X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

inversiones en los presupuestos de la generalitat

La gran obra olvidada del Consell para Alicante: 2,6 millones para acabar el Centro 14 en 2017

Vivienda destina la segunda mayor inversión para la ciudad a la finalización de las obras del nuevo edificio de Juventud que se iniciaron hace cinco años. El Ayuntamiento, su promotor, acaba de desbloquear la ejecución de los trabajos tras el último conflicto declarado entre la adjudicataria y el arquitecto por un modificado del proyecto. Se barajó hasta la resolución del contrato     

5/12/2016 - 

ALICANTE. Ni tranvía, ni centros de salud, ni nuevos colegios... La gran apuesta del Consell para la ciudad de Alicante programada en los presupuestos de 2017 es la finalización de las obras de ampliación del Centro 14: el céntrico edificio de la calle Labradores en el que se encuadran las actividades organizadas por la Concejalía de Juventud. El documento de planificación económica elaborado por PSPV y Compromís -todavía en tramitación- contempla una partida de 2,6 millones de euros a cargo de la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio para acometer la segunda fase de los trabajos, con un presupuesto global de 4,2.

La suma asignada para la conclusión del inmueble es el segundo desembolso de mayor cuantía previsto en las cuentas de 2017 para la capital de la provincia, tras los 3,8 millones habilitados para pagar certificados finales de la reforma de la avenida de Dénia aún pendientes. Con esos 2,6 millones, se prevé zanjar la construcción del inmueble, hasta ahora desarrollada en un 55% desde que comenzase a gestarse el proyecto, hace ya cinco años.

Lo cierto es que los trabajos han tenido que superar varias vicisitudes relacionadas con la empresa encargada de llevarlos a cabo. La obra, de promoción municipal pero de financiación autonómica, fue adjudicada por la Conselleria de Infraestructuras a Intersa Levante en 2011. Poco después, la compañía se declaró en concurso de acreedores y pactó continuar los trabajos tras constituir una unión temporal de empresas junto a Los Serranos. Sin embargo, Intersa no pudo superar el concurso y entró en fase de liquidación, de modo que el contrato pasó a quedar en manos de Los Serranos, quien asumió la ejecución hasta el pasado mes de julio. Desde entonces las obras se encuentran paralizadas, con su estructura prácticamente finalizada, tras el estallido de un último escollo de naturaleza técnica que acaba de ser resuelto.

Según precisaron fuentes municipales, se trata del conflicto declarado entre la dirección de obra y el arquitecto responsable del proyecto, después de que este tuviese que presentar un modificado para ajustar el inmueble a las nuevas exigencias normativas introducidas por la entrada en vigor del nuevo código técnico de la edificación. Según las mismas fuentes, el reajuste del proyecto se efectuó a coste cero: se retiraban unas determinadas partidas (sobre todo, relacionadas con los acabados interiores) para introducir los nuevos criterios técnicos estructurales, de modo que el presupuesto de ejecución no variase. No obstante, la empresa no aceptó esa modificación en un primer momento al considerar que los costes sí se encarecían.

El Ayuntamiento, como promotor de la obra, sopesó instar la resolución del contrato si las dos partes en conflicto no alcanzaban un acuerdo para desbloquear las obras antes del 31 de diciembre. Sobre todo porque las dependencias actuales del Centro 14, en el edificio contiguo, están colapsadas. Pero también para evitar el acceso indebido al inmueble en construcción, con el consiguiente riesgo de deterioro. Con todo, la resolución del contrato no llegará a ser necesaria. Las mismas fuentes confirmaron a Alicante Plaza que la empresa se habría allanado hace menos de dos semanas al proyecto modificado y que aceptaría su ejecución con los últimos requisitos incorporados por el arquitecto.  

Tras ese acuerdo, la obra pendiente podría quedar terminada en el plazo de siete meses, siempre que el departamento de supervisión de proyectos de la Conselleria de Vivienda le dé su beneplácito definitivo. La finalización del inmueble permitirá duplicar el espacio actual del Centro 14. De hecho, la intención de Juventud es trasladar al nuevo edificio gran parte de las actividades que ahora se organizan en la sede original "entre estrecheces", según fuentes municipales. 

El nuevo inmueble contará con cinco plantas, incluida el sótano, en las que se repartirá una sala que tendrá uso como auditorio-teatro sin escenario, otra dedicada a los jóvenes emprendedores de la UA, otra para información general y otra para los programas de inserción laboral o de información sobre salidas profesionales, entre otras. La sede actual, en el número 14 que da nombre al servicio, se usará como espacio para exposiciones temporales y como lugar de ensayo.           

Noticias relacionadas

next