X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

La ilicitana Susana Guerrero inaugura Anatomy of Myth en el Centro Cultural Español de Miami 

La muestra que acaba de inauguar en el Centro Cultural Español en Miami (CCEMiami) es su segunda muestra en Estados Unidos en pocos meses. La exposición incluye la pieza “Mare dels Peixos” producida por el propio CCEMiami

13/01/2017 - 

ELX. Susana Guerrero se ha pasado los últimos días terminando de montar in situ la que es su segunda muestra en Estados Unidos en menos de 6 meses. Concretamente en Miami, cuyo Centro Cultural Español alberga un total de 18 obras de su serie 'Anatomy of a Myth' (Anatomía de un Mito). La artista ilicitana que nos acaba de sorprender con su colaboración con Otra Danza mediante la instalación RITO realizada en el MACA, donde los bailarines Asun Noales y Sebastián Rowinsky de Otra Danza, embadurnados de arcilla blanca bailaban en un círculo formado por 100 cabezas blancas de jaguar del mismo material, ratifica así el buen momento dentro de su carrera artística y la repercusión de la misma tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. 

Son en total 18 obras,  “4 instalaciones de xilografías sobre piel y cerámica esmaltada y 14 esculturas de materiales diversos como (cable, terminales, percebes, uñas, cerámica, latón, mármol, cuernos, agave, etc.) Llegan de la Thomas Jaeckel Gallery en Chelsea, Nueva York,” donde ha  expuesto este pasado mes de septiembre. Son las obras que estuvieron en esa exposición, “más una pieza nueva 'La Mare dels Peixos' producida por el Centro Cultural Español en Miami (CCEMiami) que acabo de terminar en estos días. Es una instalación de xilografía sobre piel y cerámica esmaltada.” 

Susana siempre ha trabajado con materiales de desecho, materiales procedentes de materia orgánica, tanto de animales como humana recogidos en sus viajes, sacados de cualquier parte, por muy inertes que se presenten, la artista los dota de vida y de sentido. Su obra transita entre la mitología, la más profunda humanidad, el ritualismo, la maternidad y la espiritualidad.  “Para mí son muy importantes los materiales, su origen, como los trabajo yo y los proceso. Es un ritual dentro del proceso de creación y como se unen entre ellos. Mis nuevas piezas funcionan como una mesa de disección sobre la que se muestran miembros descuartizados de mis criaturas, sus vísceras, sus órganos unidos a sus venas y arterias.” Así cuando uno se enfrenta a cualquiera de sus obras no puede quedarse en lo que la mirada le revela a priori, ni en la reminiscencia de las formas, sino que requiere de un viaje más profundo mucho más allá del espacio y del tiempo en el que se produce esta vivencia. Ni tan solo quedarse en el título de la obra, cuyo significado puede ser tan perturbador como su aspecto, como el 'Corsé-Jaula para Corazón de Espinas', una de las obras que pueden verse en el Centro Cultural Español de Miami. Por ello para Susana “es importante la libertad en la hibridación y el uso de los materiales, la utilización de su origen o la carga poética y simbólica que conllevan. En esta muestra podemos encontrar anatomías, mitos, fragmentaciones y búsqueda de las fuerzas. La exposición está repleta de fragmentos, de miembros, de cabezas, de órganos y vísceras de criaturas decapitadas vivas. “

El imaginario de Susana Guerrero transgrede la simple lógica, la retuerce y a la vez la acaricia creando una extraña desazón en el que se enfrenta a su obra. Como las bellas cabezas blancas de jaguar que miran amenazadoras a todo aquel que intente rebasar la puerta que custodian. O la brillante garra con afiladas uñas, tan bella como aterradora. El cosmopolitismo de Guerrero, sus vivencias en países tan espiritualmente complicados como México, unidas a sus raíces ilicitanas, dotan a sus obras de un fuerte sentido religioso, espiritual, mitológico y desconcertante. Pues cables, uñas, cueros, cactus... no parecen a simple vista ser materiales dotados de una especial espiritualidad, santidad o esoterismo. Pero de ello los dota Susana. “Es importante la libertad en la hibridación y el uso de los materiales, la utilización de su origen o la carga poética y simbólica que conllevan. Como el ritual de recolección de los materiales, su manipulación y el proceso como una parte de la construcción final de las piezas. Hay también un trabajo con lo que no se ve: la interpretación de los sueños y una narrativa de lo onírico; un cuento, al fin y al cabo, de lo que sucede a mi alrededor.”

Y en un lugar destacado la hembra, la mujer, la madre, la diosa, “mitos antiguos de los que partir como 'Medusa', 'Coyolxauhqui', 'Santa Bárbara', 'La mare dels peixos', (obras) decapitadas que exhalan aliento de sus bocas y que se levantan a partir de una reconstrucción del mito. Como una invocación, una llamada a lo salvaje. Alentando el culto a la hembra alimentadora que da y quita la vida. A la leche materna como alimento y muerte. O al tiempo de la madre y los cambios que se producen en todos sus órganos.” La maternidad del arte y el arte de la maternidad. La mujer y su 'Dispensador de leche' enfundada en su 'Camisón de Espinas', el dolor y el amor de y por la vida de la artista. La “mitopía” de Susana Guerrero: mitología y utopía a las que ha dado forma de obra de arte.


next