X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 17 de diciembre y se habla de ue oLOT ELCHE CF SMART CITIES DOCUMENTALES sala martínez SANTA POLA

era el trámite esperado para dar el paso

La Vila cede al Consell el suelo para la ampliación del hospital, aún sin fecha de licitación

11/10/2017 - 

LA VILA JOIOSA. El Ayuntamiento de La Vila Joiosa ha conseguido ocho meses después que el Catastro registre a su nombre los terrenos expropiados para que la Generalitat pueda ampliar el Hospital Marina Baixa. Ocho meses que según dijo el alcalde del municipio, Andreu Verdú, podrían haberse alargado aún más si no fuera por las gestiones realizadas por la directora territorial de Sanidad, Encarna Llinares. Así, el primer edil informó que todo el proceso se había dilatado en el tiempo por la burocracia. 

Según indicó el alcalde, el problema estaba en unir las tres parcelas contiguas al centro, que servirán para la ampliación, y que éstas se registraran a su nombre. Un trámite que comenzaron en enero de 2017 y que no fue hasta el 25 de septiembre cuando se resolvió

Este mismo martes se dictaba en comisión informativa la cesión del suelo de 24.831 metros cuadrados a la Conselleria de Sanidad. No obstante, está previsto que se apruebe el pleno de la semana que viene.

De esta forma, desbloqueaban la ampliación del hospital, que ya se anunció de forma oficial en mayo de este 2017 con la presencia en el centro de la consellera de Sanidad, Carmen Montón. No ha sido hasta ahora cuando La Vila ha podido hacerse con los terrenos que expropiaron por 253.444,37 euros. Paso crucial para que el Consell pueda redactar los pliegos de condiciones para licitar la redacción del proyecto. 

Mientras, el alcalde precisó que el hecho de que los antiguos propietarios de la parcela que se va a ceder hayan acudido al Tribunal Provincial de Expropiación para que se les determine un justiprecio "no influye en absoluto en la tramitación a partir de ahora".

En un principio, estaba previsto que esto último se hiciera a finales de este año, pero la espera del Catastro ha demorado todo el proceso y por el momento no pudieron precisar ninguna fecha para su licitación, aunque Llinares afirmó que trabajarán para tenerlo en el segundo semestre de 2018. 

Así, la directora territorial indicó que los 200.000 euros que había consignados para 2017 con el fin de redactar el proyecto se reservarán para tal efecto en 2018. A los que se sumarán los 2,1 millones de euros ya presupuestados para el centro ese año, y otros 12,5 que completarían la partida económica para estas instalaciones. Está previsto que las obras duren año y medio, mientras que la gerente del hospital, Rosa Louise Cereceda, indicó que habría otro año más de transición para trasladar todos el equipamiento sanitario de un edificio a otro.

Por otro lado, tanto el alcalde como Llinares aprovecharon para sacar pecho y dar un tirón de orejas al gobierno anterior, tanto en la Generalitat como en la Vila Joiosa, ambos del PP. Ambos coincidieron en decir que no habían hecho lo suficiente para que la ampliación fuera una realidad.

Un 33% más de espacio

La ampliación del hospital es un reivindicación histórica por parte de los propios profesionales del centro. Así lo reconoció la propia gerente que estos días cumple dos años en el cargo. "Estamos agobiados donde estamos. Es muy pequeño", manifestó Rosa Louise Cereceda. Con las obras en el centro, las instalaciones ganarían un 33% de espacio, mientras que las estancias que se quedarían sin sus usos actuales, se reformarían y pasarían a tener nuevos fines. Todo ello con un presupuesto global de 14,5 millones de euros.

Tal y como recordaron Llinares y Cereceda, renovará y aumentarán las camas, que crecerán hasta las 350 en el edificio actual. En en el nuevo iría radiología, que ya señalaron en su momento que iría en el sótano, mientras que urgencia general y pediátricas estaría en la planta baja. En el primer piso ubicarían el quirófano, con la zona quirúrgica, la de reanimación y urgencias ginecológicas. Finalmente, en el último piso iría la UCI.

La ampliación posibilitará que pasen de ocho a 14 quirófanos, y la capacidad del hospital de día aumentará en un 138% "para que el paciente no tenga necesidad de pernoctar en el centro", apostilló la sanitaria. También resaltaron que las nuevas instalaciones servirán para no tener concertado el servicio de hemodiálisis y así no derivar a nadie, como es el caso también de las resonancias, a la que se le acaba el concierto en breve, según explicaron. 

Además, Cereceda apuntó que Urgencias se trasladará al nuevo edificio y reconoció los problemas de capacidad que han tenido hasta ahora, pero que dicen haber resuelto en gran medida este verano. Por último, Llinares señaló que otro de los problemas históricos era el del aparcamiento, y que en este caso casi doblarían las plazas, pasando de unas 450 a alrededor de 900.

Noticias relacionadas

next