X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

adaptadas al nuevo modelo de tienda eficiente

Mercadona ha invertido 14,5 millones para renovar nueve tiendas en Alicante en 2017

17/12/2017 - 

ALICANTE. La cadena de supermercados líder, la valenciana Mercadona, decidió apostar al final del pasado año por la inversión en innovación y modernización, y adaptar toda su red de tiendas a los nuevos tiempos a costa del beneficio de la empresa. Así, Juan Roig presupuestó para 2017 un total de 180 millones de euros destinados a reformar y renovar con un nuevo modelo de tienda eficiente un total de 126 establecimientos repartidos por toda España.

Del total de esa inversión prevista, más de un 8% se ha destinado a la provincia de Alicante, donde Mercadona ha invertido 14,65 millones de euros para adaptar a su nuevo modelo un total de nueve tiendas en distintas localidades. Es decir, en un año la cadena de supermercados valenciana ha renovado casi el 10% de su red en la provincia, donde está presente en 42 municipios con 101 establecimientos.

Según los datos facilitados por la empresa, este año se han adaptado al nuevo modelo de tienda eficiente establecimientos en Finestrat, Puerta de Alicante, Ibi, Benitatxell, San Fulgencio, Petrer, La Vila, Gran Alacant y Sant Joan. En total, 14,65 millones de euros en nueve tiendas. La mayor inversión se realizó en Finestrat, donde se produjo una "apertura por cierre", según las mismas fuentes (es decir, cerrar un supermercado en su antiguo emplazamiento para abrir en otro nuevo). En la localidad de la Marina Baja la cadena de Roig invirtió 3,75 millones de euros.

El resto de actuaciones han sido reformas integrales de tiendas ya existentes: en el Mercadona de Puerta de Alicante (uno de los más grandes de la capital alicantina, situado frente al centro comercial) se invirtió 1 millón de euros; en Ibi, 1,4 millones; en Benitatxell, 1,7 millones; en San Fulgencio 1,5; en Petrer la inversión llegó a 2 millones; en La Vila 1 millón; otro en Gran Alacant y 1,3 millones en Sant Joan d'Alacant, que ha sido la última reapertura por adaptación al nuevo modelo de tienda eficiente prevista para este año en la provincia.

El nuevo modelo de tienda eficiente se caracteriza por un diseño totalmente renovado: amplios espacios diáfanos que facilitan la entrada de luz natural, entrada con doble acristalado que evita corrientes de aire, lineales específicos de leche fresca y zumos refrigerados, un nuevo punto de acabado para la carne, una góndola central en la perfumería, nueva exposición en la pescadería para los productos de concha, especialidades de sushi, máquina de zumo de naranja recién exprimido, sección de horno con rebanadora de pan, pastelería refrigerada o una nueva charcutería con jamón al corte y envasado. 

Ergonomía y respeto al medio ambiente

Asimismo, Mercadona busca facilitar el acto de compra de los 'jefes', como llaman a los clientes en su jerga interna, mediante la ampliación de los pasillos de fruta y verdura, un nuevo modelo de carro cesta y de carro, mucho más ergonómicos y ligeros. Pensando en los trabajadores, se han incluido múltiples medidas para mejorar la ergonomía y eliminar sobreesfuerzos. Por ejemplo, para el diseño del nuevo mueble de caja, Mercadona ha contado con la colaboración del Instituto de Biomecánica de Valencia

También se han tomado medidas que permiten reducir hasta un 40% el consumo energético respecto al modelo de tienda convencional, debido a la mejora del aislamiento térmico y acústico, optimizando los materiales y el grosor de paredes y techos y con nuevos arcones de congelado más eficientes energéticamente y respetuosos con el medioambiente. Además, cuenta con un sistema de iluminación LED automatizado que se regula según zonas y momentos del día, para una gestión energética mucho más eficiente.

La nueva tienda que está implantando Mercadona está completamente conectada tecnológicamente, e integra una serie de dispositivos electrónicos y herramientas colaborativas para los trabajadores, con los que poder compartir información desde cualquier sección de la tienda; lo que facilita la autogestión de cada supermercado y agiliza los procesos de toda la cadena. Entre los nuevos dispositivos, se encuentran, entre otros, la línea de cajas, las balanzas o el uso de tabletas electrónicas que sustituyen al papel.

Noticias relacionadas

next