X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

POLÉMICA por la justificación del viaje pagado con dinero público 

Lo que hay detrás del viaje a Cuba de David Rodríguez (EU): la cabeza de su diputada en Alicante

21/09/2017 - 

ALICANTE. La crisis se ha instalado en Esquerra Unida del País Valencià. O en lo que queda de EU. En el centro del huracán, su coordinador general, David Rodríguez, elegido el pasado mes de octubre por sólo dos votos de diferencia frente a la diputada provincial de Valencia, Rosa Pérez Garijo. A Rodríguez hace tiempo que le buscan las cosquillas internamente, y sobre todo, a su diputada provincial en Alicante, Raquel Pérez, con una particular manera de hacer política que le ha generado más críticas y polémicas que otra cosa. Primero fue en El Campello, en su municipio, donde rompió el pacto con Compromís por nimiedades; después fue la pugna particular con su asesor en la Diputación de Alicante, Francesc Agulló, que tuvo que renunciar al cargo y que la denunció por mobbing, y finalmente, ha sido el supuesto viaje de David Rodríguez a Cuba por valor de 1.100 euros coincidiendo con el sepelio de Fidel Castro, en noviembre de 2016, y que se ha pagado con los fondos del grupo de EU en la Diputación de Alicante.

Y desde este martes, varios colectivos de Esquerra Unida le exigen a Raquel Pérez que aclare la cuestión de viaje, y de paso, las cuentas del grupo en la Diputación. O de lo contrario, exigirán su dimisión, que es lo que buscan. Pero por partes.

La dirección de EU, con David Rodríguez a la cabeza, ha emitido un comunicado este miércoles por la tarde con la intención de querer justificar lo injustificable: el viajé se pagó con los fondos del grupo de la Diputación, pero se ha querido martizar que "el grupo de EUPV de la Diputación de Alicante ha colaborado con la asociación valenciana de amistad con Cuba José Martí en su labor de estrechar los lazos solidarios entre el pueblo valenciano y cubano, especialmente en los municipios alicantinos, a través de la Fundación Nicolás Guillén". En este contexto es, según la organización política, es donde se enmarca el citado viaje, que tenía el objetivo principal de avanzar en las gestiones de la asociación valenciana de amistad con Cuba José Martí con las contrapartes cubanas, visitar proyectos de cooperación, y reuniones de trabajo de la asociación. Es decir, David Rodríguez va en calidad de miembro de la dirección de la asociación valenciana de amistad con Cuba José Martí, quien milita desde el año 2000 en esta asociación, y realiza un conjunto de reuniones con la Fundación Nicolás Guillén, el Instituto cubano de amistad con los Pueblos, revisa el estado de los proyectos de cooperación, establece contactos con otras instituciones cubanas, entre otras acciones

Pero detrás del viaje, justificado o no -habría que ver a que destina cada grupo político con las cuantiosas ayudas que reciben en la Diputación de Alicante, 500.000 euros que más tarde fueron rebajadas a petición de Compromís; en el caso de EU, recibe 38.000 euros al año-, detrás están las múltiples polémicas de Raquel Pérez amparadas por la dirección autonómica de EU de David Rodríguez.

Como publicó El Mundo de Alicante, el asesor de Pérez en la institución provincial, Francesc Agulló tuvo que dejar su cargo después de que la diputada provincial intentara que desde Diputación se le retirase la cuenta de correo electrónico, el acceso al despacho y la tarjeta de aparcamiento. Agulló puso el el caso en conocimiento del consejo político de EU y éste le conminó a que hicieran horarios diferentes para no coincidir en el despacho del grupo, ubicado en la calle Tucumán de Alicante. En ese momento, a Raquel Pérez ya se le vieron las intenciones de recuperar a su ex asesor en El Campello, Àngel Mora, como finalmente ha sucedido después de que Agulló presentara su renuncia el pasado 15 de septiembre.

A ello se suma que Pérez no ha sido bien acogida por Esquerra Unida de Alicante, que intentó que el concejal Víctor Domínguez fuera el diputado provincial amparándose en que la coalición Guanyar Alacant, con sus seis concejales y más de 30.000 votos, había sido el artífice de los buenos resultados en el partido judicial. Pese a ello, en València, aunque todavía no era David Rodríguez el coordinador general -Marga Sanz ocupaba el cargo-, apostaron por Raquel Pérez.

Y desde entonces, el sector de la valenciana Rosa Pérez y Esquerra Unida de l'Alacantí y de L'Alcoià-Comtat, alineado con Alberto Garzón, le viene buscando las cosquillas a Raquel Pérez y, por entensión a David Rodríguez. Ambos se han tapado mutuamente hasta que el último escándalo le ha explotado de lleno al propio coordinador general de EU, aunque la cabeza que buscan es la de Raquel Pérez. O aporta las cuentas del grupo provincial de EU en la Diputación de Alicante y sus justificantes, o su cabeza puede rodar.

Noticias relacionadas

next