X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

análisis-ap

¿Pudo Elche paralizar el embargo a IFA? El recurso tiene pinta de no prosperar

6/07/2017 - 

ALICANTE. ¿Pudo el Ayuntamiento de Elche evitar el embargo del Impuesto de Bienes Inmuebles al recinto ferial IFA? Esa es la pregunta que hay que hacerse y que sólo pocos pueden responder. El consistorio ilicitano podía haber asumido la deuda directamente y no haber delegado, en ese caso particular, el cobro ejecutivo a Suma. También le podría haber bonificado el IBI al 95% y de esta manera, evitar el choque institucional entre Suma (la Diputación) y el recinto ferial, propiedad de la Conselleria de Economía. La pregunta es ¿por qué no hizo?

Está claro que con un aval bancario todo se soluciona: se puede aplicar un plan de pagos de hasta 48 meses para hacer frente el total de la deuda, 375.000 euros, deuda, por cierto, que venció el pasado mes de enero, pero que las alarmas han saltado ahora, cuando se ha iniciado el proceso del embargo sobre IFA.

Hay varias soluciones, pero no dependen de Suma: el organismo de recaudación de la Diputación de Alicante aplica un protocolo de embargo ante cualquier deuda, cuando su cliente, en este caso un ayuntamiento, deriva el pago a la vía ejecutiva, cuando no se ha satisfecho en los diferentes plazos del periodo voluntario.

Así, bajo este mismo criterio, todo hace indicar que Suma rechazará el recurso presentado contra el embargo: lo normal es que los técnicos que supervisan el acuerdo no vean ninguna razón excepcional para paralizarlo. Esa decisión debió tomarse antes de comenzar el procedimiento administrativo. De esta manera, la pelota volverá al teja del IFA que se topará con el embargo y deberá dirigirse de nuevo hacia la Conselleria de Hacienda o al Instituto Valenciano de Finanzas. De lo contrario, el embargo continuará su proceso, como ocurrió en 2013 bajo el mandato de Mercedes Alonso.

Con anterioridad, se pudo salvar al aceptar Suma los suelos urbanizados de IFA como garantía en caso de impago, pero ésta vez, al parecer, esa solución no ha surtido a efecto.

El alcalde de Alicante, preocupado

Por su parte, el alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, ha asegurado sentirse preocupado por la situación de IFA porque, pese a que se asiente en el término de Elche, "cuando llega alguna feria importante, la ocupación se deja sentir en Alicante". En esta línea, ha señalado que es consciente de que existe una firme voluntad por dar una solución a su situación económica y ha recordado a Suma que el cliente es el Ayuntamiento de Elche, y si éste no ordena el embargo, no tiene por qué ejecutarlo.

Noticias relacionadas

next