X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

ENTREVISTA CON LA CANDIDATA DE ERREJÓN

Àngela Ballester: "La gente ya conoce al Podemos de la tele y ahora toca ser útiles a la sociedad" 

9/02/2017 - 

ALICANTE. Podemos se enfrenta a su madurez en el congreso que se celebra este fin de semana en Madrid, conocido popularmente como Vistalegre 2, en el que se deberá dilucidar el liderazgo de la formación morada. En la Comunitat Valenciana, los diferentes diputados y cargos orgánicos se han posicionado en todas las candidaturas. Así, en la candidatura de Íñigo Errejón se encuentra la diputada nacional Àngela Ballester (junto a otros rostros conocidos como Rosana Pastor o Llum Quiñonero), quien estos días hace campaña en la provincia de Alicante, donde hay más de 17.000 inscritos para participar en las elecciones del congreso interno.

-¿Cuáles son las líneas básicas que ofrece la candidatura de Íñigo Errejón?

-Nuestra propuesta es la que corresponde con el Podemos original, la que tenía voluntad de formar una mayoría social para ganar en este país, de gobernar, de ganar, no de resistir, impugnar o criticar, y sí degenerar una amplía mayoría a través de la transversalidad. Es la forma con la que hemos llegado a tener 5 millones de votos. Está claro que ese momento no es el mismo que el de entonces, pero apostamos por esa línea, aunque hay una adaptación de la estrategia. La gente de nuestra candidatura es la que hizo posible el crecimiento de Podemos en las europeas y que nos han llevado hasta aquí.

-¿Hay temor a la fractura?

-Es verdad que hay un ambiente que nosotros hubiéramos preferido que fuera de otra manera: ha habido declaraciones, campañas en twitter y manifestaciones que no ayudan a que esto sea un debate serio, constructivo y abierto. Pero sea fácil o difícil, al día siguiente de Vistalegre, todos tenemos que ir en la misma dirección. Tenemos los mismos objetivos y compartimos parte de la estrategia, aunque con diferencias, pero debemos ir a una porque el proyecto está por encima de todo.

necesitamos otro tipo de organización: que sea estatal y a la vez, descentralizada,  que se pueda adaptar a cada territorio

-¿Crees que hay gente con un cargo relevante en la organización se ha significado demasiado por una determinada candidatura con declaraciones altisonantes?

-Creo que es el momento de dar un paso hacia adelante. Yo, como valenciana, doy ese paso ante un proyecto que habla de dar más autonomía a los territorios. Después de Vistalegre, ya marcará qué espacio tenemos en nuestra organización valenciana. Es verdad que hay declaraciones, que son desafortunadas, como es el caso de las que expresó Antonio Montiel. De todas maneras, ha matizado y ha pedido disculpas. Pero hay de otros, que están todos los días hablando en ese tono y no piden disculpas. Creo que tenemos que rechazarlo y propugnar el debate constructivo y de las ideas.

-Deduzco de tus declaraciones, que es partidaria de que Podem tenga un toque singular dentro de la organización estatal...

-Claro. Si la Comunitat Valenciana tiene un toque singular, que lo tiene, nuestra organización se debe adaptar al territorio. Y si la provincia de Alicante lo tiene, también se debe adaptar a su gente. De lo contrario, es poner con calzador una forma de organización política en una forma social, política, sociológica, económica y geográficamente que a lo mejor no cuadran. La descentralización y la autonomía de los territorios es una forma de adaptarse. Y eso tiene que ver con ese cambio de ciclo que hablamos. Podemos nació y construyó una maquina electoral en el primer Vistalegre porque íbamos a un ciclo electoral muy acelerado y hacía falta; fue un modelo muy determinado y exitoso; ahora, estamos en otra fase, ahora estamos en fase movimiento popular y debemos llegar a todos los rincones. La gente ya conoce al Podemos de la tele y ahora toca ser útiles a la gente: hacer que la gente confíe y no tenga miedo, y eso se hace con el tú a tú a la gente, con el trabajo de la calle, en los barrios, en los municipios,...necesitamos otro tipo de organización: que sea estatal y a la vez, descentralizada, suficientemente flexible para que se pueda adaptar a cada territorio.

