X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

ocho meses de impagos

Los empleados de la Fundación Relleu se concentran contra los incumplimientos del Consell

Los trabajadores piden que se les pague los ocho meses de retraso. Lo hacen después de que la Generalitat les haya aplazado el pago que les apalabraron para la primera quincena de diciembre

14/12/2016 - 

RELLEU. Los trabajadores del centro ocupacional y la residencia para personas con discapacidad Hoya del Río de la Fundación Relleu se concentran este jueves día 15 frente al Ayuntamiento de la localidad, de 11 a 12 horas. Lo hacen porque están cansados de esperar a que la Generalitat les abone las nóminas que tienen atrasadas, nada más y nada menos que ocho meses. Aunque están esperanzados con el nuevo Consell, quieren demostrar la importancia que tiene su caso. 

El problema último está en que les prometieron en verano que en noviembre estaría todo solucionado, pero ese mismo mes les dijeron que el pago se retrasaría hasta diciembre. En concreto, para la primera quincena. Pero ahora, les han vuelto a decir que se aplaza de nuevo, esta vez, para los días comprendidos entre el 27 y el 29 de mes.

"Muchos de nosotros nos habíamos hecho ilusiones y más teniendo en cuenta las fechas en las que estamos. Ya nos fuimos en verano sin cobrar". Tal y como cuenta uno de sus empleados, están yendo a trabajar sin ver un euro, pagando la gasolina y otros gastos con la idea de que van a terminar cobrando y porque se sienten responsables de los centros, tanto el ocupacional como el de menores.

No obstante, en este año hay cuatro trabajadores que han tenido que abandonar "porque no podían más", según explica uno de sus empleados. No así los usuarios, que siguen siendo los mismos.

Además, según cuentan fuentes del centro, han seguido trabajando gracias a las aportaciones de una asociación extranjera, que les ha suministrado comida y haciendo frente a facturas.

Para poder pagar a los empleados, uno de ellos explica que la Generalitat no lo ha tenido fácil por el hecho de que la empresa Emaús está en concurso de acreedores. Principal escollo por el que no han podido percibir la subvención. Y que también tiene otras consecuencias porque el dinero que pueda meter el Consell, iría a pagar las deudas y no a los trabajadores, además de que Hacienda le paraliza los pagos. Por ello, la Generalitat se ha acogido a la prestación de servicio por usuario. Pagando las nóminas a través de los ingresos a los usuarios. Forma en la que estarían de acuerdo todas las partes.

La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, indicó a este diario que pagan directamente al juzgado debido a la situación en la que se encuentra la empresa que presta los servicios.

Los empleados no cobran desde mayo. Aunque esto es así y no peor porque han estado cobrando gracias al centro de menores, de la misma entidad, que funciona a través de concierto. Este dinero lo dividían para que sus compañeros del centro ocupacional percibieran algún ingreso, ya que no lo obtienen de ninguna otra parte. Así, el dinero que se les abone de todo el año, también tendrá que ir para devolver el dinero que sus compañeros les dejaron a principios de 2016.

Por último, incidieron en que están esperanzados con el nuevo Consell y las ganas que muestran por solucionarlo, pero piden que sea de verdad. "Lo que piden es que se les pague antes de terminar el año", explica Jorge Alzamora, de CCOO.

Alzamora indicó en un comunicado que "demandamos rapidez al juez de lo mercantil para que disponga ya la liquidación definitiva y podamos ser gestionados por otra entidad de manera urgente y una prioridad en los pagos por parte de la Conselleria".

next