X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

"los empresarios no estamos para ganar elecciones, sino para generar consenso"

Perfecto Palacio: "Antes de reivindicar, el objetivo de la CEV es cohesionar a la provincia"

23/09/2018 - 

ALICANTE. Perfecto Palacio vuelve a la primera línea de la representación empresarial, con el mismo discurso de reivindicación y cohesión a partes iguales que ya protagonizó en sus cuatro años al frente de Ineca. El nuevo presidente de la CEV tiene una obsesión: crear de una vez un proyecto provincial en el que todos se vean reflejados, y cree que la patronal autonómica que ahora preside en Alicante puede ser ese polo de atracción para que empresarios, líderes de opinión e instituciones remen en la misma dirección. Hablamos con él el jueves, después del comité de dirección de la patronal que ha aprobado la entrada de FOPA, Carmencita y el CEEI de Elche como nuevos socios.

-Acaba usted de ser elegido presidente del consejo provincial de CEV en Alicante en sustitución de Rosana Perán, tras unos meses alejado de la primera línea. ¿Cómo afronta este nuevo reto?

-Bueno, pues con mucha ilusión y mucha fuerza. Cuando uno llega a un sitio con tanto apoyo, entra con buen pie. Yo siempre he sido una persona de consenso, y creo que es así como mejor se toman las decisiones en las organizaciones empresariales. Tengo muchas ganas y mucha ilusión, para avanzar hacia el que tiene que ser el objetivo de todos, que es que la provincia de Alicante mejore y tenga más posibilidades.

-Hablaba del apoyo recibido. ¿Se ha sentido presionado para dar el paso adelante, al ver que todos los asociados estaban esperando que diese usted ese paso?

-No, no. En absoluto.

-¿No ha tenido la CEV de Alicante un comienzo un poco raro, con Rosana Perán dimitiendo en julio después de haber sido elegida por unanimidad en abril?

-No se si lo definiría como raro. Ha habido circunstancias personales y Rosana ha tomado una decisión difícil. Es una pena, porque CEV Alicante estaba empezando, y ha habido un pequeño parón. Pero ahora estamos otra vez en marcha, y estaremos encantados de que ella siga colaborando, y será un placer que siga en la Cámara, si quiere.

-¿Se parece la idea de CEV que tiene usted en la cabeza a lo que había empezado en estos cinco meses Rosana Perán?

-No, tiene que cambiar. Pero no por nada, es que ahora el objetivo fundamental es crear un proyecto de provincia, y por consenso. Esa es la parte más importante, incluso antes de lanzar cualquier reivindicación. Tenemos que intentar ser capaces de crear un proyecto de cohesión, y creo que sí lo vamos a ser.

-¿Por qué esa cohesión de la provincia no ha sido posible hasta ahora, con actores y organizaciones enfrentadas entre sí?

-Quizá porque la provincia de Alicante es muy diversa, empezando por nuestra orografía, que influye en la relación entre los distintos territorios. Tenemos de todo, lo cual es positivo, pero dificulta esa idea de unidad. Y luego tenemos poblaciones muy importantes en muchos puntos de la provincia, no como en Valencia, donde la capital sobresale del resto y arrastra a la provincia. Aquí hay al menos siete u ocho poblaciones muy importantes, por demografía y por actividad económica. Pero esa diversidad, históricamente, no se ha usado como un activo, sino que se ha visto como un pasivo. No nos tiene que enfrentar, nos tiene que hacer más fuertes.

-¿Es optimista al respecto, cree que esta vez es la buena?

-Si no, no habría dado el paso. No se si será, pero vamos a intentarlo, primero con todo el optimismo, y segundo con la fuerza que nos da el compromiso con el proyecto de CEV y la gente que me acompaña en el consejo provincial. Vamos a poner sobre la mesa todo lo que haga falta. Así que sí, soy optimista.

-Antes de que llegase usted a la presidencia, CEV Alicante ya había mantenido una primera reunión con el presidente de la Generalitat para trazar una agenda alicantina. ¿Cree que se puede decir que la nueva patronal que usted preside es ya el interlocutor del sector?

