X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el núcleo duro de la cúpula socialista

La cuota del sur del PSPV: las dos Sernas y la 'irrupción' de Blanca Marín

29/07/2017 - 

ALICANTE. El reparto de poder en el núcleo duro socialista y el peso de Alicante ya tiene nombres y apellidos: Ximo Puig ha situado a la ilicitana Toñi Serna al frente de la secretaría de Acción Electoral; a la alcoyana Blanca Marín al frente de la Crecimiento Económico, y a la alicantina de Juan Serna en el cargo simbólico de la presidencia del PSPV.

Cada nombramiento, al parecer, tiene su justificación y razonamiento. El de Toñi Serna no ofrece dudas: desde su inicial pajinismo, Serña ha sido leal a Puig como secretaria de Organización del PSPV de la provincia de Alicante -junto a Herick Campos- y a la turbulente salida de su secretario general, David Cerdán, que abocó al partido a una gestora. Además, el cargo de Serna es un premio al trabajo realizado en las dos campañas de las primarias, tanto en las federales como las autonómicas: ayudó a montar plataformas y grupos de apoyo para Susana Díaz y para Ximo. Serna no sólo ha demostrado que controla la organización en las comarcas de Alicante sino que también se le puede delegar el trabajo en las organizaciones de Valencia y de Castellón.

La gran sorpresa ha sido la elección de Blanca Marín al frente de la secretaría de Crecimiento Económico y Ocupación. Marín siempre ha sido una dirigente en segunda fila: concejala socialista entre 1987 y 1991, estuvo al frente del antiguo IVVSA en la Conselleria de Infraestructuras y hace unos meses, pasó a la Conselleria de Economía que dirige Rafael Climent, de Compromís. Puig ha valorado su experiencia en el partido y el papel de contrapeso que Marín ejerce en un departamento en el que la convivencia entre socialistas y nacionalistas es más complicada con continuas disputas y debate sobre las competencias.      

Y por último, está el nombramiento de Juana Serna. En un principio, debería representar el peso de la ciudad de Alicante y la comarca de L'Alacantí, donde Puig logró sus mejores resultados en las primarias. Sin embargo, según ha podido saber Alicante Plaza, el nombre es una sugerencia de Ciprià Císcar, que la agrupación de Alicante , controlada por Ángel Franco, ha validado. En un principio, se barajó nombre de la ex ministra Carmen Alborch, pero al parecer declinó el ofrecimiento de Puig, por lo que el secretario optó por Juana Serna, una militante veterana que ya presidió una gestora y ha sido diputada nacional.

Puig diseña una ejecutiva a su medida

La nueva cúpula del PSPV -conocida en la formación socialista como Secretariado- diseñada por el reelegido secretario general, Ximo Puig, no sorprendió en demasía este viernes a buena parte de cargos y delegados del partido. Una mezcla de alcaldes, diputados y altos cargos en su mayoría de estrecha confianza y con ciertas concesiones a sus aliados en los últimos procesos de primarias.

Así, atendiendo a los nueve nombres hechos públicos este viernes, se observa un grueso de dirigentes próximos al presidente de la Generalitat, quien a tenor de lo elegido se aprecia que poca influencia externa al margen de la que haya implementado el vicesecretario de Organización saliente, Alfred Boix; su mano derecha en el PSPV en los últimos cinco años.

Mención aparte, sin duda, merece el puesto de número dos -vicesecretario general- entregado al portavoz en Les Corts, Manolo Mata. Un nombramiento que pone de manifiesto la excelente relación de Puig con el síndic, que llegó a respaldar públicamente a Pedro Sánchez ante su inminente caída y en las posteriores primarias frente a la propia opinión del presidente dela Generalitat, que respaldaba a Susana Díaz. De esta manera, y pese a los jóvenes alcaldes aspirantes o a otros referentes como la consellera de Sanidad, Carmen Montón, que también miraba ese cargo, Puig ha decidido dar un espaldarazo público a Mata y evidenciar que tiene plena confianza en su criterio político y orgánico.

Una de las incógnitas por resolver era la del relevo de Boix en Organización. Finalmente, Puig ha decidido darle la alternativa al líder de Joves Socialistes y diputado autonómico, José Muñoz. Un dirigente que ha demostrado lealtad en los diferentes procesos al presidente, acompañado de números consistentes en la organización juvenil sin ir más lejos en las primarias frente a Rafa García. Al mismo tiempo, Muñoz también atravesó una difícil prueba al ser elegido como miembro de la gestora del PSOE tras la caída de Sánchez. De esta manera, Puig combina savia nueva con ya cierta experiencia y contenta al saliente Boix con una persona considerada de confianza para el área. Un área que, en esta ocasión, tendrá la otra cara, Acción Electoral -antes dependiente de Organización y ahora al mismo nivel-, en la diputada alicantina Toñi Serna, situada históricamente en la órbita de Leire Pajín.

También son premiados con la responsabilidad de formar parte del núcleo duro de la dirección,tal y como estaba previsto, dos de los alcaldes jóvenes de referencia; el presidente de la Diputación de Valencia y alcalde de Ontinyent, Jorge Rodríguez, que será portavoz; y el alcalde de Mislata, Carlos Fernández Bielsa, responsable de Acción Territorial. De esta manera, Puig compensa a sus aliados en los últimos procesos -aunque con ambos ha habido tensiones en el pasado-pero les otorga un cargo al mismo nivel y, con el tiempo se verá,quien aglutina un mayor protagonismo; aunque en ciertos sectores del 'ximismo' se considera que Bielsa ha salido mejor parado en el proceso global, sobre todo con una figura como la de Mata que puede taponar en cierta medida la portavocía que toma Rodríguez.

A partir de esto, el resto de nombres son en buena parte claramente 'ximistas'. Estará también en el Secretariado, concretamente en el área de Justicia Social, la diputada Concha Andrés, que entró en la dirección en la remodelación de 2015 y a la que el propio Puig alabó durante el debate frente a Rafa García. Además, el líder también da confianza a dos altos cargos del Consell: por un lado, el actual secretario general provincial de Castellón -no podrá repetir en el cargo- y secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, se encargará de una nueva área: 'La gestión del mañana'. Por último, otras dirigente que estará en el Secretariado es la diputada Rosa Peris, cercana al histórico Ciprià Ciscar pero implicada en los procesos de primarias con ellíder del PSPV y que repetirá en Igualdad.

Noticias relacionadas

next