X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

denuncia de ecologistas en acción por la planta de residuos

La ampliación sin concurso de la planta de Elche fue avalada por el Consell Jurídic Consultiu 

18/07/2018 - 

ELCHE. Como ha recogido Alicante Plaza, Ecologistas en Acción está preparando una denuncia para presentar ante la Comisión Europea por la reforma de la planta de residuos de Els Cremats de Elche, que recibe basura de una parte importante de la provincia, siendo Elche la que más aporta del Consorcio. Su queja es que la ampliación del parque se hizo sin concurso público, algo de lo que se defiende el Ayuntamiento aseverando que esta se hizo con el aval del Consell Jurídic Consultiu, órgano preceptivo para este tipo de actuaciones, aunque no vinculante. 

El Ayuntamiento defiende que todo fue acorde a la ley

El colectivo ecologista defiende que se vulneraron dos normativas europeas de contratación pública que estaban en vigor por aplicación directa cuando el consorcio aprobó las obras de ampliación, ya que al tener un valor de 19 millones habría que sacarlo a licitación. Sin embargo, esta no tuvo lugar y de la intervención se encargó la UTE Urbahormar (Urbaser y CHM), la misma compañía que gestiona la planta, debido a que era más cómodo que licitar la obra a una empresa ajena a la planta. Ante este pretexto que los ecologistas rechazan, desde el Consistorio se defienden: la decisión fue avalada por el Consell Jurídic Consultiu de la Generalitat Valenciana.

Por su parte, el propio acalde, Carlos González, explica que la Ley de Contratos del Sector Público, anterior a la nueva, y por lo tanto en vigor en 2017, establece que las modificaiones de los contratos tienen que estar sometidas al análisis y al dictamen de este órgano. Dicha modificación fue sometida al criterio al pleno del mismo el 13 de septiembre de 2017 y se emitió un dictamen positivo, explicando que se ajustaba a la ley y a los cambios introducidos. “Opiniones cuantas se desee, pero hay una realidad jurídica que dice que se ha actuado correctamente”, zanja taxativamente.

Objetivo, cumplir el PIR; la normativa europea ya se verá más adelante

Asimismo, Ecologistas en Acción vertía otra crítica, y es que con la ampliación de Els Cremats, permitirá que el Consorcio de Residuos del Baix Vinalopó recuperará un 22% de los residuos, cumpliendo con el Plan Integral de Residuos (PIR) de la Generalitat. Sin embargo, en 2020 la normativa europea exigirá que ese porcentaje ascienda al 50%, por lo que esta intervención en la planta quedará pronto desfasada. Algo en lo que el Consistorio aclara que su obligación actual es la de cumplir el PIR, escudándose en que este cambio europeo aún no ha entrado en vigor.

A ese respecto, el alcalde añade que “si se producen modificaciones en el continente, habrá que cumplirla, pero en este momento no está en vigor ninguna directiva europea que vincule a la legislación española y que nos obligue a actuar como se está planteando, cada cosa en su momento”. Por su parte, la edil de Relaciones Institucionales, Mireia Mollà, dice que está de acuerdo con los colectivos, pero achaca la situación a la nefasta gestión de los residuos que se ha hecho durante décadas, y por eso ahora se están encontrando estos problemas. Encomienda, a su vez, a que cada vecino y vecina, individualmente, recicle correctamente para que se pueda llegar más fácil a los objetivos.

Colectivos denuncian bajo reciclaje y piden una contrata más ambiciosa

Precisamente sobre esto, la plataforma Residuo Cero Elx, también había incidido en el bajo porcentaje de reciclaje de la planta ilicitana, con cifras de las más inferiores a nivel autonómico. En su manifiesto sobre la gestión de la basura habla por una parte de este apartado, referente a la planta de Els Cremats, pero también al pliego de condiciones de la nueva contrata, que se aprobará el viernes para dar de tiempo hasta septiembre para recoger propuestas y modificaciones. De los diez puntos para el pliego, de momento la futura contrata estima tres: la gestión comunitaria del compostaje, la recogida selectiva de residuos industriales y la mejora de la red de ecoparques con más y mayor calificación. Por el momento, aunque desde el tripartito defienden que será un pliego rupturista con el anterior por su planteamiento sostenible, desde la plataforma observan con escepticismo todos estos movimientos. No son los únicos en cualquier caso que están atentos a la contrata, también muchos consistorios y empresas, ya que el pliego ilicitano será uno de los primeros de su tamaño que salga con la nueva ley de contratación pública.


Noticias relacionadas

next