X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Ramírez reclamará judicialmente si el IVF no le reconoce como adjudicatario

Foto: Pepe Olivares
28/09/2017 - 

ALICANTE. Salvo un giro radical de los acontecimientos en las próximas horas, será un juez el que tenga la última palabra respecto al resultado de la segunda subasta del Hércules. 

Lo anterior con independencia del acto administrativo por el que el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) ha anunciado ya que le va a dar carpetazo, declarándola "quebrada".

El presidente del Hércules, Juan Carlos Ramírez, como administrador único de Kuntajara SLU, ha emplazado (vía burofax) al banco del Consell a reconocerle adjudicatario, mediante su otorgamiento en escritura pública de compraventa, del lote del 15,07% de las acciones y del derecho de crédito de 15,4 millones de euros y, de no atender a su pretensión, buscará el amparo de los tribunales.

Lo normal es que, tras agotar la vía administrativa, interponga un recurso contencioso-administrativo contra la resolución del IVF, si bien se reserva otras acciones incluso respecto a Manuel Illueca, su director general.

"Cláusula poco transparente y gastos improcedentes"

Ramírez, que este miércoles se negó a abonar unos gastos de notaría y procurador que ascendían a 100.000 euros que no dudó en calificar de "improcedentes" al no corresponderse exclusivamente con los del actual procedimiento ("Yo pago los de este procedimiento pero no los anteriores"), emplazó al notario que iba a dar fe de la operación de traspaso de los activos subastados a levantar acta de que, de acuerdo con las exigencias del banco del Consell que le habían sido trasladadas vía burofax tras la apertura de plicas y declarare su oferta como ganadora, se había personado en la notaría aportando el cheque bancario por el importe que correspondía para completar el pago: "No solo la famosa cláusula 14 es poco transparente, es que ellos no me dicen en ningún momento que tenga que desembolsar esos gastos, tras la apertura de sobres solo me emplazan mediante burofaz a llevar un cheque por la diferencia de lo que deposité y el importe de la oferta", señala Ramírez.

El empresario asegura que, además de haber solicitado sin suerte el día antes el desglose de los gastos (extremo que el IVF niega), no fue informado de los mismos hasta cinco minutos antes de la firma. Ramírez insiste en que han querido que él asuma el coste de la totalidad de procedimientos que ha emprendido el banco del Consell estos años para cobrar la deuda de 18 millones de euros de la Fundación, en especial el que se sigue en el Juzgado de Primera Instancia nº 7 de Alicante y en el marco del que están embargadas el 72,69% del capital social del Hércules. 

Acta notarial

En el acta levantada por don Juan Piquer Belloch, notario del Ilustre Colegio de València, se recoge copia del cheque bancario por importe de 482.739,24 euros que necesitaba aportar para completar (junto con el depósito) el pago del precio en el acto de la firma, tal y como, recalca Ramírez, le emplazó el IVF por medio de la resolución firmada por Manuel Illueca que le es remitida vía burofax: "Ellos no me dicen que tenga también que pagar ni gastos, ni los 100.000  euros (...) se me dice que he de pagar el precio correspondiente".

Con el citado medio de pago y el depósito de 25.407,3 euros efectuado en la cuenta del BBVA designada por el banco del Consell se completaba el pago del importe ofertado por Kuntajara, 508.146,541 euros. 

"En la escritura que íbamos a firmar pone que compro libre de cargas"

El presidente del Hércules insiste no solo en que en su oferta declarada como ganadora se hace constar que compra libre de cargas, es que la escritura que se iba a firmar y de la que mostró este miércoles una copia, también recoge expresamente lo anterior. 

Noticias relacionadas

next