X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

petición de la comisión del agua en el marco del decreto de sequía

Interconectar las desaladoras sumaría 200 Hm al trasvase, pero a un precio ocho veces mayor

2/10/2018 - 

ALICANTE. La Comisión Provincial del Agua se reúne este martes con una petición concreta para el Ministerio de Transición Ecológica: interconectar las desaladoras de Murcia y Torrevieja y, al mismo tiempo, unir también los embalses de Algeciras, La Pedrera y Crevillente. Una medida que el órgano alicantino (en el que están representados todos los partidos políticos de la Diputación, ayuntamientos de distinto signo, organizaciones sociales e instituciones y comunidades de regantes) quiere impulsar en el marco del Decreto de Sequía del Segura, recientemente prorrogado por el Consejo de Ministros.

El director del Instituto del Agua de la UA, Joaquín Melgarejo, ha sido el encargado de preparar una propuesta que, según destacan sus impulsores, permitiría disponer de hasta 200 hectómetros cúbicos más para los regadíos de la cuenca (tanto los que dependen del trasvase del Tajo como el resto). Pero, eso sí, a un precio muy superior. Según el cuadro comparativo que acompaña la propuesta, a la que ha tenido acceso Alicante Plaza, el precio de este agua alcanzaría hasta los 89 céntimos por metro cúbico en el embalse de Algeciras (76 en el de la Pedrera), lo que supone hasta ocho veces más que el precio del trasvase (11 céntimos el metro cúbico a pie de canal).

El de los costes sería así el principal problema de una solución técnica que, en cualquier caso, la Comisión del Agua tiene previsto lanzar este martes. No para sustituir al trasvase Tajo-Segura, que se considera irrenunciable (entre otras cuestiones, precisamente por el precio), sino para aportar otras fuentes complementarias de caudal a una cuenca que tiene un déficit estructural de 400 hectómetros anuales. El Ministerio tiene en estudio la posible interconexión de las desaladoras, y el Sindicato Central de Regantes del Tajo-Segura (Scrats) cuenta con un estudio para conectar La Pedrera y Algeciras. La clave de la propuesta de la Comisión, que se debatirá este martes, es sumar a esas conexiones también el embalse de Crevillente, tal como adelantó este diario el domingo.

Miembros de la Comisión Provincial del Agua, en su última reunión

Así, la propuesta que votarán los miembros de este órgano provincial se concreta en "la necesidad de que la producción de agua desalada de Torrevieja, incluida su futura ampliación hasta 120 hm3, conecte con el embalse de La Pedrera (esta conexión ya lleva varios años funcionando y los regantes son los principales clientes, al amparo de los decretos de sequía), que domina los riegos de la margen derecha del Segura en Alicante y del Campo de Cartagena (incluido el Pilar de La Horadada), y a su vez desde La Pedrera conecte con el embalse de Crevillente (que quedó fuera del estudio del Scrats), para de este modo atender los riegos de la margen izquierda, el área dominada por la Comunidad General de Riegos de Levante Margen Izquierda y otras", según explica Melgarejo.

Pérdidas acumuladas de 320 millones en cuatro años

El decreto de sequía prorrogado por el Gobierno la pasada semana no solo habilita al Ejecutivo para realizar inversiones extraordinarias como las que pedirá la Comisión (desde que se aprobó en 2015, se han invertido más de 100 millones de euros en el Segura para movilizar 360 hectómetros cúbicos), sino también a movilizar recursos adicionales, subvencionar el agua desalada (fundamental para que los agricultores puedan seguir utilizando este caudal), contemplar exenciones en las tarifas C y D del trasvase, anticipos de ayudas de la PAC y aprobar exenciones fiscales para los afectados.

Unas medidas que contribuirían a paliar las pérdidas ocasionadas por la situación de sequía de los últimos años. El documento de Melgarejo también señala en este sentido que desde la declaración de sequía en mayo de 2015, el trasvase medio de 205 hectómetros anuales (en lugar de los 400 esperados) ha reducido la superficie media en 12.200 hectáreas y el agua aplicada en 185 hectómetros cúbicos. De esta forma, se han producido unas pérdidas acumuladas del valor de la producción de 320 millones de euros en cuatro años (entre 2015 y 2018). Según explica el experto, esta producción se ha concentrado en otras zonas con mejor acceso a los recursos, como el Campo de Cartagena.

Noticias relacionadas

next