X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

impugnación de la prórroga acordada por el juzgado 

La subasta de Panoramis se enreda: el inversor de Muro recurrirá para frenar a los dueños de Xanadú

20/05/2017 - 

ALICANTE. La pugna abierta por la compra del centro comercial Panoramis se intensifica en sede judicial. Uno de los tres inversores que ha presentado oferta en la subasta para adquirir el complejo del muelle de Poniente, el grupo hotelero de Muro de Alcoy Vilaplana Pérez Hermanos, anunció este viernes su intención de recurrir el auto del Juzgado de lo Mercantil número 1 por el que se amplía el plazo de la puja hasta el pasado 10 de abril. 

Como informó Alicante Plaza, el auto judicial justifica esa decisión en el propósito de salvar el proceso de subasta y de lograr que los acreedores de Marina de Poniente (la empresa liderada por Enrique Ortiz, en liquidación, que todavía explota Panoramis) puedan recuperar el máximo porcentaje posible de las cifras que se les adeuda. En su resolución, el titular del juzgado -que acepta, así, la petición de prórroga cursada por la administración concursal de Marina de Poniente- concluía que ninguno de los dos aspirantes que habían llegado a presentar su plica sobre el límite del plazo inicial (entre el 17 y el 20 de marzo) cumplían los requisitos formales exigidos en la convocatoria. Con la ampliación de de fecha, según el auto, esas dos propuestas podrían completarse.

Ahora, la iniciativa legal anunciada por portavoces oficiales de Vilaplana Pérez se traduce, de facto, como un intento para frenar el paso al gigante británico de los centros comerciales, Intu-Eurofunds, que presentó su oferta justo en ese misma nueva fecha límite (el 10 de abril) y, al menos por ahora, queda también admitido como aspirante. 

Vilaplana Pérez tratará de rebatir las conclusiones del juzgado: su oferta presentada en plazo sí cumplía los requisitos de la convocatoria

Los argumentos del recurso de apelación del grupo hotelero se desconocen. Con todo, sus portavoces adelantaron que se tratará de defender la validez de su propuesta por lo que respecta a la constitución del aval: la carencia que, según el juzgado, habría llevado a invalidar su propuesta. Representantes de Vilaplana Pérez precisaron que sí habían acreditado el compromiso de obtención de ese aval y que no pudieron formalizar su constitución al tratarse de un acuerdo que debía adoptar el consejo regional de una entidad bancaria asentada en Valencia justo en los días festivos de Fallas.      

Este diario trató sin éxito de contrastar si Medimotors Gestión, el tercer interesado en la adquisición del complejo bajo la representación del presidente del Hércules, Juan Carlos Ramírez, también prevé interponer su propio recurso. A priori, todo parece indicar que podría seguir el mismo trámite, igualmente con la misma finalidad: desactivar la propuesta de compra registrada por el teórico rival más fuerte. Al margen de liderar el sector en el Reino Unido, la alianza formada por Intu-Eurofunds es la propietaria del centro comercial Xanadú de Madrid y del centro Puerto Venecia  de Zaragoza, entre otros.

Por lo pronto, la apelación de Vilaplana Pérez conlleva ya una nueva demora en la resolución de la subasta, derivada de la resolución de ese recurso. No es la primera vez que Vilaplana Pérez se opone a la ampliación de plazo. Ya lo hizo con un escrito de oposición, en respuesta a la petición cursada por la administración concursal, que el juzgado decidió incorporar al proceso pese a que ninguno de los aspirantes está capacitado legalmente para alegar frente a esa petición.   

Noticias relacionadas

next