X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la abogada del ministerio considera que son créditos contra la masa

La Seguridad Social reclama cinco años de cuotas a Nou Temple y exige su liquidación

10/04/2018 - 

ALICANTE. La abogada que representa los intereses de la Tesorería General de la Seguridad Social en el concurso de acreedores de la promotora valenciana Nou Temple ha pedido al juez que inste la liquidación de la primera de las mercantiles concursadas (en total, tres empresas del mismo grupo), Promociones Nou Temple SLU, a la que reclama cinco años de cuotas impagadas. Según el escrito presentado al juzgado de lo Mercantil número 1 de València, las cuotas devengadas desde 2011 hasta 2016 ascienden a 139.125 euros, y la abogada de la Seguridad Social estima que deben considerarse crédito contra la masa (las nuevas deudas generadas una vez aprobado el convenio de acreedores).

Como adelantó Alicante Plaza la pasada semana, la Seguridad Social se ha sumado a otros acreedores que piden la liquidación de las promotoras de Nou Temple, al considerar que el grupo que dirige Vicente Flames está incumpliendo el convenio de acreedores que se aprobó en 2010. Sin embargo, hasta la fecha el juez de lo Mercantil ha rechazado los dos incidentes concursales que han presentado pequeños acreedores contra otras tantas concursadas en base al quantum (la cantidad que reclamaba el acreedor que instaba a la liquidación no era significativa en el cómputo global de la deuda).

En su escrito, remitido a principios de año, el organismo dependiente del Ministerio de Empleo señala que, según el artículo 2.4 de la Ley Concursal, "constituye presupuesto objetivo de insolvencia el impago de las cuotas de la Seguridad Social de tres mensualidades consecutivas". Asimismo, el escrito adjunta un certificado de deuda que "acredita el impago generalizado durante todo el periodo de octubre de 2011 a junio de 2016 de las cotizaciones sociales", por la citada cantidad de 139.125 euros. Por este motivo, considera acreditada la "situación de reinsolvencia o insolvencia sobrevenida", y estima que procede la apertura de la fase de liquidación.

Reclamación de los administradores concursales

Por otro lado, Nou Temple ha recurrido el fallo que condenaba a la promotora a abonar 825.000 euros a los tres ex administradores concursales, por atrasos en sus emolumentos durante la fase de convenio (desde la propuesta del mismo hasta su aprobación en sentencia). Como ha contado este diario, el juez admitió la reclamación y condenó a la promotora de Flames a abonar dicha cantidad, aunque este fallo no tiene efectos prácticos en el proceso abierto por otros acreedores, dado que los administradores no solicitaban el incumplimiento del convenio, sino solo que se les reconociese el derecho a cobrar dicha cantidad.

Según ha podido saber Alicante Plaza, el tribunal se reunirá el 30 de abril para decidir sobre el recurso de apelación de la promotora. El fallo en este sentido es crucial para la promotora, puesto que no puede dar por cumplido el convenio en tanto no atienda el pago de todo el crédito contra la masa. Dado que el suelo de los administradores concursales tiene esta calificación, aún cuando Nou Temple lograse superar todos los incidentes de incumplimiento planteados por los acreedores, debería afrontar el pago de esos 825.000 euros, a no ser que el recurso prospere.

Noticias relacionadas

next