solucionar el tema de la titularidad del estadio José Rico Pérez.

En cuanto a la actualidad deportiva, Ramírez afirmó que le ha pedido a Javier Portillo, director deportivo, y a Claudio Barragán, entrenador, que le pongan encima de la mesa los nombres de posibles refuerzos para el equipo.

"Les he dicho que me den nombres y se olviden del dinero. Si hay algo que nos puede mejorar no dudaremos en traerlo", comentó el dirigente, quien admitió que el equipo "necesita algún refuerzo".

"Vamos a intentar subir este año", señaló el presidente del Hércules, quien definió a Claudio como un entrenador "más aguerrido y menos vistoso".

"No puedo estar contento con la posición del equipo, ni con estar a dos puntos de la promoción, ni con no haber ganado al Elche o perdido con el Saguntino. Pero tengo que tener la cabeza fría. Esto es fútbol y tenemos que mejorar", sentenció. 

Noticias relacionadas

next