X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

única oferta activa  en el proceso de subasta

Medimotors no asumirá a los inquilinos si se queda con Panoramis: cine, gimnasio y restaurantes  

8/05/2018 - 

ALICANTE. La propuesta presentada por la empresa Medimotors Gestión para quedarse con la unidad de negocio de Panoramis -el centro comercial del Puerto de Alicante- prevé una transformación del complejo en la que, en principio, no tendrán cabida sus actuales inquilinos: el multicines, un gimnasio y algunos locales de hostelería como el restaurante Foster's Hollywood o el café-pub La Ruta de la Seda. Como poco, su oferta rechaza expresamente la posibilidad de subrogarse a los contratos de alquiler que se encuentren actualmente en vigor pese a que, de partida, era uno de los requisitos recogidos en el plan de liquidación de su concesionaria actual, Marina de Poniente, aprobado en 2016. Además, tampoco asumirá los contratos de suministro de servicios (limpieza, mantenimiento de instalaciones, etc.).

Según pudo confirmar Alicante Plaza, la sociedad administrada por el empresario y expresidente del Hércules, Juan Carlos Ramírez (amigo personal y socio del controvertido promotor Enrique Ortiz en varias compañías) no contempla la asunción de esos contratos de alquiler que hasta ahora sí vienen reportando rentas en la gestión del centro comercial. Al menos, no en las condiciones actuales. Si Medimotors se convirtiese finalmente en el futuro gestor de Panoramis, siempre podría plantearse una renegociación con esos arrendatarios para firmar nuevos acuerdos. Si eso no ocurriese, existiría el riesgo de que los ocupantes de esos locales -algunos de ellos todavía con contratos por varios años por delante para su extinción- pudiesen plantear posibles reclamaciones. Entre esos contratos, los de mayor trascendencia serían el suscrito con Kinal 56 en 2016 por una duración de tres años por la gestión del multicines o el firmado por el funcionamiento del gimnasio, en vigor hasta 2024.

No obstante, Medimotors sí estaría dispuesta a asumir la plantilla actual que trabaja en el centro comercial, salvo los ligados a la dirección y gerencia. Por lo pronto, el titular del Juzgado de lo Mercantil número 1, que pilota el proceso de liquidación de Marina de Poniente, ya ha ordenado que se dé traslado de la oferta a los representantes de los trabajadores para que, si lo consideran oportuno, puedan formular alegaciones. Se trata de la misma instrucción que también se habría dictado en relación a los acreedores privilegiados de Marina de Poniente, entre los que figuran las entidades bancarias con las que la sociedad arrastraba deudas por 3,2 millones. 

Como ha adelantado este diario, la propuesta planteada por Medimotors para quedarse con la explotación del centro comercial asciende a 1,9 millones. Esa suma permitiría saldar el canon de explotación que la Autoridad Portuaria habría dejado de percibir desde que Marina de Poniente se vio inmersa en problemas económicos. Se trata de una cifra de 1,2 millones. La propuesta de Medimotors sí incorpora el aval bancario que garantizaría la cobertura de esa cantidad: otro de los requisitos cruciales incorporados en el plan de liquidación.          


La de Medimotors es la única oferta que ha permanecido activa hasta el final del proceso, tras la retirada de otros aspirantes como Eurofound Managment o el grupo hotelero Vilaplana Pérez Hermanos. Si el juzgado resuelve que su oferta debe ser considerada ganadora, la empresa de Ramírez podría explotar el complejo -que consta de 53 locales, en los que se incluye un aparcamiento subterráneo de 500 plazas- como mínimo hasta el año 2028. Marina de Poniente logró la concesión en 1998 por un plazo de 30 años. 

Noticias relacionadas

next