X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

lo indicó el conseller rafael climent en una jornada con elche piensa

La Conselleria espera cerrar este mismo año el decreto ley para asumir la deuda de IFA

12/10/2017 - 

ELCHE. La plataforma cívica Elche Piensa sigue en marcha con sus propuestas de mejora de la ciudad, organizando ponencias, charlas y tertulias. La última, la celebrada en el hotel Milenio con el conseller de Economía, Trabajo, Sectores Productivos y Sostenibilidad Rafael Climent. El objetivo de la jornada, hablar sobre Elche y su futuro en materia de economía, empleo y otros asuntos que preocupan a ciertos sectores de la sociedad ilicitana, pues piensan que la ciudad no está lo suficientemente representada en la Comunitat Valenciana y está fuera de los planes. Con el objetivo de que el Conseller fuera ‘interrogado’ por estos temas ante los asistentes, tocó algunos temas de sensible actualidad como la dinamización de la economía, Elche Parque Empresarial, IFA o el Corredor Mediterráneo.

Precisamente uno de los temas económicos que más han dado que hablar en los últimos tiempos es la situación de la Institución Ferial Alicantina (IFA) y su rescate, de la cual explica que la deuda viene de años anteriores y que el trabajo de los actuales gestores “es excelente, se están mucha ferias, se está pagando a proveedores e incluso hay tesorería”. En cualquier caso, están trabajando vía decreto ley que la Generalitat asuma la deuda. “Ahí estamos debatiendo con la Conselleria de Hacienda y con el IVF (Instituto Valenciano de Finanzas) y nos quedan unos flecos para cerrar el decreto”. Cree que si las dos Consellerias competentes se ponen de acuerdo, se podría cerrar ese decreto este mismo año. Una vez aprobado por el Consell y paso por las Cortes, indica que el Consell espera que IFA cumpla ese papel de ser un dinamizador clave en la zona. Además se plantea invertir en ella un millón al año.

En cuanto a inversiones y medidas que se van a realizar en la ciudad, señala que se está invirtiendo prácticamente en todos los ámbitos. Pone como ejemplo las inversiones por valor de más de ocho millones en materia de talleres de formación y ocupación, con Avalem Joves y Plus, “que pueden ayudar a paliar el tema de ocupación”. Asimismo, Elche entrará en las ayudas a polígonos industriales para los años 2018 y 2019, aunque se está trabajando la cantidad con Hacienda. Pretenden conseguir para el Baix Vinalopó al menos 6 millones de euros. En ayudas sectoriales, se hará una inversión de 1,4 millones para el sector del calzado en 2017 y otra de dos millones para 2018. Sobre las empresas, dependen de ellas las ayudas que pidan, aunque Conselleria está apoyando en materia de internacionalización e innovación. En este sentido, en el sector del comercio ya se han invertido dos millones entre 2016 y 2017 en la ciudad.

Sobre la ampliación de Elche Parque Empresarial y la previsible llegada de TEMPE, Climent asevera que están agilizando trámites para que llegue cuando antes, y destaca el papel que jugó la empresa pública PIMESA, moviendo ficha rápidamente con los informes sobre el terreno. “La gestión va muy bien”, asegura el conseller. Sobre esa ampliación y la recuperación de proyectos como la Zona Franca de Diputación, indica que es competencia de Obras Públicas, pero que en cualquier caso, se dará soporte a cualquier medida para nuevo suelo industrial. También señala que para proyectos como Parque Empresarial y otros de similar índole, “el primer impulso ha de ser local”. Por lo tanto, de la Zona Franca, explicaba que “se han de poner de acuerdo Alicante y Elche para ver qué ha de ser, en qué zona debe estar y cómo se van a crear esas sinergias”.

La necesidad de mayores inversiones en Elche

Por otra parte, en lo referente a esa sensación de olvido de Elche en la política autonómica (sin hablar ya de la estatal), Clliment entiende que se achaque, como otras regiones, cierto centralismo a Valencia y que la situación “es grave con un 18% de paro y un 25% de personas que no llegan a final de mes”, pero indica que poco se puede hacer en una legislatura de dos años y que por eso intentan “equidistribuir”. En ese sentido, esgrime que “la inercia anterior es complicada, nos dedicamos a gestionar pufos, tenemos una deuda de 45.000 millones de euros”, lo que significa lastre de cara a inversiones.

Con temas como el del Corredor Mediterráneo, apunta que lo que hay que hacer es reivindicar inversiones en la Unión Europea y que esperan que esta infraestructura esté cuanto antes sí o sí por su vital importancia. Si fue un error no conectar el trazado con Elche Parque Empresarial, señala que hay que ver el trazado para que haya nuevos módulos en el futuro, ya que esto supone para las empresas menor coste y mayor eficiencia. Algo que se espera redunde en más empleo.

Por último, y con respecto al sector del calzado, apunta que a pesar de la crisis ha habido un repunte de la innovación y la internacionalización del mismo. Sobre la economía sumergida, reconoce que es una cuestión pendiente y que es competencia de Inspección del Estado, pero hace hincapié en que se está haciendo trabajo para que afloren empresas, algo que se consigue progresivamente, señala, “y no sólo en el sector del calzado, también en otros como el turístico”. En cualquier caso, sentencia apuntando que “hay que concienciar a la gente de la necesidad de pagar impuestos legalmente, porque nos irá mejor a todos”.

Noticias relacionadas

next