X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la cadena de juan fornés sigue con su plan de expansión

Masymas roza los 246 millones de facturación y dispara su beneficio un 150%

30/12/2017 - 

ALICANTE. La tercera cadena de supermercados de la Comunitat (y primera de la provincia de Alicante), Supermercados Masymas, elevó un 2,5% su facturación durante el ejercicio 2016, hasta rozar los 246 millones de euros de ventas. Una evolución positiva apoyada en el crecimiento de su red comercial (abrió dos supermercados nuevos, y no cerró ni traspasó ninguno) que permitió a la cadena que dirige José Juan Fornés disparar su beneficio un 150%.

Según las cuentas anuales de 2016, Juan Fornés Fornés S.A. alcanzó una facturación de 245.999.000 euros, un 2,5% más que el año anterior (en 2015 el volumen de negocio fue de 240.993.000 euros). El resultado de explotación generado durante el ejercicio fue de 2.538.000 euros, y el beneficio neto después de impuestos se elevó a 1,6 millones, un 150% más que en 2015, cuando el resultado de la mercantil fue de 600.000 euros.

El informe de gestión señala que la firma espera "continuar en la senda del crecimiento de ventas y resultados de los últimos ejercicios, a través de la apertura de nuevas tiendas y a la mejora de la eficiencia en las existentes. Asimismo, se espera un incremento de ventas en los próximos ejercicios ante la expectativa de aumento del consumo de acuerdo a las expectativas de crecimiento de la economía". En este sentido, cabe recordar que durante el ejercicio en curso Masymas ha abierto nuevas tiendas (adquirió tres supermercados de la cadena murciana Mé Fresh para añadirlos a su red), y ha comenzado a remodelar sus supermercados para adaptarlos a su nuevo modelo.

La cadena de la familia Fornés apuesta por mantener su carácter de empresa familiar para "mantener un trato personalizado y cercano" y posicionarse como "especialistas en el producto fresco" como principal diferenciación con la competencia. La estrategia, según el informe de gestión, se complementa con la aplicación de una "política de precios estables en productos de alimentación y droguería", y con una "política de surtido en marcas con alternativas en cada familia de productos", de forma que "el cliente elija aquellas que más convienen a sus necesidades".

La apertura de nuevas tiendas durante 2016 impactó también en el empleo que genera la cadena. Según las cuentas, al cierre del ejercicio Masymas contaba con 2.292 personas en plantilla (la gran mayoría, 2.220, fijas). Del total, 1.700 son mujeres. El gasto en personal se elevó el año pasado a 41,71 millones de euros, frente a los 41,11 millones del ejercicio 2015. Es decir, un 1,5% más.

Masymas mantiene así la tendencia de 2015, cuando también creció un 2,5% respecto al ejercicio anterior, y se sitúa como una de las principales empresas de la provincia de Alicante por volumen de facturación. Si hace dos años terminó el ejercicio con 124 tiendas, al cierre de 2016 la red llegaba a las 126 (una de ellas en Molina de Segura, con la enseña Masymas, y la otra un súper urbano en València con la marca Fornés). A lo largo de 2017 la política de expansión sostenible se ha mantenido: la compra de los tres supermercados murcianos (uno de ellos en Pilar de la Horadada y los otros dos en la Región vecina) y la remodelación de tiendas se ha completado, casi al final del año, con la adquisición del supermercado La Nucía, que reabrirá en marzo como Masymas.

Noticias relacionadas

next