X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 22 de octubre y se habla de ELCHE CF cd alcoyano alicante urbanismo Turismo

la firma alicantina introduce su tónico para deportistas en ee.uu. y asia

Laboratorios Quinton doblará su facturación tras su acuerdo de distribución con Cellnutrition

9/04/2017 - 

ALICANTE. La alicantina Laboratorios Quinton sigue creciendo. A sus planes de expansión en Japón y Filipinas se suma ahora un acuerdo de distribución internacional con la irlandesa Cellnutrition Ltd. que, si todo sale según lo previsto, permitirá a la firma doblar su facturación este año y asegurarse crecimientos en el entorno del 50% anual a partir del siguiente. Así, la farmacéutica alicantina, que cerró 2016 con unos 5 millones de facturación (el 75% de ello en exportaciones), superará en 2017 los 9 millones de euros gracias a este contrato, según explica su director comercial, Gerardo Gómez.

Laboratorios Quinton y Cellnutrition ya trabajaban juntos. La irlandesa tenía la distribución exclusiva de su tónico Totum Sport, enfocado a deportistas profesionales o aficionados, en el Reino Unido e Irlanda. Ahora, la firma alicantina ha cedido a la irlandesa en exclusiva la distribución mundial de este producto (excepto España), lo que equivale a "venderle directamente toda la exportación", según Gómez. El directivo explica que "hemos negociado un volumen mínimo a cambio de garantizarles la exclusividad", de modo que "si se cumple lo firmado, este año vamos a duplicar la facturación".

El core product de Quinton sigue siendo su 'terapia marina' basada en las ampollas bebibles Isotonic y el Hypertonic, que hasta 2016 suponían el 85% de su facturación, y que es el producto que se va a introducir este año en Japón, Filipinas y México, según los planes de expansión de la empresa. Pero con el refuerzo de este acuerdo con Cellnutrition, la idea es superar los 9 millones de euros de facturación al cierre de este ejercicio y entrar en nuevos mercados donde hasta ahora el Totum Sport no tenía presencia (se vendía exclusivamente en España y el Reino Unido e Irlanda). "Vamos a entrar en Rusia, en China, Estados Unidos... hay mucho potencial, puede haber una explosión de venta", augura Gómez.

El secreto del Totum Sport, que saltó a la fama cuando algunos medios lo calificaron como 'la ampolla que revivió a Rafa Nadal en el Open de Australia', es el mismo que el de los otros tónicos de la farmacéutica alicantina. "Agua pura del Golfo de Vizcaya microfiltrada en frío para conservar el filopláncton, lo que garantiza que el cuerpo humano pueda absorber todos los elementos que contiene". Los que contiene el agua de este punto concreto, pues "no todo el agua del mar es igual". Una vez en Alicante, se microfiltra a 0,22 micras, tal como establece la farmacopea europea, para que no haya patógenos. Y se envasa en sobres de 20 mililitros que contienen sales minerales y otros 78 elementos naturales "en la misma proporción que aparecen en el cuerpo humano".

Laboratorios Quinton ha encargado un estudio a la Universidad de Alicante (UA) sobre las propiedades del tónico para deportistas, que según Gómez "evita calambres, rampas y fatiga al retrasar la aparición del ácido láctico". La posología recomendada por la firma alicantina es "un sobre antes de la práctica deportiva, y otro justo después para acelerar la recuperación". Si el ejercicio se prolonga durante mucho tiempo, "es recomendable un sobre cada hora mientras dure el ejercicio".

El origen de los Laboratorios Quinton está en Francia, donde los fundó en 1905 el fisiólogo francés René Quinton, que comenzó a comercializar el 'Plasma de Quinton' (el actual Isotonic) y en 1912 añadió el 'Duplase de Quinton' (hoy conocido como Hypertonic). Los dos tónicos estuvieron registrados ante la Seguridad Social francesa, que reembolsaba la prescripción médica de estos productos, entre 1945 y 1982. El cambio en la normativa europea, que homogeneizó las farmacopeas de todos los países, motivó una caída de la actividad de la firma al excluirse sus productos. Sin embargo, en 1996 el empresario alicantino Joan Miquel Coll adquirió los laboratorios y la patente de sus productos, y trasladó la actividad a Alicante. La firma tiene su centro de producción en Cox y la oficina comercial en la capital alicantina. En total, emplea a unas 50 personas "con picos de 60, según la temporada".

Noticias relacionadas

next