X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

vicente flames declara ante el juez de instrucción

Las denuncias de acreedores alicantinos contra el concurso de Nou Temple llegan a la vía penal

15/09/2017 - 

ALICANTE. Las denuncias de los acreedores alicantinos (casi todos de la Marina Alta) sobre el incumplimiento del convenio de acreedores de la promotora valenciana Nou Temple han llegado a la vía penal. Según han confirmado a Alicante Plaza fuentes jurídicas, el presidente de la promotora, el empresario valenciano Vicente Flames, declaró ante el juez de Instrucción 12 de València el pasado viernes, en el marco de una investigación sobre la presunta despatrimonialización de la promotora.

Como ha venido contando este diario, los acreedores de la Marina Alta (pequeñas empresas y autónomos que trabajaron en su momento para la promotora en sus proyectos en la comarca) presentaron en abril una solicitud de incumplimiento del convenio aprobado en 2008, dado que denuncian que la mercantil no está cumpliendo el calendario de pagos establecido cuando se aprobó el plan de viabilidad. A principios de julio, el juzgado de lo Mercantil 1 de València, que tramita el concurso, acumuló las denuncias en un solo procedimiento, dado que aunque las mercantiles denunciadas son tres, en realidad se trata de la misma empresa.

En paralelo, algunos de los acreedores acudieron en su momento a la vía penal, que ha comenzado a moverse. Nou Temple tiene, según las fuentes consultadas, dos procedimientos penales abiertos: uno por el recurso a avales falsos, instado por un cliente que se quedó sin la vivienda que había adquirido, en el Juzgado de Instrucción número 11, y otro en el citado Instrucción 12 por la despatrimonialización de las sociedades concursadas. 

En este último caso, algunos acreedores de la Marina denuncian que las mercantiles de Flames habrían ocultado supuestamente activos al concurso, que luego habrían terminado en otras sociedades. También el hecho de que la concursada ganó una sentencia al Ayuntamiento de Vinaroz (por un plan urbanístico anulado), que debía indemnizarlo con 2,3 millones de euros, y que no se conoce el destino de esa indemnización. La denuncia se presentó hace ya dos años, y las diligencias se tramitan desde entonces, pero es ahora cuando el juez ha comenzado a tomar declaración a los denunciados.

El presidente del grupo declaró ante el juez el pasado viernes, según las mismas fuentes, y está previsto que otros familiares de Flames lo hagan a lo largo del mes de octubre, en el marco de las diligencias 4316/2014. En este sentido, las mismas fuentes recuerdan que "hay una sentencia de la Audiencia Provincial que establece que determinadas cuestiones relacionadas con la denuncia no pueden enjuiciarse hasta que no se dé por incumplido el concurso de acreedores". Es decir, de lo que decida el juez de lo Mercantil puede depender el devenir de la causa penal.

En este sentido, como ha publicado este diario, los acreedores de la Marina, el fondo de capital riesgo Aiqon y el Banco Santander han solicitado al juez que celebre una vista para determinar si se ha producido un incumplimiento. La decisión de celebrar o no dicha vista está pendiente de los últimos recursos. En caso de llegarse a esta conclusión, la empresa podría verse obligada a ir a liquidación. Nou Temple vivió su momento dorado en los últimos años previos al estallido de la burbuja del ladrillo, con varias promociones en la Comunitat y Baleares. En 2008 entró en concurso de acreedores, pero logró aprobar un convenio dos años más tarde, en 2010, con una quita del 50% y un calendario de pagos a ocho años que vence en 2018. Los acreedores denuncian que no se está cumpliendo dicho calendario, y que la empresa no ha retomado la actividad para terminar las promociones que quedaron paradas, tal como establecía su plan de viabilidad.

Noticias relacionadas

next