X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

267,6 millones de déficit inversor acumulado en la provincia

Ineca desmonta el discurso 'alicantinista' de Puig: una década de agravios inversores

17/12/2016 - 

ALICANTE. El Instituto de Estudios Económicos de la provincia de Alicante (Ineca) desmonta el discurso 'alicantinista' que en los últimos tiempos viene sosteniendo el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, para aplacar las críticas que desde la atalaya de la Diputación se vierten contra el Gobierno autonómico. La misma semana en que Puig ha visitado dos veces la provincia para participar en actos empresariales (en Elche Parque Empresarial y la EUIPO), el último informe de Ineca sobre los presupuestos de la Generalitat desvela que se consolida el agravio inversor del Ejecutivo autonómico en Alicante.

Según el análisis de Ineca, que ha utilizado los criterios de población y aportación al PIB (los mismos que esgrime el Consell en su reivindicación de un nuevo modelo de financiación), la Generalitat invertirá el año que viene en Alicante 28,8 euros por habitante, mientras que la media en la Comunitat es de 33,7 euros. Es decir, la provincia recibirá 9 millones de euros menos de los que le corresponden según estos criterios. Así, el déficit inversor acumulado desde 2008 (año en que nació Ineca y comenzó a realizar estos estudios) es de 267,6 millones de euros.

Los datos que maneja Ineca se refieren a las inversiones territorializadas, es decir, aquellas cuyo destino físico se indica en las cuentas que esta próxima semana se debaten en Les Corts Valencianes. Según el informe, el Consell solo ha territorializado 167,9 millones de euros del total de inversiones (el 34,2%), mientras que en el resto de partidas inversoras no se especifica el destino. Una circunstancia que podría agravar el déficit inversor si el destino final de esos 323,5 millones de euros sin especificar (65,8%) es la provincia de Valencia o la de Castellón.

Si el análisis se realiza por aportación al PIB autonómico de la provincia, se perpetúa la tendencia de agravio. Solo con una excepción, en 2016 la provincia recibió 600.000 euros más de los que le corresponderían por PIB. Este año vuelve a estar en números rojos: -1,9 millones. No obstante, sí es cierto que la diferencia negativa entre lo que recibe Alicante y lo que le correspondería en función de su peso se ha recortado en estos diez años: en 2008 el saldo negativo era de -58,9 millones (por población) y -35,8 millones (por PIB); este año, esas variables son de -9 y -1,9 millones, respectivamente.

El presidente de Ineca, Perfecto Palacio, considera que "la provincia de Alicante no puede recibir menos que otros territorios en partidas territorializadas, sino una financiación acorde con su población, del mismo modo que el Consell exige al Gobierno de la Nación que se tenga en cuenta su peso poblacional en la distribución de los Presupuestos Generales del Estado (PGE)". "La Comunitat Valenciana es una región históricamente infrafinanciada, y desde Ineca apoyaremos todas las iniciativas tendentes a corregir esa deuda acumulada", ha destacado Palacio, pero "por la misma razón, trasladamos esa exigencia a la Generalitat para que la provincia de Alicante no sufra esa discriminación con respecto al conjunto de la Comunitat, ya que sucesivamente nuestro déficit acumulado se va acrecentando".

Al mismo tiempo, Palacio advierte de que "desde 2008 la renta disponible media de los alicantinos se ha reducido en 2.000 euros, y Alicante es la provincia con menor renta per cápita de las tres", una situación que se ha agravado porque "con la crisis, la provincia se ha descolgado de las inversiones de todas las administraciones en general, salvo por la llegada del AVE". Es decir, "se ha ampliado la brecha social, con el plus negativo de la falta de inversiones". En este sentido, el presidente de Ineca ha subrayado que "entendemos que hay recortes, no pedimos lo que no puede ser, pero dentro de esos recortes, queremos que el reparto sea lo más objetivo y lo menos discrecional posible".

Poca transparencia

La escasa territorialización de las inversiones también ha sido objeto de análisis por parte de Ineca. Palacio ha destacado que "a pesar del cambio en el Consell, se consolida la tendencia de reducir las inversiones territorializadas, lo que entendemos que es una deficiente praxis, pues un adecuado ejercicio de la política presupuestaria aconseja definir con transparencia y claridad, sin ambigüedades, a qué se va a dedicar cada euro". Por ello, "en Ineca echamos de menos un mayor esfuerzo en la definición y concreción en el Proyecto de Presupuestos", ya que "quedan por concretar 323,5 millones de euros que no sabemos en qué ni dónde se van a invertir, algo poco compatible con los principios a los que hacíamos antes referencia". Además, "se da la circunstancia que esta partida sin territorializar en términos absolutos es la más alta desde los últimos diez años".

La falta de concreción del destino de las inversiones, con todo, varía en función de la Conselleria que se analice. Así, por ejemplo, el departamento de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio que dirige María José Salvador es, a jucio de Ineca, un ejemplo de buena praxis. Territorializa el 87% de su partida inversora (99,8 millones), aunque en el reparto prima a Castellón frente a Alicante.

En el extremo opuesto se sitúan Sanidad y Educación, que se llevan el 70% del presupuesto y, sin embargo, solo territorializan el 38% (28,3 millones de euros), en el primer caso, y el 5% (7,3 millones) en el segundo. Ineca también llama la atención sobre el hecho de que la Conselleria de Economía Sostenible, al mando del alicantino Rafa Climent, solo territorializa 200.000 euros del medio millón que tiene para invertir, y que esa cantidad se destina íntegra a la provincia de Valencia.

Coepa y Hosbec también piden más inversión

Por su parte, el presidente de la Confederación Alicantina de Empresarios (Coepa), Francisco Gómez, se ha sumado este viernes a las reclamaciones de la patronal hotelera Hosbec y ha pedido a las administraciones autonómicas y estatales una mayor inversión en la provincia de Alicante. En un comunicado, Gómez ha abogado por "reequilibrar la balanza hacia el lado que hoy recibe menos y que ha sido el motor del sector turístico en la Comunitat Valenciana: Benidorm y toda la Costa Blanca".

Según el presidente de Coepa, un sector como el turístico "necesita más apoyo, no solo institucional, que lo tiene, sino también en forma de inversiones", porque "si en este momento donde la coyuntura internacional nos es favorable no aprovechamos para hacer las mejoras necesarias, puede que lo paguemos en un futuro próximo". Gómez ha propuesto completar el mapa de infraestructuras y servicios para conectar las grandes vías de comunicación, como el AVE y el aeropuerto de Alicante-Elche, con los destinos turísticos de la provincia alicantina, tanto al norte como al sur.

Además, de completar servicios esenciales, como el hospital de la comarca de la Marina Baixa, que tiene que hacer frente a un número de pacientes potenciales en cada campaña turística para "lo que no está preparado", según el máximo responsable de Coepa.

Noticias relacionadas

next