La Comunitat Valenciana tiene un toque singular, que lo tiene, y nuestra organización se debe adaptar al territorio

-El tema de la colaboración con otras fuerzas políticas también sale a colación. ¿Se arrepiente Podemos de no haber facilitado un gobierno del PSOE? 

-No hay nada que revisar. Todos nos mostramos a favor de un acuerdo con el PSOE, pero los socialistas nos pusieron sobre la mesa un acuerdo con Ciudadanos, que tenía un objetivo, como ha dicho Albert Rivera: acercarse al PP. No podíamos decir que sí a eso. Es verdad, que hemos hecho un ejercicio de autocrítica con los resultados del 26J: teníamos voluntad negociadora, no queríamos un Gobierno de Rajoy, pero posiblemente no lo hicimos bien y no supimos mostrar esa actitud negociadora y no facilitamos ese acuerdo. Pero lo que era imposible era aprobar el pacto Sánchez-Rivera.

-¿Cuáles deben ser las relaciones de Podemos con los otros partidos de la izquierda?

-No debemos pensar en otros partidos. Es verdad, que debes relacionarte con el resto, pero en estos momentos, que estamos definiendo el rumbo de nuestra organización, tenemos que decidir qué queremos y cómo queremos conseguirlo sin mirar al lado. Es una tendencia de la izquierda tradicional mirar al PSOE como si no hubiera nada más; nosotros miramos al PP. No vamos a obcecarnos con el PSOE; ahora si hay que aprobar cosas que mejoran la calidad de vida de los ciudadanos, pues lo aprobamos, o lo que hacemos en la Comunidad Valenciana con el PSPV y Compromís. Hemos venido a cambiar la vida a mejor a la mayoría.

-¿Las prioridades de Podemos para la Comunitat Valenciana y qué Podemos también debería tener en cuenta?

-Financiación e inversiones, pero sobre todo acabar con esa situación de subordinación, que lleva al chantaje, como cada vez que habla Montoro o las últimas declaraciones del ministro Catalá sobre el Corredor Mediterráneo. No quiero una organización política en la que la dirección valenciana negocia con la dirección madrileña; sino que queremos una dirección estatal  en la que haya participación y voz de los valencianos y valencianas, pero también de otras autonomías. Que las decisiones estatales sean acordes a la dignidad a la España plurinacional y diversa que tenemos y que mi dirección se interese por la financiación valenciana porque es una cuestión de justicia, no intercambio de favores.

El electorado ya sabemos que nosotros decimos las verdades a la cara; ahora falta generar confianza

-¿Qué nivel de influencia le otorga a terceras candidaturas (Anticapitalistas) puedan desequilibrar la balanza entre Errejón e Iglesias?

-Insisto, creo que no hay balanza. Ya no estamos en un sistema de todo o nada, de grandes mayorías...Antes, quien ganaba, se lo llevaba todo; ahora no. Ahora vamos a convivir en una dirección plural y tiene que posibilitar que salgamos más fuertes de Vistalegre, y que continuemos todos. Si hay compañeros que están pensando en que Vistalegre es una manera de expulsar a una parte de la organización, no a unas personas, sino a unas ideas, que nos han llevado hasta aquí, es un error histórico. Proponemos cuidar a los que están, y que Podemos sea atractiva para otro tipo de gente para posibilitar el cambio político y que genere confianza. El electorado ya sabemos que nosotros decimos las verdades a la cara; ahora falta generar confianza y no cavar trincheras en los próximos tres años. Tenemos que generar confianza en las instituciones, en las asociaciones, en los barrios y en la gente...y ahí, cuando se vote otra vez, la gente confiará en nosotros. Demos demostrar que no sólo vamos hacer lo mismo, sino que lo haremos mucho mejor. Pero eso los necesitamos a todos. 

Noticias relacionadas

XEITO I ESPENTA

Experimentos sospechosos

Creo no haber perdido el criterio a pesar del calor estiuenco que nos abrasa. Una suerte de meigas, bruixas, druidas, trasgos, coruxos, chamanes, orcos y algún que otro trol se han apoderado del laboratorio patrio y experimentan de manera sospechosa

next