X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

nuevos paros convocados para el 6 y 7 de julio

Los técnicos del CAU de la UMH amenazan con una huelga indefinida por los impagos

1/07/2017 - 

ALICANTE. El conflicto en las contratas de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche por los impagos de algunas de las concesionarias se enquista. Los técnicos informáticos del Centro de Atención al Usuario (CAU), que ya desconvocaron en junio una huelga al comprometerse la empresa a afrontar parte de los atrasos, han vuelto a convocar paros para los próximos 6 y 7 de julio, y amenazan con una huelga indefinida si no se soluciona el problema. Según un comunicado de la sección sindical de CC.OO. en la Universidad Miguel Hernández, a día de hoy se adeuda la nómina de abril (sí se ha pagado mayo, precisamente tras la anterior convocatoria de huelga, hace tres semanas) y tampoco parece que se vaya a cobrar en tiempo y forma el mes de junio, que expiró este viernes. 

"La empresa nos da respuestas vagas, que se están prolongando ya en exceso en el tiempo, sin ver resueltas nuestras preocupaciones que son recibir el sueldo por el trabajo que estamos realizando de manera incansable en todos estos meses de proyecto y la continuidad de nuestros puestos de trabajo", señala el comunicado. De esta forma, "para reivindicar nuestro derecho a percibir nuestro salario en tiempo y forma hemos convocado dos jornadas de huelga para los días 6 y 7 julio, que únicamente se desconvocarán si se abona el mes en vigor (junio) y el retraso del mes de abril, con una intención de seguimiento del 99%". Asimismo, avanza que "si no se resuelve el problema, convocaremos huelga indefinida en cuanto se pueda legalmente".

Como ha venido contando Alicante Plaza, la UMH tiene externalizados diversos servicios en sus cuatro campus a través de siete contratas: mantenimiento, conserjería, limpieza, jardinería, cafeterías, mantenimiento de instalaciones deportivas y servicios informáticos. Con varias de estas mercantiles se están produciendo problemas similares a los del CAU, en manos de la consultora informática conquense Amaranto Eurogroup S.L. desde hace justo un año (se adjudicó el servicio en julio de 2016), ya sea por unos pliegos de condiciones que ajustaron tanto el precio que han menoscabado el servicio, o por empresas que no han estado a la altura de la gestión.

El otro servicio externalizado con el que la UMH tiene problemas es el de mantenimiento, adjudicado a la empresa madrileña Concentra Servicios y Mantenimiento S.A. que está en concurso de acreedores desde el pasado mes de mayo, al no alcanzar un acuerdo de refinanciación en la fase preconcursal. En este caso, a los empleados solo se les adeuda por el momento la paga extra, aunque normalmente se producen atrasos en las nóminas y algún mes la han cobrado solo de forma parcial. Hace unas semanas el administrador concursal, la firma de abogados DLM Insolvia, ya trasladó a la plantilla que no podrían pagar el mes de junio salvo que entrase liquidez. Las protestas han comenzado a producirse esta semana ante la sede del Rectorado.

La UMH ha llegado a contratar externamente los servicios de mantenimiento que no ha podido prestar estos últimos meses (desde diciembre) la empresa por la retención de facturas fruto del concurso. La adjudicación a Concentra vence en noviembre, aunque podía prorrogarse por un año. No obstante, ya se está valorando la posibilidad de volver a licitar el servicio para evitar los problemas que la situación judicial de la adjudicataria viene provocando.

En cuanto al CAU, Amaranto acometió una profunda reestructuración de la plantilla cuando se hizo con la adjudicación hace un año, que ya fue criticada por los sindicatos. El Centro de Atención al Usuario es el encargado de gestionar las incidencias informáticas de los usuarios de la institución, por lo que mientras dure su huelga (CC.OO. estima un seguimiento del 99%, según el comunicado), dichas incidencias tendrán que ser resueltas por el departamento de Servicios Informáticos de la UMH, según las fuentes consultadas por este diario. Amaranto, con sede en Cuenca, tiene oficinas en Madrid, Barcelona, San Francisco y Hong Kong), factura más de 10 millones de euros y emplea a 300 personas.

Noticias relacionadas

next