X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

promoción de TM 

Más de medio millón de euros por una casa nueva en el Tossal de Benidorm

25/03/2018 - 

BENIDORM. Benidorm sigue despegando del letargo de la crisis inmobiliaria. En esta ocasión es TM Grupo Inmobiliario el que ha empezado a comercializar las viviendas que tienen proyectadas en el Tossal de la Cala de Benidorm. Se trata de unas viviendas de lujo para clientes con un poder adquisitivo alto. Tanto es así, que el precio de las viviendas oscilan de los 440.000 euros la más baja, a los 584.000 euros la más alta

Se trata de unas viviendas situadas al lado de la Ermita, como ya publicara este diario en su momento. La orientación es noreste, por lo que las vistas desde los adosados será de la playa de la Cala de Benidorm, una de las menos masificadas de la capital turística. Precisamente, a escasos metros se sitúa el proyecto faraónico de Delfin Tower.

La promoción, bautizada bajo el nombre "La Ermita del Mediterráneo", consta de 10 casas. Las hay de unos 120 metros cuadrados que constan de otros 20 metros cuadrados de jardín, y otras casas que superan los 200 metros cuadrados. Estas últimas no tienen jardín pero sí un solarium de 80 metros cuadrados y serían las que tienen el precio más alto. 

Todas ellas tienen tres habitaciones con dos baños y cuentan con una piscina comunitaria, así como garaje para cada una de las viviendas adosadas.

Tal y como expresó la constructora en su momento, la inversión prevista para esta promoción podría alcanzar los 3 millones de euros. Las obras comenzaron a finales del año pasado y los plazos con los que cuenta TM son cortos, ya que prevén que puedan hacer la entrega de llaves en octubre de 2018.

De esta manera, TM culmina otra de sus promociones en Benidorm, después de Ocean Drive y Sunset Drive, ambos también en la zona de la playa de Poniente. Todo ello después de que las negociaciones para la compra del suelo se iniciaran hace tres años, y tuviera un pequeño percance el año pasado, cuando el Ayuntamiento suspendió momentáneamente la expedición de licencias ya que primero tenían que documentar que no había en la zona restos arqueológicos.

Noticias relacionadas

next