X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el colectivo alerta de que la actividad sigue pese a la orden del consell

Los vecinos denuncian al puerto ante el Seprona por obviar la suspensión de la descarga de graneles

6/01/2018 - 

ALICANTE. Más madera en el enconado debate sobre los graneles del puerto de Alicante. Después de que la Conselleria de Medio Ambiente haya suspendido de forma cautelar la actividad de las tres empresas que operan en la zona, mientras resuelve el tercer expediente sancionador al respecto, la asociación de consumidores 'Francisco Mena' ha acudido este viernes a las oficinas del Seprona de la Guardia Civil para denunciar que la actividad suspendida sigue llevándose a cabo.

Tal como desveló en exclusiva Alicante Plaza el pasado jueves, ese expediente está en fase de tramitación y, como los anteriores, no ha conllevado todavía la imposición efectiva de ninguna multa, pero sí la medida cautelar de suspender la actividad hasta el mes de febrero. La resolución por la que se ordenó esa paralización entró en vigor el pasado 20 de diciembre, pero el juzgado la levantó puntualmente entre el 30 y el 31 de diciembre, cuando se había concertado la llegada de un barco (y volvió a aplicarse a partir del 1 de enero y hasta que se resuelva el expediente, el 2 de febrero).

Sin embargo, los vecinos de la zona representados por la citada asociación denuncian que la descarga de graneles se ha seguido llevando a cabo estos días, según la denuncia ante el Seprona a la que ha tenido acceso este diario. La denuncia, firmada por el presidente de la asociación, José Manuel Santamaría, y varios vecinos más, se interpone contra la Autoridad Portuaria por incumplimiento del expediente sancionador, lo que a su juicio supone "que se sigue llevando a cabo una actividad contaminante, que supone un riesgo para la salud" según los informes de la Conselleria. 

Santamaría señala también que no se han adoptado las medidas correctoras acordadas, tales como respetar la altura máxima de los acopios en los muelles, "superando los límites de las pantallas instaladas" (ese es el motivo del tercer expediente sancionador), o el hecho de que las pantallas sean "abiertas, y no en forma de U". También se denuncia que no se han usado lonas para los acopios en los momentos de parada, que se ha ignorado la fuerza del viento para parar la actividad cuando superaba los 7 m/s, o que no se ha instalado el cañón de riego para minimizar la volatilidad del material pulvurento.

Desde la Autoridad Portuaria se defiende que se ha ido solicitando permiso de forma puntual al juzgado para retomar la actividad en momentos concretos de llegada de barcos previamente concertados, mientras dura la sanción cautelar y hasta que el expediente sancionador proponga una medida concreta. Este diario ha intentado sin éxito conocer la versión del abogado de las empresas afectadas por la decisión de la Conselleria. Tanto las tres empresas como la Abogacía del Estado, en representación de la Autoridad Portuaria, han presentado recursos para que se esa suspensión se deje sin efecto de modo definitivo, con el compromiso de facilitar diariamente a Medio Ambiente un alzado topográfico sobre el acopio de materiales y demostrar así que no se supera el límite de altura de las pantallas.

Noticias relacionadas

next