X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 24 de noviembre y se habla de benidorm isla de benidorm ELCHE ARENALES DEL SOL CONSUM

varias promociones se levantan con este modelo

La fórmula de la cooperativa protagoniza el resurgir de los residenciales en Alicante

27/08/2017 - 

ALICANTE. El sector de la construcción está cambiando. Tras el estallido de la burbuja, que se llevó por delante a centenares de promotoras y constructoras de todos los tamaños (la mayoría pequeñas, pero también gigantes del sector como las valencianas Llanera o Nou Temple), la reactivación del ladrillo en Alicante ha provocado la aparición de un nuevo actor: las cooperativas de propietarios. Una fórmula que permite al promotor captar la financiación inicial para poner en marcha el proyecto, y depender menos de los bancos.

No en vano, como han destacado recientemente la asociación de promotores Provía y el Instituto de Estudios Económicos de Alicante (Ineca), excepto contadas excepciones, muchos constructores tiran de recursos propios para poner en marcha las nuevas promociones de vivienda. Una fórmula que pueden emplear los grandes (y algunos quedan, como TM, Alicante Urbana o Ecisa, que siguen construyendo), o algunas empresas de tamaño medio o pequeño en el caso de que vendan las viviendas sobre plano, antes de comenzar a construirlas. Un recurso que se emplea habitualmente en la construcción de vivienda turística, dado que el comprador extranjero de segunda residencia suele poder permitírselo. Pero no siempre es posible.

Así, las cooperativas de propietarios se están imponiendo como fórmula que protagoniza el resurgir del ladrillo en la capital alicantina junto con los grandes promotores. Como ha contado recientemente este diario, será una cooperativa de propietarios la que financie la construcción de un residencial de nueve alturas en la antigua Colonia Romana de Alicante, en la playa de la Albufereta. El residencial Miramar Albufereta está formado por 18 viviendas de distinto tamaño, y la cooperativa se formará con los compradores, cuya primera aportación al reservar el inmueble irá a engrosar el capital de la sociedad.

El plazo para reservar las viviendas se abrió el pasado 1 de julio, y si todo sale según lo previsto, las obras comenzarán el próximo mes de enero y las viviendas se entregarán a comienzos de 2020. Para financiar su construcción, los compradores, además de pasar a formar parte de la cooperativa y hacer una aportación de capital, tienen que cumplir un calendario de pagos durante los dos años de ejecución del proyecto, que se deducen del precio final de la vivienda. Los impulsores, la consultora Cuatro de Julio S.L. y la promotora Clip 2008 Familiar S.L., han puesto en marcha el proyecto Homeplan, que tiene previsto acometer nuevas promociones en la ciudad.

La misma fórmula ha permitido reactivar el ladrillo en el PAU-5, en la playa de San Juan, con un ambicioso proyecto: el Residencial Viride, impulsado por una cooperativa de particulares que ha comprado suelo a un fondo de inversión para construir 240 viviendas de dos, tres y cuatro dormitorios dotadas de todo tipo de servicios y comodidades en segunda línea de playa. La agrupación de particulares acaba de obtener permiso de Urbanismo para iniciar las obras, con un presupuesto de ejecución de casi 15 millones de euros. Sus 235 asociados habrían confiado el impulso de la promoción a Fraorgi para levantar cuatro torres de 10 alturas en un emplazamiento privilegiado. La parcela, de 15.000 metros cuadrados, se ubica en la calle Periodista Tirso Marín, justo frente al parque urbano del PAU-5.

Junto a estos dos proyectos, destaca la presencia como actor del sector en la ciudad de la firma Padi Gestión, dedicada a la dirección y gestión de proyectos residenciales, y que al igual que Fraorgi se ha especializado en trabajar con cooperativas de propietarios (cuya constitución promueve para poner en marcha sus proyectos). Con esta fórmula entregó ya en 2014 el residencial Torre de San Juan I, con 40 viviendas, y tiene en construcción y en fase de comercialización los Torre de San Juan II y Torre de San Juan III, mucho más ambiciosos en tamaño. Todos en la zona de la avenida de las Naciones de la playa de San Juan.

El PAU-5 no es la única zona donde Padi tiene en marcha proyectos residenciales. También han comenzado las obras (el pasado diciembre) del residencial Nou Corfu, en la zona del PAU-2 frente al colegio de los Maristas, con 169 viviendas, piscina y pádel, financiado también por la cooperativa de propietarios. Y tiene en proyecto el residencial Gran Vía de Alicante, en la misma zona, con 124 viviendas.

Noticias relacionadas

next