-CEV Alicante forma parte de un proyecto nuevo, que es CEV Comunidad Valenciana, que es quien tiene la representación empresarial. Y en Alicante esa representación la tiene el consejo provincial. Pretendemos que sea el interlocutor. Pero en cualquier caso, vamos a hacer lo que dije en mi discurso de toma de posesión: ser lo suficientemente generosos para mantener las puertas abiertas de par en par a todo aquel que quiera. La única condición es que venga con una actitud positiva y el ánimo de mejorar la provincia.

-¿Por qué cree que los impulsores de Uepal no se creen ese discurso?

-Bueno, conseguir la unanimidad es francamente difícil. Cada uno tiene la libertad de creer en lo que quiera, y hay que respetarla. Ahora bien, curiosamente los que creemos que CEV es la herramienta adecuada y los que creen que no, tenemos el mismo objetivo, que es que la provincia sea mejor. Es cuestión de sentarnos en una mesa y llegar a un acuerdo en las formas, porque en el fondo ya estamos de acuerdo. ¿O es que hay alguien que no quiera lo mejor para la provincia?

-¿Tiene previsto mantener algún encuentro con el futuro presidente de Uepal para abordar esa posible unión?

-Si algo he hecho siempre es entender el diálogo como la mejor forma de solucionar los problemas. Por tanto, me sentaré en todas las mesas que haga falta. Sobre todo, si es una mesa donde todos perseguimos lo mismo, que es que la provincia de Alicante mejore. Y vamos a recibir con los brazos abiertos a cualquiera que quiera estar. Y si por cualquier circunstancia alguien no confía en nosotros, no pasa nada. Se respeta su decisión, y cada uno por su camino. Si algo va a tener la CEV es respeto.

-¿Se puede defender los intereses de Alicante dentro de una organización autonómica con sede en València? Eso es precisamente lo que ponen en duda en Uepal.

-El primer objetivo de CEV Alicante y de su presidente es defender los intereses de la provincia. Eso es lo primero. Y por supuesto, seremos leales y respetuosos con el proyecto autonómico en el que creemos. Tenemos que ser capaces de cambiar el paradigma de que Alicante y València tienen que estar de espaldas, y que cuando viene algo de València es malo para nosotros. Tenemos que ser capaces de cambiar eso. Y seguir poniendo sobre la mesa nuestras reivindicaciones, para que Alicante tenga voz. La clave de todo esto es que conseguir ese objetivo es mucho más fácil desde dentro de la CEV autonómica. Hay que buscar nuestro peso, ponerlo en valor y que los demás lo respeten. Estoy seguro de que en este proyecto de CEV autonómica ese respeto por el compañero es un valor fundamental.

-¿Cuáles son esas reivindicaciones de la provincia de Alicante que va a defender la CEV?

-La fundamental, la infrafinanciación al cuadrado que acuñé como presidente de Ineca. Esa es la reclamación fundamental, porque sin recursos no se puede hacer nada. Y el segundo gran tema es el déficit hídrico. Ahora que mucha gente se llena la boca con la palabra solidaridad, aún no he visto a nadie ser solidario con Alicante en este terreno. Cada vez que necesitamos agua, en lugar de encontrar solidaridad lo que tenemos enfrente son problemas. A ver si conseguimos que esto de la solidaridad no sea solo una pose. Luego tenemos una lista de infraestructuras necesarias, como la conexión por tren con El Altet, la ampliación de los accesos al aeropuerto que ya se ha adjudicado, y sobre todo, el tren de la costa. Esa es una reivindicación absolutamente fundamental. Nuestro gran sector económico es el turismo, y hay que potenciarlo con infraestructuras. Es vergonzoso que, por ejemplo, la N-332 entre Alicante y Torrevieja solo tenga un carril.

-¿Tiene previsto mantener algún encuentro a corto plazo con las administraciones implicadas para abordar estos temas?

-No, de momento no. Lo primero es asentar el proyecto de CEV Alicante, ese es el objetivo a corto y medio plazo. Pero, por supuesto, estaremos encantados de entrevistarnos con quien haga falta. 

-Para terminar. Usted ha acabado presidiendo la CEV Alicante aunque hace un año lo que sonaba era para presidir la Cámara. ¿Por qué no dio el paso entonces?

-Como he dicho, soy una persona que cree en el consenso. En aquel momento, vi que el consenso que existía era en torno a la persona de Juan Riera, por lo que decidí apoyarle y no plantear una alternativa. Los empresarios no estamos para ganar elecciones, sino para generar consensos y beneficio para la sociedad.

Noticias relacionadas

next