X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el local cuelga el cartel de "se alquila"

Pepe Botella cierra su tienda en La Rambla tras llevar a liquidación la empresa en 2016

26/09/2017 - 

ALICANTE. Uno de los inquilinos más 'ilustres' de la Rambla de Méndez Núñez acaba de marcharse. Desde este lunes, la tienda de la conocida marca de moda nupcial Pepe Botella se encuentra cerrada y con un cartel en el que se ofrece en alquiler. La tienda había seguido funcionando durante casi un año desde que el juez enviase a liquidación las empresas del modisto alicantino, que no lograron superar el concurso de acreedores al que se acogieron en 2012.

Fuentes del mercado señalan que la tienda llevaba meses ofreciéndose a través de distintas inmobiliarias especializadas en retail, incluso antes de que Pepe Botella cerrase. De momento, no obstante, uno de los locales mejor ubicados de la Rambla sigue estando disponible, según las mismas fuentes. Con el cierre de este local, la marca Pepe Botella se queda sin establecimientos propios (antes de entrar en concurso tenía dos tiendas en la capital alicantina), aunque sus creaciones se siguen comercializando a través de infinidad de tiendas especializadas en moda nupcial a lo largo y ancho de España.

Como ha contado Alicante Plaza, el juez de lo Mercantil número 2 de Alicante extinguió en octubre del pasado año la firma matriz, Pepe Botella S.L., al no lograr superar el concurso de acreedores. En febrero se extinguía la firma especializada Novias Pepe Botella S.L., por el mismo motivo. El modisto tiene en liquidación, en este caso voluntaria, otras dos sociedades: Botella Inmuebles S.L., creada en 2006 para dedicarse al "alquiler de bienes inmobiliarios por cuenta propia", según su objeto social. Por último, también está en fase de liquidación Clarenjes 2006 S.L., creada por el modisto para administrar el resto de sociedades del entramado.

Como ha contado este diario, la extinción de sus empresas no ha significado el fin de la marca de moda Pepe Botella. La marca, de hecho, es propiedad ahora de la mercantil Amara Evers S.L., administrada por Gillian Ortiz, que incluso se ha hecho cargo de parte de las deudas de Pepe Botella con sus acreedores una vez abierto el concurso, entre los años 2014 y 2015. La empresa se creó en octubre de 2011, un mes después de que Pepe Botella solicitase el concurso voluntario de acreedores de su mercantil principal y aplicase un ERE sobre la mitad de la plantilla. Ni Pepe Botella ni su hija están vinculados a la mercantil propietaria de su marca, aunque María Lucía Botella, diseñadora principal de la enseña de moda nupcial, sí se ha incorporado a la plantilla de Amara Evers S.L.

A la nueva dueña de la marca del modisto alicantino, que en 2014 (el primer ejercicio como propietaria de la marca) facturó 750.000 euros, le consta una orden de embargo por valor de 13.800 euros (12.000 de principal más los intereses), instada por el juzgado de lo Social número 1 de Alicante el pasado mes de junio, según se ha publicado en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP). Al parecer, como consecuencia de la reclamación de una empleada.

El diseñador alicantino, fundador de la firma y que daba nombre a la misma inició su trayectoria en la moda nupcial y de fiesta hace más de cuatro décadas con la apertura de su primera tienda en Alicante. En 1988, lanzó la primera colección bajo su nombre. Habitual de la pasarela Gaudí Novias (la actual Barcelona Bridal Fashion Week), hasta que fue golpeada por la crisis la suya era una de las marcas señera del sector, que fue incluida por la consultora Deloitte en el 'top 10' junto a Pronovias o Rosa Clará (aunque a mucha distancia de estas dos en facturación). Antes de solicitar el concurso, Pepe Botella S.L. facturaba cerca de un millón de euros, a pesar de lo cual cerró en números rojos tanto 2011 como 2012.

Noticias relacionadas

next