X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

aplicación de la ley de memoria histórica 

La 'purga' del callejero: el tripartito la ratificará sin pasar por el pleno y sin la consulta que pide el PP

Foto: RAFA MOLINA

PSOE, Guanyar y Compromís validan el cambio de nombres y lo confirmarán en Junta de Gobierno tras incorporar una quincena de alegaciones con el apoyo de la parte social de la comisión creada para aplicar la Ley de Memoria Histórica. La oposición vota en contra al no admitirse sus sugerencias y creer algunas sustituciones injustificadas. Populares y C's exigen una votación en pleno, donde el tripartito está en minoría 

8/11/2016 - 

ALICANTE. La actualización y adaptación del callejero de la ciudad de Alicante a la Ley de Memoria Histórica queda visto para sentencia. El cambio de nombres de unas 46 vías solo aguarda ya que los tres partidos que comparten responsabilidades de Gobierno (PSOE, Guanyar y Compromís) ratifiquen el acuerdo que se alcanzó este lunes en la comisión mixta creada para su revisión en una próxima Junta de Gobierno Local, sin necesidad de que el asunto llegue a debatirse en el pleno. La redenominación de vías es, según confirmó el portavoz del tripartito, Natxo Bellido, una de otras tantas prerrogativas que la Ley de Grandes ciudades reserva al órgano de gestión diaria de los ayuntamientos, de modo que el acuerdo sólo será puesto en conocimiento del resto de la corporación, sin que la oposición vuelva a tener la oportunidad de votar. 

Este lunes sí lo hizo. Tanto los representantes de PP como los de Ciudadanos (C's) votaron en contra al considerar que no se había tenido en cuenta sus alegaciones y que los argumentos esgrimidos para rechazarlas no se ajustan a los criterios objetivos acordados en la constitución de la comisión. Según el PP,  los motivos expuestos para sustituir nombres como los de Calvo Sotelo, Vazquez de Mella o Primo de Rivera (fallecidos antes de la Guerra Civil) "no tienen justificación jurídica". Pero su rechazo no sirvió de nada frente a los votos afirmativos de PSOE, Guanyar y Compromís. La disputa se saldó con 14 pronunciamientos a favor frente a 13 en contra, ya que aunque cada partido dispone de dos miembros en la comisión, se estableció un sistema de voto ponderado por el que cada partido disponía de tantos votos como concejales. Los dos ediles no adscritos -Nerea Belmonte y Fernando Sepulcre- no forman parte de la comisión, lo que garantizó la mayoría al tripartito.

El acuerdo contó, además, con el respaldo no oficial de la parte social de la comisión, presente con una representación de la Universidad de Alicante (UA), de algunas de las cinco Juntas de Distrito y de los colectivos Alicante Vivo y la Comisión por la Memoria Histórica. Pese a que no se preveía que votasen, se les permitió que manifestasen su opinión sin ningún valor ejecutivo. Y todos, aunque con matices sobre alguna de la propuesta de cambio, votaron a favor.

El PP, no osbante, reclamó que la propuesta se elevase a consideración del pleno municipal y llegó a plantear que se convocase un referéndum o consulta para que la ciudadanía pudiese manifestarse sobre las nuevas denominaciones. Además, incidió en la crítica sobre los costes que iba a conllevar la nueva rotulación tanto para las arcas públicas como para los ciudadanos, comerciantes y empresas, que tuviesen que cambiar sus direcciones oficiales. 

El concejal de Estadística, Dani Simón (Guanyar), minimizó el desembolso público al concretar que cada placa nueva supone un coste de 35 euros. Bellido, por su parte, replicó que los argumentos del PP para votar en contra "sólo son excusas para no cumplir la Ley, como en los últimos cinco años en los que ellos iniciaron el proceso sin llegarlo a culminar".

Las alegaciones incorporadas        

A grandes rasgos, las nuevas denominaciones son las que se han venido conociendo desde que se inició el proceso, en marzo. Según fuentes municipales, respecto a la propuesta inicial, se han incorporado total o parcialmente alegaciones que implican una quincena de rectificaciones relativas a las calles Capitán Meca (Negre Lloma), J.L. Lassaleta, Plaza Arquitecto Miguel López,  Paseo de las Libertades y General Juan García-Aldave (que se mantienen). Las alegaciones aceptadas han afectado también a la calle Nelson Mandela 'Madiba' (que sustituye a la calle General Primo de Rivera), Juan Ballesta (que pasa a ser calle Angelita Rodríguez), Conde de Vallellano (por Paseo de los Mártires de la Libertad), plaza junto a las escaleras de la Reina en el Puerto (Plaza de Tomás y Valiente).

También han sido aceptados los cambios en la Glorieta prolongación del Paseo Canalejas (que pasa a ser el Jardín del Feminario); la calle Capitán Fernando Ballenina (pasa a ser del Bloguero Pedro Más García); Tomás Aznar Doménech (que pasa a ser calle del Betis Florida C.D.); la Plaza del Pueblo Gitano (por Plaza de la Igualdad a propuesta del colectivo gitano, que sustituye a la denominación actual de Plaza de la División Azul); la plaza situada detrás de los juzgados (pasa a llamarse Plaza Miguel Hernández), y se corrige la reseña biográfica en la dedicada a Maisa Lloret.

Además, la comisión ha aprobado la revocación de los acuerdos plenarios que han concedido distinciones de la ciudad a personas afectadas por la Ley de la Memoria Histórica, en el caso de que no se hayan hecho efectivos, como es el caso de los concedidos a Francisco Franco, entre otros. También se ha dado el visto bueno para la eliminación de los símbolos existentes en la ciudad, salvo aquellos que perdieron la connotación franquista, como es el caso de las placas de los edificios construidos por el Instituto Nacional de la Vivienda,que incluyen el yugo y las flechas de la Falange. Por último, se ha introducido una nueva propuesta para sustituir a César Elguezábal por Catedrático José Ferrándiz Casares, en lugar de la propuesta inicial de Pintor Lorenzo Aguirre, puesto que ya existe una plaza con ese nombre en la Vía Parque. 

La comisión dejó sobre la mesa una parte de la propuesta de acuerdo con la que se aspiraba a dar nombre a calles que hasta ahora carecen de denominación oficial. En la comisión se puso de manifiesto que ese cometido no era competencia de la comisión, sino de la Concejalía de Estadística, que ya tiene su propia lista de propuestas a partir de las sugerencias presentadas por ciudadanos particulares y colectivos. El área de Estadística podría tener en cuenta ahora ese listado.    

Noticias relacionadas

next