X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

modificación del organigrama de la concejalía de limpieza

Pavón ejecuta el relevo en el control técnico de la contrata de basura para vigilar que se cumple 

26/09/2017 - 

ALICANTE. El relevo se consuma. El nuevo concejal de Limpieza, Miguel Ángel Pavón (Guanyar), ha ejecutado formalmente el cambio en la dirección técnica de la contrata del servicio con el propósito de velar por su correcto cumplimiento. Con el nuevo organigrama interno -que anula la organización dispuesta por su compañero de filas y predecesor en el cargo, Víctor Domínguez- la supervisión del contrato (adjudicado bajo el mandato del PP en 2013 una UTE formada por FCC, Ferrovial y Cívica, del empresario Enrique Ortiz) queda a cargo de dos técnicos: el funcionario de carrera, Braulio Gambín, que en la actualidad ocupa el puesto de adjunto a la jefatura del Servicio de Disciplina Urbanística y Ambiental de la Concejalía de Urbanismo, y el técnico superior y funcionario de carrera Luis Hernández Toribio (TAE). 

Según han confirmado fuentes de Guanyar, ambos ejercerán de manera conjunta como máximos responsables del contrato del servicio público del municipio de Alicante de limpieza viaria, recogida de residuos domésticos, y, tratamiento, valorización y eliminación de residuos domésticos o no peligrosos. Hasta ahora esa función corría a cargo del técnico adscrito a la Concejalía de Medio Ambiente, Manuel Martínez Marhuenda, quien -según fuentes de la agrupación electoral- suscribió uno de los informes definitivos que permitieron dar luz verde a la adjudicación del contrato, pese a las reticencias expresadas por el técnico encargado de la redacción del pliego, Sebastián Chicote. Este último había expresado dudas sobre la posibilidad de que la UTE pudiese cumplir algunos de los compromisos incorporados en su oferta. Entre ellos, la reducción del límite de absentismo de la plantilla a cargo del servicio. Según las mismas fuentes, Marhuenda avaló la adjudicación al considerar que, en todo caso, la UTE quedaba sujeta a la obligación de que la ciudad estuviese limpia y que debía contratar a personal extra que resultase necesario sin costes adicionales para el Ayuntamiento, en el caso de que se superase el índice de absentismo laboral comprometido.      

El cambio en la supervisión técnica del contrato se ha aprobado este martes en Junta de Gobierno Local. El nombramiento de nuevos responsables de este contrato "obedece al traslado de la competencia de Limpieza Pública y Recogida de Residuos, según Decreto de alcaldía de fecha 12 de septiembre de 2017 (decreto no 120917/1), de la Concejalía de Medio Ambiente al Servicio de Disciplina Urbanística y Ambiental de la Concejalía de Urbanismo, competencia del concejal delegado, Miguel Ángel Pavón", asegura la concejalía, a través de un comunicado.

Noticias relacionadas

next