X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

EL ÚLTIMO DOMINGO DE CADA MES

Orihuela recupera las rutas por los pasos de Miguel Hernández

21/03/2017 - 

ORIHUELA. La concejal de Turismo del Ayuntamiento de Orihuela, Sofía Álvarez, ha presentado este martes las nuevas Rutas Hernandianas que recorrerán la ciudad el último domingo de cada mes, dentro de la programación con la que se conmemora el 75º aniversario de la muerte de Miguel Hernández. Así, la Concejalía de Turismo ofrece cuatro rutas temáticas sobre la vida y obra del poeta oriolano. De esta manera, los participantes seguirán los pasos de Miguel Hernández por las calles de la ciudad, mientras que también “se dará a conocer el patrimonio histórico, personajes, tradiciones y la evolución del modo de vida de la ciudad, así como los elementos naturales que la circunda”, manifestó la edil.

Asimismo, Álvarez ha avanzado que durante los meses de junio, julio, agosto y septiembre, “la ruta correspondiente se realizará por la noche coincidiendo con la luna llena” tal y como aseguró la concejal de Turismo. La primera de estas rutas, que será gratuita, tendrá lugar el próximo domingo 26 de marzo, a las 10.30 horas, bajo el título Me llamo barro aunque Miguel me llame. El trayecto se centrará en la infancia y adolescencia del poeta. En sus juegos con amigos en la calle y entre los que se encuentran Meno, Carlujo, El Mella, Gavir, El Rosendo y Paná, así como en su escolarización, que pese a ser interrumpida a los catorce años, despierta en él un gran deseo de seguir formándose literariamente. Así, durante la ruta “recorreremos la Casa Museo de Miguel Hernández, el Colegio de Santo Domingo y El Palmeral, mientras que en cada uno de ellos se leerán poemas de Miguel Hernández”.

Noticias relacionadas

la nave de los locos

Un penitente viaja al sur

El sur existe aunque le pese al norte. Más allá de Crevillent se alza una tierra que convive con dos almas: la alicantina y la murciana. La Vega Baja, comarca orgullosa, castellanoparlante y asilvestrada según sus críticos, es el verso suelto de esta Comunidad invertebrada, el lugar idóneo para un tiempo de penitencia  

next